Dime qué bebes y te diré quien eres

Escrito en Retención del talento el por .

iStock_000002368421_LargeEn este post vamos a relacionar café, felicidad y productividad, para conseguir una mejor retención del talento.

Aunque hasta hace poco tiempo, la felicidad ha sido un aspecto olvidado en la cultura empresarial, cada vez más empresarios tienen claro contar con una plantilla feliz es sinónimo de contar con el mejor talento empresarial, algo que puede ser la clave que diferencie a su empresa de sus competidores más directos.

¿Qué pasaría si los trabajadores fueran más felices en su trabajo? La respuesta es rotunda: según el 97 % de ellos, que serían más productivos.

Y nada mejor para sentirse energético y más feliz con uno mismo que tomar una buena taza de café por la mañana, entre horas, después de comer o a media tarde. Por algún motivo el café es la bebida aromática más consumida en el mundo, ya que se trata no solo de un poderoso estimulante, sino que además tiene un efecto vasodilatador y parece tener un efecto preventivo en la aparición de enfermedades como la diabetes o algunos tipos de cáncer.

Instalar una máquina de café en la oficina puede constituir una forma fácil y directa de motivar a los trabajadores de mejorar su bienestar y el clima laboral en general.

También es importante tener en cuenta que en la actualidad, la oferta de cápsulas de café y de máquinas de café para oficina es realmente extraordinaria y las empresas distribuidoras ofrecen una amplia gama de cafés que se adaptan a los gustos de cada consumidor, así como a las necesidades del organismo, porque existe un café ideal para cada momento. Así, estas máquinas de oficina pueden ofrecer desde cafés intensos para empezar la jornada de trabajo con energía, hasta un café más suave, perfecto para saborear después de la comida, pero que aporte la energía suficiente para seguir con la jornada de trabajo, o un café descafeinado, que resulta delicado al paladar y evita ingerir cafeína, por lo que resulta ideal para tomar a media tarde.
Gracias a esta amplia oferta, cada café se adapta a las necesidades de cada trabajador y les ayuda a ser más eficaces y a desarrollar mejor su talento y sus capacidades.

Además, gracias a sus propiedades citadas, puede conseguir trabajadores más enérgicos y activos, y a la vez trabajadores más sanos y menos propicios a enfermar y a faltar al trabajo y, por lo tanto, trabajadores más productivos y talentosos.

Un máquina de café puede ser sin duda, una simple pero potente herramienta de retención de talento en la empresa.

Post relacionados:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *