Cómo crear el espacio perfecto para trabajar feliz

Escrito en Bienestar en la oficina, Noticia el por .

espacio trabajo

Tanto si trabajamos en oficina como si trabajamos desde casa, crear un espacio de trabajo adecuado es indispensable para rendir de forma eficiente.

Un trabajador feliz es un trabajador que suma algo a todo lo que hace. El esfuerzo humano que los empleados invierten en un proyecto o en una empresa es lo que genera sus resultados; por ello es indispensable cuidar al trabajador. Los trabajadores felices rinden el doble y multiplican los resultados positivos. ¿Cómo conseguir tener trabajadores felices o ser uno de ellos? Vamos a analizar algunos puntos clave para crear un espacio idóneo de trabajo: la clave para trabajar feliz.

 

 

Un lugar seguro y confortable

El lugar de trabajo condiciona nuestra concentración, nuestra comodidad y nuestra movilidad. Ante todo, debe ser un espacio seguro (paredes en buen estado, que no haya humedad, que esté limpio y aireado). Debe ser confortable también; trabajar con incomodidades puede hacer muy tediosa la rutina o incluso provocar alguna lesión. Intentemos que no haya cableado a la vista para evitar tropiezos o desconectar algún cable que no debemos.

 

Mobiliario cómodo

En una sociedad sedentaria como la nuestra pasamos muchas horas sentados, sea en una oficina, en un estudio propio, o trabajando desde casa; procuremos evitar dolores de espalda con buenas sillas y mesas apropiadas. Si trabajamos delante de un ordenador, calculemos la distancia correcta a la que debe estar respecto de nuestros ojos así como la altura: no sólo favorece una vista relajada sino que evita encorvar los hombros o estirar el cuello hacia adelante, provocando contracturas musculares

 

Orden y organización

El orden es clave. Una sala desordenada nunca es un buen ambiente de trabajo: irrita nuestros nervios, dificulta la concentración y evita que localicemos el material que necesitamos en cada momento. En una oficina, en un estudio o en un nuestro despacho de casa debemos reservar nuestra mesa vacía de material, únicamente con el monitor y el teclado, o en el caso del artista, una pizarra gráfica. Los libros de referencia o de instrucciones, así como agendas, lapiceros u objetos que necesitemos deben rodear la mesa, pero no robar su espacio; debemos poder apoyar los brazos sin que nada entorpezca su reposo. Tener el campo de visión libre de estímulos favorecerá nuestra concentración y evitará que tengamos la mente dispersa.

 

Colores con psicología

Hay colores que favorecen la tranquilidad y otros que no. Independientemente del carácter de la empresa, debemos respetar la tranquilidad del trabajador y rodearle de colores que inspiren paz o que creen el efecto óptico de tener mucho espacio. Tanto para las paredes como para el mobiliario, consultemos gamas cromáticas y elijamos sabiamente.

espacio trabajo

Luz natural

La luz es muy importante. Trabajar con buena luz favorece el buen resultado de cualquier trabajo, sea artístico o sea de oficina. Si trabajamos con  un ordenador a oscuras, nuestra vista se resiente y podemos desarrollar miopía. Proveamos nuestro espacio de buena iluminación, sea colocando diversas bombillas en el techo o situando el escritorio frente a un gran ventanal. Es recomendable concentrarse en aprovechar la luz natural al máximo al distribuir el mobiliario; ésta produce calma, no daña nuestros ojos y sus vitaminas nutren nuestra piel. ¡Aprovecha el sol durante todas las horas que dure!

 

Espacio para almacenaje

Dedica una sección de la sala al almacenaje: pilas de papeles, material, libros de consulta, archivos…es necesario que no estén alrededor del trabajador, sino guardados en un espacio específico para ellos. Debe ser un espacio fácilmente localizable y dispuesto de forma que el gesto de acudir a él sea lo más mecánico posible; tengámoslo al alcance de nuestro brazo.

 

Cuidar los detalles

Es importante que el trabajador feliz tenga un margen para personalizar el espacio en el que desempeña su tarea; finalmente es donde pasa más horas en su día a día. Añadir detalles personalizados con referencia su cargo, o permitirle que él lo haga, ayudará a crear un micro mundo a su alrededor que le hará sentir seguro, cómodo y que le invitará a imbuirse en su tarea. En definitiva, le hará sentir que es un trabajador feliz.

 

Post relacionados:

 

felicidad en el trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *