Archivo de la categoría: Responsabilidad social corporativa

5 ideas de responsabilidad laboral originales y efectivas

Escrito en Responsabilidad social corporativa el por .

La responsabilidad social corporativa (RSC) o responsabilidad laboral consiste en algún tipo de contribución por parte de las empresas en acciones de mejora de carácter social, económico o de protección del medio ambiente.

La RSC básicamente consiste en asumir un compromiso socialinvertir una parte de las ganancias empresariales en acciones benéficas o solidarias, que aporten algo positivo a las personas o la naturaleza.

Las acciones de responsabilidad son muy diversas: pueden ser campañas benéficas de lucha contra el hambre o para recaudar fondos para la investigación de una determinada enfermedad. También tienen cabida acciones proteccionistas de la fauna o el medio ambiente o medidas para combatir el desempleo o mejorar la alfabetización y el acceso a la cultura.

5 ideas originales de RSC

Como ocurre con todo, las acciones de responsabilidad laboral con un toque de original son mejor valoradas, dejan un huella más profunda en la memoria y es más fácil que llamen la atención de los medios de comunicación.

Estas son algunas ideas de acciones solidarias con un toque de originalidad que pueden llegar ser muy eficaces:

  1. Acciones culturales que promocionen el acceso a la cultura de las grupos sociales desfavorecidos o con problemas de movilidad o algún impedimento físico o psíquico: regalar entradas, poner autobuses para facilitar el desplazamiento o subtitular obras de teatro u otros espectáculos.
  2. Luchar contra el desempleo con acciones que pongan en contacto a las personas que buscan trabajo con las que tienen necesidades específicas: ancianos que buscan cuidados o simplemente compañía, propietarios de fincas que precisan de alguien que se ocupe del mantenimiento, dueños de negocios que no pueden atenderlos, etc.
  3. Rehabilitar barrios degradados con dos objetivos: promocionar el empleo y facilitar vivienda a bajo precio de compra o alquiler.
  4. Facilitar unos días de vacaciones a niños en situaciones complicadas, por lo que no se las pueden permitir. Se puede poner en marcha un programa donde los trabajadores que lo deseen puedan acoger a algún niño necesitado en su casa durante unos días.
  5. Ejecutar campañas de concienciación y promoción de acciones sencillas y efectivas a favor del medio ambiente: ahorro de energía en el trabajo y el hogar, hábitos de conducción más eficientes, concursos que premien al empleado más ecológico, etc.

que es responsabilidad laboral

Los beneficios de la responsabilidad social corporativa

El gasto de una empresa en acciones de este tipo es en realidad una inversión en marketing tanto externo como interno. A nivel interno, los trabajadores se sienten más satisfechos, orgullosos de su empresa e identificados con sus valores, lo que significa que van a trabajar más y mejor y, por lo tanto, se gana en productividad.

Por otro lado, los clientes reales y potenciales de la empresa y la sociedad en general agradece este tipo de gestos. Son muy eficaces para transformar la imagen de organizaciones que únicamente se mueven por un interés económico por una mucho más amable y solidaria. Esto significa que, aunque sea de manera inconsciente, las personas se mostrarán mas abiertas a las ofertas comerciales de la empresa, lo que se traduce en una aumento de ventas y beneficios.

 

Post relacionados:

El concepto de responsabilidad social empresarial y beneficios asociados

Escrito en Responsabilidad social corporativa el por .

Cada vez son más las empresas que incluyen en sus estrategias globales la responsabilidad social corporativa (RSC) o responsabilidad social empresarial (RSC), incorporando acciones, objetivos y planes de gestión de carácter social o de cuidado del medio ambiente que den respuesta  a las preocupaciones de sus grupos de interés (stakeholders en inglés) y de la sociedad en general.

Ámbitos y acciones de responsabilidad social

La RSC trata de incidir positivamente en aspectos muy amplios como: las injusticias sociales, las desigualdades económicas, la protección del medio ambiente y la potenciación del desarrollo sostenible.

Las posibilidades son muchas e incluyen compromisos en diversos aspectos como la cohesión social, la lucha contra la marginación o la violencia de género y el respeto a la naturaleza y al medio ambiente. Esto implica unas líneas de actuación en el ámbito empresarial y de los negocios guiadas por valores como la ética y la transparencia.

Crear una fundación de ayuda a las mujeres o niños maltratados, ayudar a los colectivos en riesgo de exclusión social, realizar acciones de inclusión escolar de alumnos con alguna discapacidad física o psíquica, recuperar un barrio degradado o comprometerse activamente con el medio ambiente. Estos son sólo algunos ejemplos de acciones concretas RSC, pero podríamos citar muchísimos más y aún quedaría un amplio margen para la innovación y los proyectos originales.

La necesidad de definir una estrategia de RSC

Para que sean útiles y sirvan efectivamente para llevar a cabo un bien para los individuos que lo necesitan y la sociedad en general y, al mismo tiempo, resultar beneficiosos para la empresa, la RSC debe responder a una estrategia coherente y bien planificada.

No hay estrategia sin objetivos, por lo tanto en cualquier programa de RSC se debe tener muy claro qué se quiere conseguir y con qué propósito. También es muy importante enfocar las acciones en las preocupaciones de los clientes o grupos de interés que estén más ligados a la empresa. Para ello es fundamental un trabajo de investigación previo y si se detecta que un porcentaje considerable de nuestros clientes muestra inquietudes, por poner un ejemplo, en relación al medio ambiente, ya tendríamos una buena pista sobre el tipo de acciones a ejecutar.

Los siguientes pasos serán establecer un programa de proyectos concretos, con fechas de ejecución, recursos necesarios, personas responsables, etc. y, por último, comunicar  eficazmente todas las acciones ejecutadas, tanto a los propios trabajadores como a los clientes reales y potenciales y la sociedad en general.

Beneficios de la RSC

Son muchos los beneficios para las empresas de la puesta en marcha programas de RSC, los cuales influyen positivamente en conceptos tan diversos como la productividad, el ambiente laboral o la imagen de la empresa:

  • Aumento de la satisfacción de los empleados y sobre todo de su identificación con la empresa.
  • Mejora de la implicación y motivación de los trabajadores y de la calidad de su trabajo.
  • Se favorece el trabajo en equipo y el buen clima laboral.
  • Ayuda a retener los mejores talentos y conseguir mejores índices de productividad y rentabilidad.
  • La imagen de la empresa entre proveedores, clientes y la sociedad en general sale reforzada.
  • Se genera publicidad gratuita, puesto que las acciones de RSC aparecen en medios especializados y generales.
  • Es posible obtener desgravaciones fiscales por colaborar económicamente con determinadas organizaciones y proyectos benéficos.
  • Se logra ventaja frente a la competencia.
  • Posibilita la atracción de aquellos inversores que valoran positivamente que la organización se encuentre bien posicionada socialmente.
  • Se reducen costos, puesto que el reciclaje y las medidas de ahorro de energía evitan gastos innecesarios.
  • Preparación ante futuras legislaciones. Muchas medidas voluntarias de protección del medio ambiente acaban convirtiéndose en obligatorias por ley. Las empresas que ya las han tomado, ganan tiempo y se evitan tener que realizar adaptaciones e inversiones de última hora de manera urgente y precipitada.

beneficios de la responsabilidad social empresarial

Post relacionados:

Ejemplos de distintos modelos de responsabilidad social corporativa

Escrito en Responsabilidad social corporativa el por .

Las empresas están cada vez más comprometidas y, poco a poco, van dejando de considerar la responsabilidad social corporativa o empresarial (RSC) como una obligación y empiezan a implicarse en el tema por propia motivación o e interés.

Los tres grandes modelos de RSC

Básicamente podemos distinguir entre tres grandes modelos de RSC, ligados cada uno de ellos a tres valores distintos: valores ambientales, valores, sociales y valores económicos.

Modelo de protección del medio ambiente

responsabilidad social corporativa ejemplos

Las empresas comprometidas con este modelo tratan de utilizar siempre materia prima no contaminante y material de reciclaje, intentado no solamente cumplir estrictamente las leyes y normativas en materia de contaminación y medio ambiente, sino que tratan de ir un paso por delante, poniendo en marcha programas de recuperación de parajes naturales o de conservación de flora y fauna.

Modelo de fomento de valores éticos y sociales

Las empresas que optan por este modelo de responsabilidad social centran sus esfuerzos en mejorar las condiciones laborales, económicas y sociales de las zonas donde ponen en marcha sus plantas de producción.

Por otro lado, procuran establecer unos códigos morales y de conducta entre todos los miembros de la empresa con el objeto de asegurar unas condiciones laborales justas y un entorno laboral positivo.

Modelo centrado en unos valores económicos justos y equilibrados

Son empresas que tratan de conseguir unas relaciones más lógicas y justas entre todos los eslabones de la cadena del mercado: productores, proveedores y clientes, buscando el equilibrio entre los recursos empleados y la repartición de beneficios.

 

 

Algunos ejemplos de la puesta en práctica de cada modelo

Agbar constituye un ejemplo de empresa concienciada con la protección medio ambiental, por lo que constantemente implanta sistemas mejorados de abastecimiento y depuración, logrando un consumo responsable y una menor contaminación del agua. Paralelamente, a través de la puesta en marcha de programas específicos se apoya la educación infantil y la cultura de los países en vías de desarrollo en los que opera la compañía.

La empresa alimentaria Danone destaca por la puesta en marcha de acciones de RSC a favor de la igualdad entre sexos y en lucha contra la lacra de la violencia de género. Para ello ha creado la fundación Ana Bella con un objetivo muy claro: ofrecer una salida y esperanza a las mujeres que sufren violencia de género, poniendo los medios para denunciar la situación, protegerlas y ayudarlas a salir adelante.

Para la famosa multinacional de refrescos Coca-Cola la responsabilidad social comienza en la misma empresa generando empleo y riqueza, reinvirtiendo luego una parte de los beneficios en ayudar a los países y colectivos más desfavorecidos con acciones concretas.

Las empresas de comercio justo garantizan una rentabilidad adecuada a los productores de café, chocolate y todo tipo de productos de los países de origen (normalmente subdesarrollados o en vías de desarrollo), al tiempo que luchan por mejorar las condiciones laborales de estas zonas y erradicar la explotación infantil.

Post relacionados:

felicidad en el trabajo

Los ejemplos más innovadores en responsabilidad social corporativa

Escrito en Responsabilidad social corporativa el por .

La responsabilidad social corporativa (RSC) es la contribución activa por parte de las empresas en el mejoramiento social, económico y medio ambiental, yendo más allá del cumplimiento estricto de las normas. Por eso se entiende como una actitud de carácter ético y voluntario.

Se trata de acciones muy diversas: ayudas a las personas más desfavorecidas desde un punto de vista social y económico, medidas para reducir la contaminación o conservación de la naturaleza, revitalización de barrios degradados, campañas de ayuda urgente ante catástrofes naturales, programas para combatir el desempleo, campañas de inclusión social, etc.
 

 

Algunos ejemplos originales de RSC

  • La Fundación Vodafone ha puesto en marcha una iniciativa muy interesante para hacer accesible el teatro a las personas con discapacidad mediante el subtitulado y la audio descripción. El programa se titula Teatro accesible y es una forma original de integración de las personas con alguna minusvalía al mismo tiempo que se promociona la cultura.     
  • Juntos por el empleo es un programa a varias bandas llevado a cabo por la Fundación Accenture que trata de poner su grano de arena en uno de los problemas que más preocupa a la sociedad española: el desempleo. La filosofía del proyecto es impulsar el emprendimiento de los colectivos más vulnerables buscando la implicación tanto del sector público como empresarial.
  • Otro de los grandes problemas actuales es la falta de acceso a la vivienda. El programa de Alquiler Solidario, de la Obra Social La Caixa facilita vivienda digna a miles de familias por un importe asequible: 150 euros mensuales, dando a su vez salida al aumento de su stock inmobiliario.
  • El drama de los niños sin infancia, obligados a trabajar en condiciones de esclavitud en muchos países del planeta, sobre todo del continente africano y Latinoamérica, centra el proyecto de Fundación Telefónica  Yo digo aquí estoy. La idea es facilitar un circuito de denuncia de casos concretos de una forma fácil, rápida y eficaz.
  • Programa azul de Mutua Madrileña. Es un programa muy completo con diversas líneas de actuación y concienciación ciudadana en favor del medio ambiente: gestión eficiente de los residuos, q

    ue garantiza el reciclaje del 100% de los residuos generados en sus edificios de Madrid entre otras medidas, reducción del consumo energético y de agua en sus instalaciones y promoción de hábitos de conducción eficiente entre sus asegurados.

    Para ello ha elaborado una guía con recomendaciones para ahorrar al volante, lo que permite reducir hasta un 15% las emisiones de CO2 y el consumo de carburante.

responsabilidad social corporativa

La RSC básicamente consiste en asumir un compromiso social e invertir una parte de las ganancias empresariales en acciones solidarias y positivas para las personas y el medio ambiente. De cualquier modo, las empresas también se ven beneficiadas en forma de mejora de su imagen externa e interna. La sociedad en general agradece estos gestos por parte de las organizaciones que van más allá de las frías cuentas anuales de resultados y, por otro lado, este tipo de acciones supone elevar el nivel de bienestar, satisfacción e identificación con la empresa de sus propios directivos y empleados.

felicidad en el trabajo

Post relacionados:


Ejemplos prácticos de cómo aplicar la responsabilidad social corporativa

Escrito en Responsabilidad social corporativa el por .

ID-10051892

Cada vez son más los consumidores que se preocupan por los temas sociales y medioambientales, por lo que cada vez es más importante que también lo hagan las empresas, tanto por el bien común como para conseguir más clientes que confíen en ellas y que las respeten.

Como ya se ha citado en posts anteriores, las acciones de RSC pueden ir dirigidas a una mejora de las condiciones sociales o a una protección del medioambiente.

 

1. Protección del medioambiente

 

 
Por pequeña que sea una empresa, todas generan impacto en su entorno más o menos próximo. En este sentido, es importante que las empresas intenten:

  • Ser eficientes en el consumo de agua
  • Buscar la eficiencia en el consumo energético
  • Usar energías renovables.
  • Realizar compras verdes.
  • Implantar un Sistema de Gestión Medioambiental ISO 14000, que permita coordinar todas las acciones en materia de respeto por el Medio Ambiente.
  • Organizar el transporte conjunto del personal.
  • Utilizar los BATS (la mejor tecnología disponible) en la maquinaria.

Asimismo, deben asegurarse de que realizan acciones que no superen los requisitos mínimos exigidos por la Ley en materia medioambiental. Por ejemplo:

  • Controlar las emisiones que realizas a la atmósfera
  • Utilizar sistemas de depuración si se realizan vertidos al agua.
  • Realizar una correcta gestión de los residuos peligrosos.

Además, siempre se puede trabajar para realizar otras a acciones positivas para el medio ambiente, tales como plantar de árboles, colaborar con grupos y ONGs ambientales, o restaurar áreas degradadas

2. Inversión social

En este ámbito, cualquier PYME puede:

  • Favorecer la contratación entre colectivos desfavorecidos
  • Acoger a personas en prácticas, estableciendo un Plan de formación.
  • Patrocinar equipos deportivos de la zona en la que desarrollan su actividad.
  • Participar en los actos sociales o culturales convocados por asociaciones u otros organismos.
  • Favorecer visitas de estudiantes a tus instalaciones.
  • Difundir su Responsabilidad Social Corporativa y apoyar a otras PYMES a ponerla en marcha en su empresa.
  • Hacer donaciones a ONG´s y/o otros colectivos.
  • Realizar proyectos sociales locales, nacionales o internacionales.
felicidad en el trabajo

Post relacionados:


Si eres responsable con tu empresa, ganas tú y ganan todos

Escrito en Responsabilidad social corporativa el por .

iStock_000016322642_LargeSer socialmente responsable no solo genera beneficios para su entorno más o menos próximo, tanto físico como humano, sino que también resulta rentable para la propia empresa, sea del tamaño que sea.

El impacto positivo que pueden causar los distintos tipos de prácticas englobadas en un contexto de RSC en la sociedad puede traducirse en una mayor competitividad y sostenibilidad de la empresa, así como en una serie de ventajas que citamos a continuación:

  • Ser responsable socialmente genera de forma automática más productividad, puesto que los trabajadores pueden sentirse más motivados y optimizar también su eficacia.
  • Los clientes de la empresa se vuelven más leales, al  conocer sus acciones de RSC, ya que a pesar de que lo más importante para este sean la calidad y el precio del producto o servicio ofrecido, cada vez más valora otros aspecto y valores añadidos. En definitiva, si su imagen es positiva, la empresa conseguirá la lealtad del consumidor
  • La credibilidad es otro punto a favor de una empresa socialmente responsable, dado que si demuestra ser respetuosa con las personas y el medio ambiente se ganará una reputación que le garantizará mayores éxitos empresariales.
    Así, la empresa se diferencia positivamente la marca de la competencia, y además puede atraer a más inversores, ya que un inversor siempre preferirá una empresa bien posicionada socialmente.

Además, en el caso de las acciones de responsabilidad social corporativa focalizadas, en concreto, al apoyo a las causas humanitarias, dichas acciones pueden repercutir en numerosas ventajas para la empresa:

  • Como ya se ha citado en el listado anterior, pero en este caso más espacialmente, mejora de la reputación por colaborar con este tipo de causas benéficas
  • Implicación y motivación de los trabajadores
  • Reconocimiento de la labor de la empresa por parte de los consumidores
  • Publicidad gratuita por parte de las organizaciones
  • Desgravación por colaborar económicamente con este tipo de asociaciones

En definitiva, dado que el objetivo principal tanto de una Pyme como de una macroempresa es ser rentable, si es socialmente responsable obtendrá, además, estos beneficios añadidos, que repercutirán también en las cuentas.

Post relacionados:


Empresa responsable, empresa rentable

Escrito en Responsabilidad social corporativa el por .

iStock_000006476620_Large Según la definición establecida por la Comisión Europea, la responsabilidad social  corporativa es la responsabilidad que tienen las empresas por sus impactos en la sociedad. Toda empresa por el simple hecho de existir tiene impactos sociales, ambientales y económicos. Pero, ¿A dónde reside realmente la auténtica responsabilidad social corporativa?

La respuesta es sencilla, aplicar una RSC real consiste en realizar esfuerzo por minimizar esta huella y reducir los impactos negativos, maximizando los positivos:

  • Un ejemplo de impacto social positivo consiste en incentivar el desarrollo de la comunidad donde la empresa opera, barrio, ciudad o país, según la extensión de su actuación, mientras que un ejemplo de un impacto social negativo es utilizar mano de obra infantil.
  • Un ejemplo de impacto ambiental positivo consiste en trabajar con materiales reciclados, mientras que uno negativo, podría ser la experimentación con animales o el vertido incontrolado de desechos a un río o al mar.
  • Un ejemplo de impacto económico positivo consiste en generar rentabilidad para las empresas de servicios asociadas, mientras que un ejemplo de impacto económico negativo general, podría ser la corrupción.

En muchas empresas la responsabilidad social se concibe como una obligación, es decir, un requisito que hay que cumplir con el fin, quizá, de obtener una certificación o sello, aunque en realidad, para ser una empresa con RSC, hay que practicar con el ejemplo de forma constante y comunicar sus acciones al respecto.

Cualquier empresa puede aplicar la RSE. No se trata de actuaciones llevadas a cabo solo por grandes empresas, también las PYME pueden aplicarlas, solo tienen que adaptarlas a la realidad particular de su empresa.

Además, ser una empresa responsable puede resultar muy rentable, aunque esta rentabilidad no consiste solo en ser reconocida como tal (lo que determina alrededor del 45% de la reputación corporativa); sino que también reside en otros factores importantes, como pueden ser, entre otros muchos beneficios:

  • Un ahorro en materias primas y logística.
  • Unos productos innovadores con claras ventajas competitivas
  • Un ahorro económico considerable.
  • Una muestra de la lealtad y compromiso de los colaboradores.
  • Un desarrollo de productos que pueden ser beneficiosos para segmentos específicos de la población.

Post relacionados:


Ejemplos de responsabilidad social corporativa: un firme compromiso con el medioambiente

Escrito en Responsabilidad social corporativa el por .

DelightDesde siempre, Agua Eden ha sido una empresa muy comprometida con el medio ambiente, por esto en este post nos queremos focalizar en ejemplos concretos que se centran en este aspecto de Agua Eden como empresa medioambientalmente responsable.

El problema creciente de las emisiones de CO2 y el calentamiento global se está viendo agravado por el impacto de los mayores desechos. En este sentido, en Agua Eden ya hace tiempo que decidieron actuar como agentes del cambio propiciando prácticas de negocio responsables con el medioambiente.

En esta línea, Agua Eden se ha esforzado desde siempre en desarrollar diversas iniciativas con el fin de minimizar el impacto de los residuos, tanto sólidos como gaseosos, en el medio ambiente.

Ejemplo nº1: Botellas reciclable

Las botellas reciclables comercializadas por Agua Eden están fabricadas con PET, un el plástico que procede del reciclado de envases y que se estrena en cada una de las operaciones de llenado.

Desechar los envases de plástico directamente después de su primer uso generaría un elevado nivel de contaminación, ya que una botella de plástico tarda alrededor de 700 años en descomponerse de forma natural. Sin embargo, todavía hoy, de las 500.000 toneladas anuales de botellas de plástico PET usadas, más de 80 % va a parar directamente a los basureros. En Agua Eden son conscientes de que esto no solo representa un problema ecológico, sino también un gran desperdicio de un material con gran potencial de reutilización.

Además, estas botellas reciclables son también botellas doblemente ecológicas, ya que además de poder reutilizase, cumplen con procedimientos de fabricación que tienen en cuenta la protección del medio ambiente, tanto en cuanto al proceso de reciclado, como en el tipo de plástico utilizado para producirlas.

Así, después de su primer uso, y siempre que estén en buen estado, Agua Eden se encarga de hacer que las botellas reciclables vuelvan a la cadena de producción, para proceder a la reutilización del plástico en forma de nuevas botellas.

Este tipo de aprovechamiento participa en la protección del medio ambiente, ya que, además, a la hora de embotellar, distribuir y comercializar botellas de agua para que sean lo más ecológicas posible, las empresas comercializadoras de agua someten dichos envases a un sistema de control estandarizado. En Agua Eden tenemos nuestros propios sistemas de control y de producción, que están avalados con certificaciones verdes, y que siempre están visibles en el etiquetado de las botellas.

Ejemplo nº2: Reducción de la contaminación atmosférica

Agua Eden ha elaborado un estudiado diseño del proceso de producción que permita disminuir de forma considerable las emisiones de anhídrido carbónico, mediante la reducción el impacto de la contaminación resultante de los sistemas de extracción, envasado y distribución del agua. Este tipo de iniciativa le permitió a la empresa obtener una distinción de etiqueta verde junto con un certificado de calidad europeo que aparece también en el etiquetado de todas sus botellas, botellones y envases.

Además, el sistema de distribución y comercialización de las botellas reciclables también está diseñado para respetar al máximo el medio ambiente. Y con este fin, desde Agua Eden se trabaja cada día para que el impacto de su red de transportes reduzca la emisión de agentes contaminantes al mínimo.

En este sentido, en 2010, Agua Eden logró reducir sus emisiones de CO2 a la atmósfera en una cantidad de 5,777 toneladas. Así, su esfuerzo para conseguir una reducción considerable les recompensada con una certificación europea que le fue otorgada desde CarbonNeutral, una empresa líder mundial en soluciones para la reducción de emisiones de CO2, que se encarga de analizar si las empresas establecen las medidas necesarias para compensar su huella de carbono en el medioambiente

Post relacionados:


Ejemplos de responsabilidad social corporativa: Ayuda a colectivos desfavorecidos

Escrito en Responsabilidad social corporativa el por .

responsabilidad social corporativa ejemplosAdemás de estar siempre comprometidos por el medio ambiente (un compromiso de RSC que ya se ha visto con detalle en otros posts) en Agua Eden también adoptan un claro compromiso social, y por esto hace tiempo surgió este interesante proyecto global.

Se trata, en realidad, de distintos proyectos en los que Agua Eden colabora con sus productos en eventos de distinto tipo impulsados por asociaciones que trabajan la protección de diferentes colectivos de desfavorecidos.

Con este fin, Agua Eden ha trabajado con dos claros ejemplos que corroboran su calidad de responsabilidad social corporativa que tanto la caracteriza.

  • Ejemplo nº1: INVEST FOR CHILDREN

El primer ejemplo, es el proyecto en colaboración con la asociación Invest for children, con la que han creado conjuntamente la primera botella solidaria, de forma que por cada fuente de agua contratada con un bono solidario, la empresa dona 30 € a dicha fundación, junto con un donativo mensual a nombre de la empresa contratante del servicio de agua por un valor de 5 € por cada botella solidaria contratada.

  • Ejemplo nº2: ADAMA

Otro proyecto social que se inició en 2013, y que consiste en colaborar con la asociación ADAMA, vendiendo su lotería de Navidad. De esta forma, de cada participación de 5 € de su lotería, Agua Eden 1 € al proyecto que lleva por nombre “El poder de una misma”, un proyecto que, desde ADAMA, está dedicado a la ayuda de mujeres que actualmente sufren maltratos psicológicos y/o físicos originados por situaciones asociadas a la violencia de género y/o condiciones socio-laborales precarias.

Se trata, en definitiva, de dos proyectos cuyas mejoras quizá no tienen un efecto directo y a corto plazo sobre sus beneficios como empresa, pero sí que repercuten de forma considerable sobre el bienestar común y sobre la responsabilidad de la empresa como parte de la sociedad. Y por este motivo, todos los clientes y empresas que contratan cualquiera de sus servicios asociados, pueden contribuir de forma indirecta a alimentar también su propio carácter de empresa socialmente responsable, y pueden ayudar a aumentar su propio valor añadido.

Post relacionados: