La mejor selección de ejercicios ergonómicos en el trabajo

Escrito en Bienestar en la oficina el por .

La ergonomía intenta minimizar los riesgos laborales a través de un conjunto de técnicas y conocimientos científicos aplicados al entorno laboral. Para conseguirlo, los profesionales de la ergonomía intentan facilitar la correcta realización de las diversas funciones y tareas, sin sobreesfuerzos físicos y tratando de evitar el estrés, dando al mismo tiempo una gran importancia al fomento de un buen clima laboral.

Todo esto implica que la ergonomía trata de adecuar el entorno laboral a las posibilidades reales del ser humano, tratando de conseguir su bienestar y contribuir positivamente en su salud.

Los riesgos laborales, como dolores de espalda, enfermedades de las vértebras cervicales y lumbares, molestias oculares y otros problemas de salud en los trabajos de oficina, pueden minimizarse con medidas e instrumentos sencillos como:

  • Un reposapiés
  • Disponer de un atril o porta documentos. 
  • Situar las pantallas de los ordenadores en la posición y distancia adecuadas resulta indispensable para prevenir: dolores de espalda, fatiga visual y otros problemas de salud en los empleados.

Haz click aquí y descarga el ebook gratuito: “Felicidad en el trabajo”

La aportación del trabajador: los ejercicios ergonómicos

El sedentarismo es el principal enemigo de las personas que trabajan mayoritariamente en oficinas o sentados. El propio trabajador puede ponerle remedio realizando una serie de ejercicios para relajarse y evitar lesiones por estar demasiado tiempo inmóvil o en la misma posición:  relajar ojos y músculos del cuello, estiramientos de muñecas, brazos y hombros, trabajar las articulaciones, etc.

ejercicios ergonomicos en el trabajo

Es necesario que se incorporen movimientos a la rutina diaria para preservar el cuerpo de la esteticidad de este trabajo, de forma que se mejore la circulación y la flexibilidad.

Ranking de los mejores ejercicios ergonómicos en oficinas

Ejercicio de relajamiento de los músculos oculares (ojos)

  • Es muy fácil, solo hay que sentarse cómodamente y relajarse. Luego hay que cerrar los ojos y cubrirlos totalmente con las manos ahuecadas sin ejercer presión sobre ellos. Los codos pueden apoyarse sobre la mesa o las rodillas. Adoptar una posición relajada de cuerpo y ojos. La práctica mínima aconsejada es de 5 minutos y 3 veces al día.

Ejercicio de hombros y cuello

  • Empezar de pie y con los brazos caídos. A continuación, levantar los hombros y, en esa posición, echarlos hacia atrás y bajarlos a la posición inicial. Se repite al menos 10 veces.
  • Repetir la acción anterior pero en dirección contraria. Echar los hombros hacia atrás, levantarlos, llevarlos hacia delante y bajarlos. Realizarlo 10 veces.
  • Finalmente, con el cuello relajado bajar la cabeza de tal forma que la barbilla se acerque al pecho todo lo que se pueda, pero sin forzar el movimiento. A continuación, levantar la cabeza y échala ligeramente hacia atrás suavemente. Repetirlo 10 veces como mínimo.

Ejercicio de la parte superior o inferior del cuerpo

  • Lo primero que hay que hacer es bajar los brazos sobre la parte posterior de la cabeza., sujetar un codo con la mano del otro brazo. Con suavidad y lentamente tirar del codo hacia la nuca hasta notar el estiramiento. Sin forzar, hay que mantenerse en esta posición 15 segundos.
  • Seguidamente, realizar el mismo ejercicio cambiando de brazo y manteniendo igualmente la posición 15 segundos 
  • Para terminar, hay que colocarse de pie frente a la pared a unos 40-60 cm. de ella y adelantar la pierna izquierda hasta tocar la pared y apoyar los antebrazos en la pared con las manos juntas. Antes de repetir con la otra pierna, hay que apoyar la frente sobre las manos manteniendo la espalda recta.

Post relacionados:

felicidad en el trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *