Inversiones financieras a corto plazo: definición y ejemplos

Escrito en Gestión empresarial el por .

inversiones financieras a corto plazo

¿Qué se entiende por inversión financiera?

Se trata de inversiones en activos financieros, las cuales pueden ser efectuadas tanto por personas como por empresas con el objeto de obtener ingresos pasivos.

 

¿Qué son las inversiones a corto plazo?

Dentro de la cartera de inversiones financieras existen las de largo plazo y las de corto plazo. Esta últimas son las que en principio se liquidan en, como mucho, un año de plazo. Existe, no obstante, la posibilidad de que no se liquiden dentro de ese límite temporal de un año. Esto suele ocurrir cuando se trata de inversiones efectuadas por empresas que pretenden conseguir un cierto poder o dominio sobre otras empresas sobre las que han invertido.

 

 

Por lo general, las inversiones de corto plazo se consideran activo circulante.

Ejemplos de inversiones financieras a corto plazo

  • Dividendos e intereses devengados con vencimiento no superior a un año o sin vencimiento.
  • Fianzas y depósitos a corto plazo.
  • Otros tipo de activos financieros e inversiones a corto plazo.

 

Ventajas de las inversiones financieras

  • Permiten maximizar la riqueza de los accionistas.
  • Sirven para aumentar las ganancias de un excedente de capital.
  • Posibilitan la transferencia de fondos y riesgos.
  • Ayudan a la financiación del crecimiento empresarial de un país.
  • Pueden ser realizadas tanto por personas (pequeños inversores) como por empresas.
  • Son transparentes, ya que las cotizaciones de las distintas acciones o títulos públicos pueden ser consultadas a tiempo real desde internet o con una simple llamada telefónica. También a través de estos canales se pueden comprar o vender muy rápidamente.

inversiones financieras a corto plazo

Cómo se contabilizan las inversiones financieras

Lo más importante es que las diferentes cuentas de inversiones financieras aparezcan claramente separadas de la siguiente forma:

  • Se deben representar a nivel contable a través de cuentas independientes.
  • Además de indicar la inversión de que se trate, es necesario especificar datos como la relación que se establece con las empresas en las que se invierte. Por ejemplo, si son empresas del mismo grupo o ajenas a este, compañías multigrupo o asociadas.

Como norma general, las inversiones financieras son un producto muy buscado por los inversores, y su uso se ha popularizado mucho en los últimos años al poder gestionarse muy fácilmente por internet.

De cualquier modo, pese a ser un producto recomendable para todos aquellos (particulares o empresas) que tienen un excedente financiero y desean invertirlo, buscando una mayor rentabilidad, para evitar sorpresas desagradables es necesario realizar una análisis exhaustivo de cada inversión. Para ello se deben valorar factores como: activos financieros, cuestiones técnicas, el factor riesgo, etc.

Nuestra recomendación si no somos expertos en el tema es dejarse asesorar por profesionales especializados y, como norma general, tratar de diversificar la inversión, puesto que del mismo modo que se pueden producir subidas de un 10% y hasta más en determinados activos, también pueden originarse descensos de iguales proporciones y, por lo tanto, importantes pérdidas.

 

Post relacionados:

 

CTA - Cómo aumentar la productividad en tu empresa - 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *