Marqueting estratégico: qué es para qué sirve

Escrito en Gestión empresarial el por .

marketing estratégico

El marketing estratégico es la parte del marketing que, con un enfoque a medio y largo plazo, se encarga de analizar el mercado con el objetivo principal de detectar las necesidades de los usuarios y encontrar las fórmulas y oportunidades que tiene nuestra empresa o negocio para satisfacerlas.

La idea del marketing estratégico es llegar a conocer cuáles son las necesidades de los clientes para, a partir de dicho conocimiento, crear unos productos o servicios atractivos para los usuarios y que conecten realmente con lo que buscan y necesitan.

 

Objetivos del marketing estratégico

Con el marketing estratégico lo que se busca es lo siguiente:

  • Descubrir nuevos mercados a los que puede dirigirse la empresa.
  • Analizar las posibilidades de dichos mercados.
  • Detectar las nuevas necesidades de los usuarios.
  • Descubrir cómo nuestra empresa puede satisfacer dichas necesidades de la forma más eficaz posible.
  • Analizar a la competencia.
  • Crear valor adicional y ventaja competitiva.

 

 

Las distintas estrategias

Dentro del marketing estratégico se trabajan una serie de estrategias, destacando principalmente las 5 siguientes:

  1. Estrategia de cartera de productos y/o servicios. Se trata de analizar los productos y servicios de nuestra empresa de cara a tomar las mejores decisiones en relación al potencial y rentabilidad de cada uno de ellos.
  2. Estrategia de posicionamiento de marca. El objetivo es conocer cómo nos perciben actualmente los consumidores y explorar las maneras de mejorar dicha imagen, analizando si nos conviene posicionarnos de un modo distinto.
  3. Estrategia de segmentación. El marketing estratégico también se ocupa de establecer grupos de consumidores según sus necesidades y características con el objeto de poder ofrecer una oferta de productos diferenciada y enfocada a cada uno de estos segmentos del mercado.
  4. Estrategia de Marketing Mix. Esta estrategia sirve para tomar la mejores decisiones en relación a los 4 factores más importantes del marketing: producto, precio, comunicación y distribución.
  5. Estrategia de crecimiento. Nos ayudará a tomar las direcciones correctas para el desarrollo de nuevos productos, servicios o líneas de negocio.

marketing estratégico

Diferencias entre marketing estratégico y marketing operativo

Además del marketing estratégico, existe otro tipo de marketing: el operativo. La gran diferencia entre ambos es que mientras que el objetivo se basa en el análisis de diferentes parámetros con el fin de fijar objetivos a medio o largo plazo, el marketing operativo se basa en acciones concretas, las cuales deben implementarse en el corto plazo para lograr unos objetivos muy concretos.

Otras diferencias entre estos 2 grandes conceptos del marketing son:

  • El marketing estratégico se basa en el análisis del mercado y los consumidores y la búsqueda de oportunidades de negocio. También determina la misión y visión de la empresa y sus objetivos generales.
  • El marketing operativo, por el contrario, consiste en la ejecución de acciones concretas para lograr lo objetivos definidos previamente en el marketing estratégico.

En cierta manera, podemos afirmar que el marketing estratégico es el análisis de las circunstancias y la definición de objetivos, mientras que el marketing operativo consistiría en pasar a la acción para conseguir dichas metas.

 

El plan de marketing

Para poder llevar a cabo con eficacia tanto el marketing estratégico como el operativo de una empresa es necesario trazar un plan de marketing. Este consiste, básicamente, en plasmar sobre un documento (de texto o más esquemático) distintos aspectos como:

  • Los estudios de mercado llevados a cabo o encargados por la empresa.
  • Objetivos de marketing a alcanzar.
  • Estrategias a ejecutar.
  • Planificación a seguir para lograr todo esto.

 

Las 4 secciones de un plan de marketing

Un plan de marketing debe contener, como mínimo, las siguientes secciones:

  1. Análisis del mercado. Debes analizar no solamente las características de tu publico potencial, sino también la situación de tu empresa y la competencia en relación a dicho mercado y los condicionantes económicos, políticos y sociales susceptibles de poder afectar a nuestro sector de actividad.
  2. Objetivos. Definición de unos objetivos los más específicos y medibles posible, siendo también muy importante que sean realistas, alcanzables y relevantes.
  3. Estrategias a seguir. Definición de las estrategias concretas a seguir, por ejemplo una campaña en las redes sociales o la mejora del posicionamiento de tu web, para lograr las metas previamente definidas.
  4. Monitorización y revisión del trabajo. Es imprescindible establecer qué indicadores vas a utilizar para comprobar que tu plan de marketing está funcionando. Por ejemplo, si se están consiguiendo incrementar la ventar o fidelizar a más clientes en un porcentaje concreto. Además, debes poder controlar y a ser posible monitorizar a tiempo real los resultados de tus campañas.

Es importante comprender que los esfuerzos, tanto económicos como en horas de trabajo, dedicados al marketing estratégico no son un despilfarro, sino la mejor inversión. El análisis previo del target de nuestro posible cliente, la segmentación del mercado y del entorno, así como la definición de objetivos nos va a permitir tomas las decisiones más acertadas y poner en marcha las acciones de marketing más eficaces y rentables para nuestra empresa, marca o negocio.

Post relacionados:

 

CTA - Cómo aumentar la productividad en tu empresa - 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *