Home Dotted Acerca de nosotros Dotted Blog Eden

Blog Eden


Fuentes de agua para oficinas, limpias y a la sombra

Escrito en Agua y Café el por .

limpieza fuente de aguaLas fuentes de agua para oficinas tienen unos enemigos naturales que consiguen cambiar la naturaleza del agua para beber.

Se trata de agentes relacionados con el medio ambiente y que cualquier empresa instaladora de máquinas de agua debe comunicar al cliente, para que este pueda hacer un mejor uso de su máquina. Para que esas condiciones del entorno no pasen factura a la calidad del agua, es importante tener en cuenta los factores más importnates:

-Polvo. El polvo ambiental se puede introducir por los puntos de entrada del agua, en las fuentes de agua para oficinas que funcionan con un sistema de botellón superior que se adapta a un pedestal utilizado para el suministro final. Por esa razón, es imporatnte colocar las fuentes de agua fuera de las zonas de trabajo que generan polvo, y optar por habitaciones o estancias apartadas, o que se pueden cerrar con puerta.

-Sol. El sol que incide directamente sobre las fuentes de agua puede distorsionar de forma considerable la temperatura de trabajo del sistema de refrigeración de la máquina , de forma que esta tenga que trabajar más para compensar el sobrecalentamiento. Por consiguiente, un mayor trabajo de enfriamiento significa un aumento proporcional del gasto energético.

-Limpieza. Si el dispositivo de agua no se limpia con regularidad, aumenta el riesgo para la salud de los consumidores, ya que la suciedad puede convertirse en un caldo de cultivo para los microorganismos. Al beber agua, el organismo se pone en contacto con agentes patógenos, justo en aquellos puntos en los que se es más vulnerable, es decir, en el aparato digestivo.

En definitiva, las fuentes deben estar libres de polvo, limpias y a la sombra. Se trata, por lo tanto, de tres normas básicas fáciles de respetar, que cuesta poco tener en consideración a la hora de mejorar la salud y el bienestar de las personas que se hidratan a través de la máquina, probablemente donde más se necesita, en el puesto de trabajo.

 

Fuente de agua en la oficina para no perder el tiempo

Escrito en Agua y Café el por .

Una fuente de agua estratégicamente situada en el espacio más cercano de una oficina representa una oportunidad inmejorable para que los trabajadores adquieran el hábito de beber agua con regularidad y, a la vez, una forma de enseñarles a hidratarse, además, de una forma más sana y segura.

Las fuentes de agua de carácter corporativo, es decir, las que instala la empresa para sus empleados y clientes, ofrecen un agua gratuita, disponible y asequible, algo tan sencillo y a la vez tan esencial, que puede hacer que los trabajadores tomen más conciencia de los beneficios de tener una buena hidratación.

En ausencia de este tipo de fuentes, los trabajadores deben obtener agua por sus propios medios, trayéndola de casa a la oficina, o bien comprándola de forma individual (o colectiva, junto con otros trabajadores), en cuyo caso deben salir a la calle a buscarla y, por lo tanto, deben dedicar un tiempo extra a su necesidad de hidratación.

Se trata, por lo tanto, de una pérdida de tiempo que podría dedicarse a lo que más le interesa al empresario, es decir, a que el trabajador produzca, concentrándose de forma continuada a sus tareas laborales, sin tener que ocuparse de su hidratación, que puede cubrirse con gran facilidad con la instalación de una simple fuente de agua.

Este tipo de fuentes para oficina que se presentan en dos formatos básicos, uno que dispone de un botellón superior, de alrededor de 19 litros de agua mineral, y otro tipo que va conectado a la red de abastecimiento general y que purifica el agua mediante un sistema de ósmosis inversa.

En ese segundo caso, no solo se garantiza un caudal de agua constante y siempre disponible, sino que la cantidad corresponde al agua que pueda proveer el sistema de conducción pública.

tomar agua en la oficina

Ósmosis inversa, filtraciones naturales invertidas

Escrito en Agua y Café el por .

La osmosis inversa es un mecanismo no natural y forzado que reproduce el sistema de osmosis natural presente en la naturaleza, un mecanismo químico esencial para la integridad celular, que funciona en el interior de las células de los seres vivos a partir de la trasposición de la superficie de la membrana que las envuelve.

En las células, el agua, o el agua que forma parte de diferentes fluidos, se convierte en el medio precursor para trasladar de un lugar a otro (de dentro a fuera de las células y viceversa, a través de una membrana) los componentes químicos disueltos en ella, para que las células de los seres vivos puedan cumplir con sus funciones básicas.

En el caso de la ósmosis natural, por lo tanto, los agentes químicos traspasan las barreras de las membranas, mientras que en la osmosis inversa, forzada y no natural, las membranas son el medio necesario para favorecer el traspaso del agua, pero del mismo modo también confieren un aislamiento de los elementos que se quieren erradicar, ya sean componentes químicos o partículas no deseadas, como bacterias y otros agentes patógenos.

Este sistema de osmosis inversa constituye del mecanismo de filtrado de las fuentes de agua, como las que se instalan en los centros de trabajo y que se utilizan para hidratar a los trabajadores.

La osmosis inversa fue aplicada por primera vez por Sydney Loeb y Srinivasa Sourirajan, dos estudiantes de la Universidad norteamericana de UCLA en el año 1960, que estudiaban una forma barata y eficiente de filtrar el agua. Ambos diseñaron un filtro de celulosa (una estructura asimétrica) que resultó ser mejor que la opción, patentada anteriormente por los profesores Reid y Brenton.

Sin embargo, otros autores, que han estudiado esta particular historia de la tecnología, hablan del profesor Jacobus Henricus Vant’t Hoff como el verdadero padre de la osmosis inversa tal y como se conoce y se aplicamos en la actualidad en las fuentes de agua.

Independientemente de sus creadores o descubridores, lo más importante es que el procedimiento constituye uno de los recursos más adecuados para mejorar la calidad de las aguas de consumo humano.

qué es la osmosis inversa

Dispensadores de agua, nacidos para la higiene natural

Escrito en Agua y Café el por .

fuentes de aguaLos dispensadores de agua son sistemas de distribución de caudales hídricos que constituyen medios higiénicos y limpios, ya que par consumir el agua, los usuarios no tienen que tocarla en ningún momento y porque las empresas que los suministran incluyen sistemas de higienización que garantizan la inocuidad del servicio y del suministro de agua.

Los dispensadores de agua mineral que funcionan con depósitos transparentes en la parte superior, funcionan de la siguiente forma: los botellones vierten su contenido en el interior de un espacio central superior abierto que se cierra con el mismo depósito, de forma que el agua cae por gravedad y el usuario puede ver la evolución del consumo gracias a la transparencia del botellón.

Se trata de dispensadores de agua en los que el usuario retira los depósitos cuando quedan vacíos, pero en ningún momento entra en contacto con el agua.

En el caso de los dispensadores de agua que funcionan sin botellones, no hace falta reponer el agua en ningún momento, ya que el agua llega directamente desde la red de abasto público y se filtra de forma automática a través del equipo, mediante el sistema de ósmosis inversa.

Además, los dispensadores de agua funcionan con unos sistemas de higienización, unos kits que se aplican cada cierto tiempo a las fuentes de agua con el fin de garantizar su limpieza en todo su recorrido por el interior de la máquina. Consiste en un sistema de autolimpieza muy sencillo, económico y eficiente que reproduce a pequeña escala el que se realiza en las plantas potabilizadoras de agua en sus depósitos de agua, o bien el que se aplica en las industrias embotelladoras de agua.

Tecnología de la ósmosis inversa, un camino que se inició en el mar

Escrito en Agua y Café el por .

La ósmosis es un proceso físico que reproduce un fenómeno natural representado, por ejemplo, en el trabajo de asimilación de nutrientes que se produce en las células de los seres vivos, aunque, como su nombre indica, la osmosis inversa corresponde a este proceso natural, pero debidamente invertido.

La aplicación física sobre el agua de la fórmula de la osmosis inversa resulta de gran utilidad en la industria, y consiste en el filtrado de los caudales de consumo mediante un sistema de membranas semipermeables, que dejan pasar el agua pero que retienen los componentes químicos y los sedimentos disueltos en ella, con el fin de purificarla.

La osmosis inversa es un sistema de filtrado del agua simple, económico y flexible que permite incrementar la producción de agua limpia de manera escalable.

Este sistema de osmosis inversa comenzó a aplicarse en la industria durante la segunda mitad del siglo XX, aunque en realidad ya se conocía desde el año 1748, cuando el químico Jean Antoine Nollet descubrió el rendimiento de estas membranas filtradoras.

Paradójicamente, lo más curioso de la osmosis inversa es que, a pesar de sus virtudes, muchos físicos y químicos la estudiaron y la aplicaron en distintos procesos en sus laboratorios, un uso que se prolongó durante los siguientes doscientos años, pero no se empezó a utilizar con fines prácticos hasta más tarde, como en el ahora ya popular sistema de filtración de las aguas de mar para su proceso de potabilización.

Los origenes de este sistema de purificación se encuentran en el mar cuando, en 1949, unos investigadores de la Universidad de California se atrevieron a realizar las primeras experiencias con la desalación de aguas. En 1950, unos investigadores de la Universidad de Florida crearon agua dulce para consumo, extrayéndola del agua del mar y aplicando por primera vez la fórmula de la osmosis inversa.

El nivel de producción en 1950 era tan bajo que no resultaba rentable y, sin embargo, en 2001, con la tecnología de la osmosis inversa muy desarrollada, ya se contabilizaban más de quince mil plantas de desalación en todo el mundo, que funcionaban con este sistema.

filtración con osmosis agua eden

Osmosis inversa, una física y una química para el agua limpia

Escrito en Agua y Café el por .

La osmosis inversa es un fenómeno físico y químico relacionado con la capacidad de ciertos cuerpos sólidos disueltos en soluciones liquidas para atravesar membranas semipermeables.

Esta capacidad osmótica solo afecta a los contenidos sólidos disueltos y no al medio acuoso. De esta forma, dado que agua contiene algunas partículas disueltas, al pasar a través de una membrana y bajo determinadas condiciones de presión, los cuerpos disueltos en el líquido quedan retenidos al otro lado de la pantalla que forma la membrana.

Partiendo de esta base, una gran aplicación artificial de la osmosis inversa es la depuración, el filtrado de las aguas, por ejemplo, del agua para el consumo humano que ofrecen las fuentes de agua conectadas a las redes de abasto públicas.

En estos casos, los sistemas técnicos de osmosis inversa favorecen el paso del agua purificada libre de sus contenidos no deseados, es decir, las moléculas que pueden participar del mal sabor del agua, de los olores inadecuados, así como de las sustancias nocivas suspendidas y contenidas en el fluido del agua.

En este sentido, la osmosis inversa constituye un gran aliado para el mantenimiento de las condiciones de higiene y salubridad del agua que se sirve a las colectividades, es decir de las aguas de suministros masivos, que han de proveerse libres de agentes patógenos como lo son microbios, bacterias, e incluso microorganismos vegetales o animales que pueden desarrollarse en el agua.

osmosis inversa

Fuentes de agua de triple garantía

Escrito en Agua y Café el por .

agua para oficinasLas fuentes de agua que se utilizan en la oficina y que presentan funcionan con botellones, ese característico depósito superior que contiene el agua, distribuyen agua mineral, proporcionando así agua para beber en centros de trabajo y espacios públicos donde se reúnen colectivos importantes de personas, como los gimnasios, por ejemplo.

Estas fuentes de agua mineral ofrecen agua con la misma calidad con la que salen del manantial del que proceden. Las empresas embotelladoras y distribuidoras de agua aplican tres procedimientos o garantías básicas para poder ofrecer esta agua natural:

  • La elección de manantiales de agua mineral que resulten adecuados por la calidad de su agua, así como un sistema de higienización de los botellones en las plantas de llenado y un seguimiento de las características físicas del agua desde que se llena el botellón hasta que se distribuye al consumidor final y se instala en las fuentes de agua.
  • La elección de los manantiales también está relacionada con la química más adecuada para el transporte de agua en depósitos cerrados, con el fin de que las cualidades del agua se mantengan estables.El seguimiento de la química del agua tras el llenado de los botellones consiste en la verificación de las correctas características del agua mediante análisis y con un control de las pautas en el transporte del agua hasta el lugar de destino
  • La higienización de los depósitos consiste en la realización de un lavado y acondicionamiento de los botellones mediante procesos controlados.

Esta triple garantía es esencial para que el consumidor final disfrute de un agua saludable y apetecible a la vez.

Dispensadores con ósmosis inversa contra los males del agua

Escrito en Agua y Café el por .

dispensador agua

Los dispensadores de agua son fuentes que proporcionan agua para beber y que, en los modelos más adaptados, disponen de sistemas de filtros para evitar que los usuarios consuman un agua contaminada o con olores y sabores no deseados .

El modelo de filtrado de agua más común y utilizado en la actualidad, debido a su gran eficacia, es el de la tecnología de la ósmosis inversa, que consiste en hacer pasar el caudal de agua a través de dos sistemas consecutivos de eliminación de residuos. Uno correspondiente a una membrana semipermeable y otro a un filtro de carbón activado.

Estos dispensadores de agua han de usarse sobre todo en zonas donde la calidad del agua es deficiente y donde, por lo tanto, su consumo directo, sin filtración ni limpieza, puede poner en peligro la salud y el bienestar de los consumidores.

En España hay claramente unas zonas donde las calidades del agua son menores que otras y, en consecuencia, donde los dispensadores de agua que funcionan con sistemas de ósmosis inversa son todavía más necesarios, por no decir, esenciales. Los puntos negros de la geografía española en este sentido son Andalucía, cualquiera de las islas baleares, Murcia, la Comunidad Valenciana y algunas zonas de Cataluña, especialmente el sur de esta comunidad.

Este sistema de ósmosis inversa de los dispensadores de agua elimina más del 90% de los sólidos contenidos y disueltos en el agua. Así, esta tecnología permite ingerir un agua sin sabores indeseados y con una mineralización adecuada, que no comprometa las condiciones de salud de los usuarios que beben esta agua filtrada de la red pública, a la que se conectan este tipo de fuentes de agua.

Dispensador de agua, una causa para la salud y para el bienestar

Escrito en Agua y Café el por .

Los dispensadores de agua que se instalan en los centros de trabajo son unos dispositivos de suministro de agua cuya finalidad es proporcionar hidratación a los trabajadores, así como a posibles clientes y visitantes de las empresas.

No se trata de simples depósitos de agua, sino de unas máquinas, que, en función de sus medios técnicos y de su complejidad operativa, son sinónimo de un agua de calidad y, en consciencia, de salud para sus consumidores.

Este tipo de dispensadores de agua pueden proporcionar agua caliente y agua refrigerada que, además de hidratar y refrescar, también puede proporcionar la base de la preparación de algunos alimentos sencillos que presentados en formatos liofilizados o en polvo, como sopas, caldos, u otras preparaciones sencillas a base de pasta y vegetales.

Por otro lado, los dispensadores que funcionan con el modelo de botellón aportaran el mejor caudal de aguas procedentes directamente de los manantial, aguas con excelentes características naturales que llegan al vaso con todas sus características intactas.

Un dispensador de agua, en cualquier caso, estar debidamente higienizado, y adscrito a un suministro regular de agua de calidad, para que sus consumidores obtengan un mejor bienestar a partir de una hidratación más segura y saludable

agua en casa

Filtros de agua, eficiencia en régimen de sustitución

Escrito en Agua y Café el por .

La calidad del agua de las fuentes de agua que se instalan en los centros de trabajo está directamente relacionada con la de los filtros de agua que se utilizan en el sistema de depuración por ósmosis inversa.

Estos filtros de agua son los encargados de eliminar las sustancias en suspensión y disueltas en el agua, caracterizadas por una composición química inadecuada para la salud humana, a la vez que consiguen eliminar moléculas responsables de que el agua tenga un sabor y un olor desagradables.

A su vez, los filtros de agua deben su eficacia a otro elemento esencial de su estructura, el carbón activado, que es el encargado de retener cada una de esas moléculas citadas y de impedir que pasen al agua.

Para comprender el funcionamiento y estructura de este carbón activado de una forma más visual, se podría decir que funciona de forma parecida a la de una red de arrastre de pesca gigantesca dispuesta no en dos dimensiones, a lo largo y a lo alto, sino en tres. La superficie microscópica del carbón activado de los filtros de agua consiste en una intrincada maraña de recovecos tridimensionales que multiplica la superficie útil de esa red de carbón.

Se trata, por lo tanto, de una red con millones de intercisos en los que quedan atrapadas las moléculas y que liberan al agua que se ha de beber de todos los agentes contaminantes y sustancias organolépticas indeseados.

Sin embargo, esta eficiencia del carbón activado y, en consecuencia, de los filtros de agua, tiene un límite correspondiente a su tasa de saturación. Por este motivo, los filtros de agua deben sustituirse con regularidad, porque sus marañas de las celdillas se llenen en su totalidad.

La opción más simple de conseguirlo no tiene secreto, basta con la sustitución de los filtros antiguos por unos nuevos.

filtrar agua