La información más relevante de la base de cotización de autónomos

Escrito en Gestión empresarial el por .

base cotización autónomos

Si eres un trabajador por cuenta propia, o sea un autónomo, te interesa mucho conocer  cuál es base de cotización, puesto que determina la cuota que deberás pagar cada mes y, en el futuro, la pensión que te quedará cuando te jubiles.

 

 

 

¿Qué son las bases de cotización? Cotización mínima y máxima

Las bases de cotización son los parámetros, establecidos por Ley, que se utilizan para determinar cuáles son las contribuciones que deben realizar los trabajadores autónomos a la Seguridad Social, es decir, la cuota mensual a pagar.

Existe una base  de cotización mínima y una base de cotización máxima que va variando cada año. Con la nueva ley de autónomos aprobada recientemente y que entra en vigor a partir del 1 de julio de 2017, la cuota mínima subirá un 3%, estableciéndose en 919,80 €, lo que supone una cuota mensual mínima a pagar 275 € euros aproximadamente.

Lo base de cotización máxima ya se está aplicando, quedando establecida en  3.751,20 €, siendo la cuota a pagar en este caso de unos 1.122 € mensuales.

base cotización autónomos

¿Se puede elegir la base cotización?

Sí, en efecto. Los autónomos tienen la libertad elegir la base de cotización que más le conviene, siempre dentro de los cifras máximas y mínimas. En la práctica, la mayoría de autónomos (un 80% aproximadamente) cotizan por la base mínima. Esto supone que cuando el autónomo deja de trabajar, ya sea por jubilación, enfermedad o incapacidad, recibe una pensión o prestación bastante bajo.

 

Soy autónomo, ¿puedo cambiar mi base de cotización?

El autónomo puede cambiar las bases de cotización dos veces al año. No obstante, se debe tener en cuenta que con los últimos cambios en la normativa existen una serie de limitaciones en el aumento de la base de cotización, en función de la edad del autónomo y otras circunstancias.

El motivo principal de estos cambios es limitar que a un autónomo le pueda quedar una pensión de jubilación más alta habiendo pagado una cuota mayor únicamente los últimos años.

 

 ¿Cómo elegir la cuota a pagar?

Elegir a qué base de cotización acogerse y, por lo tanto, qué cuota mensual a pagar es una de las preocupaciones de los trabajadores autónomos. Lo cierto es que no es una decisión fácil, puesto que muchas veces los ingresos conseguidos no permiten acogerse a una base de cotización alta, y esto hace que luego la pensión o prestación por enfermedad sea insuficiente.

Es difícil dar un consejo sobre esta cuestión. Cada autónomo, en función de su situación personal y, sobre todo, de sus ingresos actuales y los que calcula que tendrá en el futuro, debe valorar a qué tipo de base de cotización acogerse.

Una posibilidad es empezar por una base de cotización baja (ya se sabe que los comienzos de los autónomos son especialmente duros) e ir subiendo la cuota progresivamente, a medida que nuestro negocio se va asentando y vamos consiguiendo más ingresos.

 

Post relacionados:

 

CTA - Cómo aumentar la productividad en tu empresa - 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *