Cómo mejorar el employer branding de tu empresa

Escrito en Gestión empresarial, Noticia el por .

employer branding

El employer branding es la reputación que tiene una empresa como “buen empleador”; en otras palabras, se trata de que nuestra pericia en atraer a personas con talento a nuestra empresa sea conocida por todas las empresas de nuestro mismo sector, así como a universidades y empresas de contratación.

 

 

¿Por qué necesitamos esta reputación?

Los tiempos han cambiado, y las nuevas generaciones se sienten disconformes con los parámetros laborales que habían funcionado hasta día de hoy, pero que están, indudablemente, en vías de extinción.

El mundo laboral es renovarse o morir, por ello debemos pensar en cómo atraer el enorme talento y potencial de las nuevas generaciones de tabajadores hacia nuestra empresa.

Antes de descubrir cómo conseguirlo, vamos a explicar el por qué de todos estos cambios:

No es lo mismo un trabajador, que un trabajador con talento

Existe una diferencia entre una empresa poco destacable y una empresa líder en el sector. De la misma manera, existe una diferencia entre un empleado que únicamente ofrece su esfuerzo a cambio de un salario poco justo y un empleado cualificado y con ganas de aportar nuevos valores al que le ofrecemos grandes perspectivas dentro de nuestra empresa.

employer branding

Si queremos que nuestra empresa tenga reputación de “buen contratador” o “gran lugar en el que vale la pena trabajar” tendremos que centrarnos en buscar únicamente a personas con gran potencial que puedan aportar nuevas ideas y una constante actitud pro-activa (los valores más importantes hoy en día).

Este será el primer paso de ofrecer un producto de calidad que de qué hablar. El boca a boca hará el resto del trabajo en cuanto a nuestra reputación; la frase “que hablen bien o mal, pero que hablen” ha caducado: hoy en día sólo sirve que hablen bien de tu empresa.

En 2030 el 75% del capital humano será millenial

La mecha de este cambio del paradigma laboral la encendieron los millenials: esa generación de personas nacidas entre el año 85 y el 95 que se auto describe como narcisista y soñadora, cuyo único objetivo es divertirse y experimentar nuevas emociones, incluso en el trabajo.

Esto afecta de forma total a su actitud a la hora de aceptar un trabajo, incluso de buscarlo.

La nueva tierra prometida de estos estudiantes tan preparados y con ganas de convertir su trabajo en su vida  se encuentra muchas veces en el mundo 2.0; por ello, todas las empresas se han volcado en mejorar su marketing on line y su presencia en las redes, así como ofrecer productos /servicios/ contenidos exclusivamente on-line, aparte de sus productos de siempre.

Sin embargo Internet no es el único cambio; dentro o fuera de la red, el objetivo de los millenials es trabajar de forma dinámica, aprendiendo siempre cosas nuevas, pasando a nuevos estadios y evolucionando a algo más. Esto nos lleva al siguiente punto.

Un buen trabajo ya no es sinónimo de sueldo y estabilidad

La rutina es el gran enemigo de los millenials. Todo aquello que signifique perder oportunidades de reinvertarse a sí mismos y la realidad que les rodea les ahuyentarán. El dinero es importante pero ha pasado a tener un rol secundario.

¿Cómo mejorar nuestro employer branding para que empleados y empresas nos conozcan como “un gran lugar en el que trabajar”?

La solución parece que está en estos tres aspectos clave:

  1. Sueldos justos y con perspectivas de aumentar. Trabajadores excepcionales y apasionados demandan un sueldo proporcionado. Las nuevas perspectivas tienen un precio.
  2. Posibilidades de crecer como trabajador. Trabajar debe ser una aventura emocionante; promueve siempre la explotación de su talento de formas innovadoras y en nuevos ámbitos. A los millenials les gusta saltar a otro trabajo cada 5 años; por ello será muy importante trabajar la fidelización de estos nuevos empleados ofreciéndoles un trayecto dinámico y emocionante dentro de la empresa, aparte de un sueldo justo.
  3. Ambiente desenfadado.Google es el gran ejemplo de este ambiente de trabajo, con unas oficinas que parecen parques temáticos para sus trabajadores. 

Cuesta de creer que en tiempos de crisis las empresas deben esforzarse en atraer a sus trabajadores, pero es una realidad: el employer branding se ha convertido en un paso fundamental del marketing de cualquier empresa que se precie.

 

Post relacionados:

felicidad en el trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *