Las costumbres navideñas más curiosas del mundo

Escrito en Bienestar en el hogar el por .

Aunque la Navidad la celebran cientos de millones de personas de todas las las latitudes del mundo, no todas lo hacen necesariamente de las misma manera. En cada país existen ritos, músicas, costumbres, ornamentas y preparativos que en ocasiones son similares y en otras muy distintos.

Así pues, resulta interesante ver las distintas versiones sobre el sentido de esta celebración, lo que a su vez, nos permite conocer la evolución que ha tenido la Navidad en diferentes países desde sus orígenes, cuando su significado era estrictamente religioso.

A continuación, te mostramos algunos ejemplos de costumbres navideñas a largo y ancho del planeta.

Haz click aquí y descarga el ebook gratuito: “Felicidad en el trabajo”

En Australia

Australia celebra la Navidad en pleno verano y con unas temperaturas altísimas. Su comida tradicional consiste en pavo, jamón, cerdo y un plato típico de pudin como postre. Algunos australianos, particularmente los turistas, realizan cenas navideñas en la playa, otras familias organizan un picnic, mientras otras muchas personas optan por la comodidad de casa, disfrutando de la piscina y de los juegos al aire libre.

costumbres navideñas

Cabe mencionar que una de las tradiciones más bonitas, conocida como Carols by the lights, se celebra la víspera de Navidad en la ciudad de Melbourne, donde acuden decenas de miles de personas para cantar canciones navideñas acompañadas de velas bajo un hermoso cielo azul.

En Etiopía

En Etiopía la Navidad se conoce con el nombre de Ganna y se celebra el 7 de enero. Se hace en iglesias que fueron construidas antiguamente dentro de rocas volcánicas. Hoy día también se celebra en modernas iglesias, diseñadas en tres círculos concéntricos.

Es costumbre que los hombres y las mujeres se sienten en lugares separados y el coro se sitúa en el círculo exterior. Se ofrece una vela según van entrando las personas en la iglesia, Luego las encienden, caminan alrededor del templo tres veces y disfrutan de pie toda la misa, que puede durar hasta tres horas.

Uno de los alimentos típicos es la ”injera”, parecido a un panqueque, el cual sirve tanto de plato como de tenedor, porque sobre él y con un pedacito del mismo se come el “doro wat”, un suculento cocido de pollo.

No está generalizada la costumbre de intercambiar regalos y los niños en ocasiones reciben cosas bien simples como ropa.

En Nueva Zelanda

Pasar estas fiestas en el hemisferio sur y estar entre los primeros en recibir el 2014 constituye una experiencia realmente especial. Los kiwis, como se denominan localmente los neozelandeses, tienen su propia versión de árbol de navidad. Esto se debe a que en estas tierras con el buen tiempo florece en diciembre el Pohutukawa, un árbol de origen maorí, una alternativa local al tradicional abeto navideño que marca la entrada del verano en el país.

Las brillantes flores rojas de esta árbol son tan especiales que hasta cuenta con un festival en su honor: una semana de festejos que recibe el nombre de Pohutukawa Festival. Esta celebración que se adelanta al fin de año y se desarrolla entre el 19 de noviembre y el 5 de diciembre, sin nieve ni frío.

Curioso, ¿verdad? Estos son sólo algunos ejemplos… puesto que cada rincón del mundo tiene su propia historia y particular encanto.

 

Post relacionados:

felicidad en el trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *