Las dinámicas de trabajo en equipo más efectivas

Escrito en Gestión empresarial el por .

dinamicas trabajo en equipo

Las dinámicas de trabajo en equipo o dinámicas de grupo se utilizan cada vez más en las empresas como método efectivo para disminuir la distancia entre el ámbito laboral y el personal existente entre los empleados. Con este tipo de actividades, los miembros de la plantilla tienen la posibilidad de olvidarse por un rato del rol que ejecutan normalmente en la oficina, y se adentran en acciones de carácter lúdico que les permiten interactuar con sus compañeros en un contexto mucho más relajado.

 

Objetivos de la dinámicas de grupo

Las empresas organizan este tipo de actividades con el objetivo principal de cohesionar a los equipos de trabajo, estrechar vínculos, limar asperezas y arreglar los malentendidos propios del entorno laboral.

A través de la mejora de las relaciones entre los trabajadores se consiguen beneficios como:

  • Optimizar el trabajo en equipo y mejorar el ambiente laboral.
  • Aumento de la calidad del trabajo.
  • Detección de problemas y áreas de mejora tanto a nivel de relaciones personales como de circuitos y protocolos de trabajo.
  • Aumentar la rentabilidad y productividad de la empresa.

 

Las actividades más efectivas

Actualmente existen tipos muy distintos de dinámicas de trabajo en equipo, estando especialmente de moda las actividades de team building que se desarrollan fuera del entorno laboral: asistencia a espectáculos, deportes de aventura o acciones de protección de la naturaleza, entre otras muchas. La evolución y creciente sofisticación de este tipo de actividades ha originado la aparición de empresas dedicadas a la organización de actividades con un perfil aventurero o de misterio. Por ejemplo, descubrir en grupo un asesinato ficticio o rodar un cortometraje entre todos los trabajadores de la empresa.

tecnicas de motivacion

Las actividades anteriormente descritas suelen estar muy bien valoradas por los empleados, ya que les permiten escapar por unas horas de su rutina diaria. No obstante, existen también una serie de actividades o juegos más sencillos, que pueden realizarse en la misma oficina sin prácticamente gastos adicionales, que también son muy efectivos:

  • Juegos de concepto. Un miembro del grupo dibuja algo sin que el resto del grupo lo vea. A continuación, tendrá que dar una serie de órdenes para que sus compañeros lo reproduzcan de la manera más parecida posible. La comparación de ambos dibujos puede servir para detectar problemas de comunicación o crear mejores métodos de transmisión de instrucciones.
  • Actividades de inteligencia emocional. Mediante la recreación de situaciones cotidianas de la empresa (los empleados representan papeles como el del cliente descontento o el proveedor con el que hay que negociar), se ensayan acciones para, llegado el momento, poder desenvolverse lo mejor posible en la vida real.
  • Fortalezas y debilidades. Cada miembro escribe en una tarjeta sus puntos fuertes y débiles y, posteriormente, se discute en grupo cuál sería el equipo ideal para complementar las carencias y potenciar las mejores habilidades de cada uno.

Otro valor de esta clase de actividades es que el trabajador se siente más libre para expresar sus ideas y preocupaciones, estableciéndose así un intenso feedback que puede llegar a ser muy positivo y constructivo para el funcionamiento de la organización.

 

Post relacionados:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *