Las nuevas tendencias en employer branding

Escrito en Gestión empresarial, Noticia el por .

employer branding

Las empresas más exitosas son las que cuentan con un mejor equipo. Pero no siempre es tarea sencilla formar un equipo brillante, motivado y pro activo.

Lo que sí es seguro, es que de la calidad de nuestro equipo dependerá el resultado y el éxito de nuestra empresa.Con este propósito nace el employer branding: técnicas de marketing enfocadas a atraer capital humano de calidad. De esto dependerá que nuestra empresa posea una buena reputación como empleadores de calidad.

 

 

Te contamos las 4 tendencias actuales del employer branding.

Retener talento: un plan a largo plazo

Los objetivos laborales actualmente siguen una tendencia cortoplacista y local, sin embargo un estudio titulado 2020 Outlook: The Future of Employer Branding (de Universum) demuestra que dentro de 5 años esta tendencia cambiará y habrá una clara tendencia del 70% de las empresas en la contratación a largo plazo.

Esto se debe al cambio de paradigma en el reclutamiento de capital humano: las empresas son, a partir de ahora, las que buscan a profesionales brillantes para que entren a formar parte de su equipo. En otras palabras, el reclutamiento es, a día de hoy,una carrera por cazar los mejores talentos y retenerlos.

Profesionales brillantes, con amplitud de miras, actitud pro activa y afán de re inventar las reglas es lo que se considera, a día de hoy, capital humano de calidad. Un equipo con talento será el primer paso para el éxito de nuestra empresa, sin embargo, deberemos atraer a dichos profesionales hacia nosotros y convencerles de que merece la pena formar parte de nuestro equipo en primer lugar.

employer branding

El employer branding empieza en el mismo momento en el que se funda la empresa, desde el primer día en que se forma el equipo de trabajadores. Lo mismo ocurre con nuestra reputación como contratantes: un buen equipo es sinónimo de una experiencia gratificante; una experiencia gratificante para los trabajadores es sinónimo de dar a conocer su satisfacción por redes sociales, y esto equivale a construir la reputación que buscamos.

Es por ello que, de aquí a 5 años, las empresas se focalizarán en retener el talento a largo plazo: de esta forma, para 2020 su employer branding ya estará consolidado gracias a una plantilla estable de empleados satisfechos.

Políticas globales, perspectiva internacional

Actualmente la competición por una vacante se da entre demandantes del mismo país, pero estudios prevén que en 2020 la competencia será global e internacional. Por ello las empresas pioneras están desarrollando políticas globales en referencia al reclutamiento laboral. La presencia del reclutamiento digital (en auge) facilitará esta revolución en el proceso de contratación laboral.

Además, la reputación como buenos empleadores deberá trascender fronteras y tener un alcance global. Por ello los equipos de recursos humanos están trazandoperspectivas más amplias, no limitándose a satisfacer las necesidades del personal en el momento presente, sino que planifican un recorrido profesional satisfactorio a largo plazo para los trabajadores de calidad.

Employer y Customer branding: dos líneas paralelas

La reputación como empleadores y como empresa (o servicio) debe alinearse y ser igualmente positivas. Las empresas que alinean satisfacción de los empleados y de consumidores crecen exponencionalmente, mientras que las que no lo hacen decaen en productividad y ganancias.

El employer branding de nuestra empresa trasciende el ámbito privado: deben coincidir en su consideración los  trabajadores y el público consumidor, quienes, gracias al boca a boca, construirán nuestra reputación positiva integral.

Métodos de evaluación, ¿cuál es la calidad de nuestro employer branding?

¿Cómo mesurar si nuestra estrategia de employer branding da buenos resultados?

Actualmente el método más empleado son los KPI (Indicador Clave de Rendimiento): métricas para medir logros, tales como: reputación positiva, mayor presencia en las redes, y otros objetivos bastante hetéreos propios del SEO.

Los KPIs funcionan por porcentajes y mesuran objetivos con plazos; además,deben ser objetivos concretos, alcanzables, y con fecha (por ejemplo, semanales o mensuales).

En conclusión, las tendencias del employer branding forman un conjunto de técnicas de marketing que mejoran la imagen de nuestra empresa de cara al público y la convierten en “un lugar en el que merece la pena trabajar”; retener el talento de los profesionales del futuro.

 

Post relacionados:

 

felicidad en el trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *