Ejemplos de distintos modelos de responsabilidad social corporativa

Escrito en Responsabilidad social corporativa el por .

Las empresas están cada vez más comprometidas y, poco a poco, van dejando de considerar la responsabilidad social corporativa o empresarial (RSC) como una obligación y empiezan a implicarse en el tema por propia motivación o e interés.

Los tres grandes modelos de RSC

Básicamente podemos distinguir entre tres grandes modelos de RSC, ligados cada uno de ellos a tres valores distintos: valores ambientales, valores, sociales y valores económicos.

Modelo de protección del medio ambiente

responsabilidad social corporativa ejemplos

Las empresas comprometidas con este modelo tratan de utilizar siempre materia prima no contaminante y material de reciclaje, intentado no solamente cumplir estrictamente las leyes y normativas en materia de contaminación y medio ambiente, sino que tratan de ir un paso por delante, poniendo en marcha programas de recuperación de parajes naturales o de conservación de flora y fauna.

Modelo de fomento de valores éticos y sociales

Las empresas que optan por este modelo de responsabilidad social centran sus esfuerzos en mejorar las condiciones laborales, económicas y sociales de las zonas donde ponen en marcha sus plantas de producción.

Por otro lado, procuran establecer unos códigos morales y de conducta entre todos los miembros de la empresa con el objeto de asegurar unas condiciones laborales justas y un entorno laboral positivo.

Modelo centrado en unos valores económicos justos y equilibrados

Son empresas que tratan de conseguir unas relaciones más lógicas y justas entre todos los eslabones de la cadena del mercado: productores, proveedores y clientes, buscando el equilibrio entre los recursos empleados y la repartición de beneficios.

 

 

Algunos ejemplos de la puesta en práctica de cada modelo

Agbar constituye un ejemplo de empresa concienciada con la protección medio ambiental, por lo que constantemente implanta sistemas mejorados de abastecimiento y depuración, logrando un consumo responsable y una menor contaminación del agua. Paralelamente, a través de la puesta en marcha de programas específicos se apoya la educación infantil y la cultura de los países en vías de desarrollo en los que opera la compañía.

La empresa alimentaria Danone destaca por la puesta en marcha de acciones de RSC a favor de la igualdad entre sexos y en lucha contra la lacra de la violencia de género. Para ello ha creado la fundación Ana Bella con un objetivo muy claro: ofrecer una salida y esperanza a las mujeres que sufren violencia de género, poniendo los medios para denunciar la situación, protegerlas y ayudarlas a salir adelante.

Para la famosa multinacional de refrescos Coca-Cola la responsabilidad social comienza en la misma empresa generando empleo y riqueza, reinvirtiendo luego una parte de los beneficios en ayudar a los países y colectivos más desfavorecidos con acciones concretas.

Las empresas de comercio justo garantizan una rentabilidad adecuada a los productores de café, chocolate y todo tipo de productos de los países de origen (normalmente subdesarrollados o en vías de desarrollo), al tiempo que luchan por mejorar las condiciones laborales de estas zonas y erradicar la explotación infantil.

Post relacionados:

felicidad en el trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *