Aprende a cocinar cenas fáciles y sanas

Escrito en Alimentación y recetas el por .

cenas fáciles y sanas

¿Qué es una cena sana?

Llevar una alimentación equilibrada es, dentro de las acciones que están en nuestra mano y podemos controlar, lo mejor que podemos hacer para: aumentar nuestro bienestar físico y mental, sentirnos bien con nosotros mismos, potenciar nuestra capacidad física y psíquica, frenar los síntomas del envejecimiento, mantener un buen estado de salud y disminuir las posibilidad de contraer diversas enfermedades.

Comer sano es encontrar el equilibrio entre la ingesta de todos los nutrientes y otros elementos necesarios para que nuestro organismo pueda funcionar, nuestras necesidades personales en función de nuestra actividad, edad, constitución física y otras características y nuestros gustos individuales.

 

 

5 características de una cena sana

Dicho esto, estas son algunas de las características que debería tener una dieta sana. Se trata simplemente de unos ítems generales y perfectamente adaptables a nuestros gustos y necesidades individuales:

  1. La cena debes ser ligera y complementaria del resto de alimentos que hemos tomado durante el día. Es decir, que si nos falta una categoría de alimentos que debería ser básicos en nuestro menú diario, el momento de tomarlos es por la noche.
  2. Deber ser liviana para asegurarnos una buena digestión y un óptimo descanso. Además, lo normal es que después de la cena no hagamos un gran gasto de energía, por lo que si le añadimos demasiadas calorías, el organismo tenderá a acumularlas en forma de grasa sobrante. Si, además, tenemos la costumbre de comer al menos 2 horas antes de irnos a la cama minimizaremos los riesgos de que la cena nos siente mal.
  3. A nivel de cocción, debe predominar el vapor o la plancha, tratando de evitar la fritura, puesto que es una causa principal de sobrepeso y puede sentarnos mal.
  4. Por último, la cena debe ser sabrosa y bien presentada, puesto que lo sano no está reñido, ni mucho menos, con lo apetitoso.
  5. A nivel de valores nutritivos, la cena ideal debería estar compuesta, en su mayor parte, de vegetales cocidos o crudos y una parte más pequeña de proteínas e hidratos.

 

Lo que debemos evitar

En la otra cara de la moneda de lo anteriormente reseñado, estas son algunos elementos que deberíamos evitar en nuestras cenas habituales.

  • Un exceso de carbohidratos y azúcares.
  • Las frutas dulces o cítricos hay que tomarlos con moderación.
  • Evitar los estimulantes como el café y también los picantes.

cenas fáciles y sanas

Algunas ideas para cenar

Como hemos dicho, en la cena, como en el resto de comidas, debemos tener en cuenta nuestras necesidades personales y también nuestras costumbres alimenticias.

Estas son algunas ideas de cenas fáciles y sanas:

  • Una ensalada muy completa con queso, atún, tómate y pechuga de pollo entre otros ingredientes.
  • Verdura salteada con un huevo estrellado.
  • Crema de verduras.
  • Calabacines rellenos de carne de ternera.
  • Pastel de pescado.
  • Sopa de fideos y verduras.

Acabaremos el artículo con una ultima recomendación: sobre todo en los niños es muy importante cuidar la presentación de las comidas, en especial en aquellos (que suelen ser la mayoría) que no les gusta demasiado las frutas o verduras. Un truco que casi nunca falla es cortar las frutas formando caritas u otras formas divertidas o rellenar las verduras con ingredientes que les encantan, como por ejemplo el pollo.

 

Post relacionados:

 

CTA - Cenas Sanas 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *