Mejora día a día tu empresa con reuniones de trabajo eficaces y productivas

Escrito en Agua y Café el por .

dv1492011 Tanto en las empresas más pequeñas como en las más grandes, las reuniones de trabajo siempre son esenciales para su correcto funcionamiento y para una evolución positiva de la empresa, e incluso se podría afirmar que son cruciales para su supervivencia.

La finalidad de las reuniones consiste en conseguir sacar lo mejor de cada empleado y tomar decisiones colectivas que, en definitiva, consigan mantener a flote una empresa.

Por este motivo es importante que no resulten largas, aburridas e improductivas, y que acaben convirtiéndose en una pérdida de tiempo y que resulten provechosas para todos sus participantes.

A continuación, se citan 9 sencillos cambios que los empresarios pueden aplicar en las reuniones que pueden conseguir aumentar la efectividad de los trabajadores y su productividad dentro de la empresa:

  1. 1.    Plantear metas concretas para poder llegar a acuerdos concretos.
  2. Planificar una agenda específica, con temas específicos para asegurarte de que los empleados entiendan los objetivos con claridad.
  3. 3.    No eternizar la reunión y conseguir acabarla en una hora para que los participantes no acaben perdiendo el interés o desviándose de los objetivos concretos planteados inicialmente.
  4. Preparar el material con anticipación un día antes de la reunión.
  5. 5.    No retrasar la hora de la reunión para esperar a los impuntuales, ni volver atrás para explicarlo todo de nuevo si alguien llega tarde.
  6. 6.    Utilizar el humor como estrategia comunicativa, para conseguir una discusión positiva y evitar que la reunión se convierta en un encuentro de trabajadores aburridos, molestos y desmotivados.
  7. 7.    Evitar los monólogos y el exceso de protagonismo, que no significa que no se pueda mostrar liderazgo y seguridad en uno mismo
  8. 8.    Prohibir el uso de móviles (smartphones, tablets, laptops y demás) para que los participantes no pierdan su atención.
  9. 9.    Documentar y distribuir los resultados, por ejemplo, mediante un informe que incluya todos estos detalles después de la reunión, para que todos los participantes tengan claras las conclusiones ya que al finalizar la junta, es recomendable que todos los participantes tengan una idea clara de los acuerdos alcanzados, así como de los compromisos asumidos.

Basta con aplicar estos sencillos pasos estratégicos para conseguir un mayor rendimiento y eficacia de los trabajadores, y una mejora continua de la producción y, por lo tanto, también de los resultados empresariales.

Post relacionados:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *