Ejercicios de concentración sencillos y efectivos

Escrito en Bienestar en la oficina el por .

ejercicios concentración

Concentrarse no es otra cosa que lograr enfocar tu atención en lo que realmente te interesa, obviando temporalmente todo lo demás y, por lo tanto, evitando distracciones que te aparten de tus objetivos.

Las personas con una gran capacidad de concentración suelen ser las más exitosas en los estudios o el trabajo. Además, son capaces de aprovechar mejor un bien tan preciado como el tiempo. Si eres capaz de concentrarte adecuadamente conseguirás hacer tu trabajo con más calidad y rapidez, disponiendo de un mayor número de horas para dedicárselas al ocio o tu familia.

 

 

Dicho así parece fácil, pero lo cierto es que concentrarse adecuadamente es cada vez más complicado en un entorno donde las nuevas tecnologías (internet, las rede sociales) suponen una fuente constante de futuras distracciones.

ejercicios concentración

Afortunadamente, existen una serie de ejercicios de concentración fáciles de aprender y poner en práctica que son de una alta efectividad.

 

7 Ejercicios de concentración sencillos 

  1. Realizar una sola tarea a la vez. Es posiblemente el ejercicio más sencillo. En vez de contestar un email mientras atendemos una llamada telefónica, debemos acostumbrarnos a enfocar nuestra atención en una tarea concreta y no pasar a otra hasta que la hayamos terminado.
  2. Contar palabras o números. Tan fácil como coger un libro o un periódico y comenzar a contar las palabras de un párrafo largo. También se puede hacer con los números del cuaderno de matemáticas de nuestro hijo pequeño. Es ideal para hacer una pausa y lograr dirigir nuestra mente a futuras tareas.
  3. Practicar respiraciones de relajación. Si notas que la ansiedad está bloqueando tu mente prueba a sentarte un rato, tranquilizarte y empezar a hacer respiraciones profundas. Te sorprenderás de los resultados.
  4. Practicar la distracción controlada. Aunque suene un poco paradójico, a veces no hay nada mejor que distraer la mente durante unos minutos, para luego volver a tomar las tareas principales mucho más descansados y concentrados
  5. Meditar durante unos minutos. Se trate de lograr la concentración plena escuchándote a ti mismo durante unos pocos minutos. Conseguirás recuperar esa claridad mental que los quehaceres diarios te han hecho perder durante la jornada.
  6. Permanecer inmóvil. Sentarse durante unos minutos, sin hacer movimientos de ningún tipo es otra práctica excelente de relajación.
  7. Entrena tu atención. Mediante ejercicios como sopas de letras y crucigramas. La atención es como un músculo y, si lo ejercitamos adecuadamente, conseguiremos que funcione mejor durante más tiempo.

Como ves, son ejercicios caracterizados por una gran sencillez que, no obstante, te van a sorprender por su alta eficacia. Si tienes la constancia de realizar algunos de ellos de manera frecuente y con seriedad, en poco tiempo verás como tu concentración aumenta. Y esto, además de volverte más eficaz en tu trabajo o en los estudios, y hasta en las prácticas deportivas o de ocio, te va a permitir algo muy importante: ganar en autoestima, puesto que verás que tus esfuerzos tienen una focalización clara y, poco a poco, vas consiguiendo tus objetivos utilizando para ello menos tiempo.

 

Post relacionados:

 

CTA - Técnicas de concentración en el trabajo - 2017

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *