Home Dotted Acerca de nosotros Dotted Blog Eden

Blog Eden


Agua respetuosa con el medio ambiente por definición

Escrito en Agua y Café el por .

Agua Flickr Creative Commons by Claire Whitehouse

A menudo, la gente no se plantea si puede ser respetuosa con el medio ambiente sin que ello le suponga necesariamente un esfuerzo o un coste extra.

Optar por ser respetuoso con el medio ambiente puede resultar tan fácil como elegir aquellas industrias y productores que están implicadas de forma activa en la protección y conservación del medio ambiente, incluyendo en sus procesos de elaboración métodos de fabricación y hasta fórmulas de trabajo y transporte apliquen siempre medidas de protección de la naturaleza.

Una simple respuesta en favor de la protección del medio ambiente puede consistir simplemente en hacer un consumo habitual de un agua que sea respetuosa con el medio ambiente.

En un primer momento, puede parecer difícil encontrar este tipo de agua, aunque en realizad puede que sea la que consume en su centro de trabajo, que sale de las fuentes de agua para oficinas. El agua respetuosa con el medio ambiente garantiza la sostenibilidad medioambiental debido a que se trata de un agua:

-Extraída de un manantial de agua mineral con medios lo más naturales posibles, es decir, con conducciones de aluminio que respetan la ausencia de sabor, que apenas cambian la composición mineral del agua, y que mantienen la temperatura del surgente sin ninguna intervención artificial.

-Envasada en industrias del agua para consumo humano con una maquinaria especialmente diseñada para reducir el impacto de contaminación de la industria.

-Transportada con medios rodados hasta el destino sin contaminación, o con la mínima posible, ya que utiliza rutas de reparto racionales especialmente diseñadas para evitar desplazamientos inútiles y, por lo tanto, para reducir al máximo la emisión de contaminantes. Asimismo, también utiliza vehículos adaptados que solo emiten mínimos permitidos de partículas contaminantes.

-Respaldada por una utilización baja o nula de papel en los procesos contables y administrativos necesarios para la gestión de la empresa.

Fuentes de agua fría humanizadas

Escrito en Agua y Café el por .

Agua Flickr Creative Commons by Shadoweaver

Hoy en día, las fuentes de agua para oficina han incorporado materiales, medios técnicos, modelos de seguridad y adaptaciones para sus usos específicos, de forma que las actuales fuentes de agua disponibles en los centros de trabajo no tienen casi nada que ver con las que se comercializaban hace solo unos treinta años.

En la actualidad, estas fuentes de agua se han humanizado en muchos sentidos, y resulta importante tener en cuenta cuáles son estas condiciones que los usuarios perciben como mejoras sustanciales y distintivas, que van más allá de la función de hidratación.

-Materiales. El acero inoxidable con el que están fabricadas de las fuentes de agua no se utilizan como medio decorativo, sino que se trata de materiales no degradables, fáciles de limpiar, que no se deforman y que, además, presentan acabados con una excelente presentación.

-Seguridad. Las fuentes de agua cuentan con unos serpentines de enfriamiento, unos desagües eficientes, y unas tomas de agua de la red que tienen en cuenta todos los requerimientos que garantizan una asepsia adecuada, tanto los caudales utilizados para beber agua como para los que se retiran no aprovechados.

-Adaptación. Las fuentes de agua presentan alturas adaptables, grifos extensibles, pulsadores mejorados, accionamientos a pedal o pebeteros espaciosos que garantizan el uso de estas fuentes por parte de personas con dificultades específicas de movilidad o con algún otro tipo de discapacidad.

-Tecnología. Desde el uso de presiones ajustadas, hasta la aplicación de la tecnología de la ósmosis inversa más económica para la filtración de los caudales, las fuentes de agua están diseñadas para conseguir una mayor eficiencia con máximo el ahorro a la vez.

Las fuentes de agua para oficinas, por lo tanto, ya hace tiempo que además de proporcionar agua para hidratar al público en general, ofrecen soluciones a medida, para un público que poco a poco empieza a percibirlas como unas máquinas de agua más personalizadas.

Agua mineral para oficinas, un paso contra los golpes de calor

Escrito en Agua y Café el por .

Niña bebiendo agua embotellada

El cuerpo humano está formado por un conjunto de sistemas orgánicos que se encuentran en permanente desequilibrio físico y que trabajan de forma coordinada para compensarse unos con otros y conseguir un estado de equilibrio. De esta forma, el organismo repone agua de forma constante, come, respira y realiza una serie de funciones y acciones más o menos conscientes y naturales con el fin de conseguir un equilibrio vital sobre las acciones y reacciones orgánicas.

Para mantener el estado vital del organismo y trabajar para corregir este desequilibrio y esa necesidad de reequilibrio permanentes, la interacción sinérgica y coordinada de todos estos sistemas orgánicos del organismo resulta esencial para garantizar la salud y el bienestar.

Uno de los pilares básicos del mantenimiento de las condiciones mínimas para vida es la hidratación. Una función básica que los seres humanos consiguen de formas muy diferentes, pero que se puede reducir en una acción básica, la de beber agua. Tomar agua es una de las formas más corrientes pero efectivas de hidratarse, por lo que resulta vital tener siempre agua al abasto, tanto en el hogar, como en la oficina, y mantenerse hidratado en todo momento.

Los riesgos de deshidratación son variados, y uno de ellos, de los más extremos y potencialmente comunes, es el golpe de calor. Los golpes de calor están relacionados con la capacidad de adaptación del cuerpo humano a las condiciones de humedad ambientales, de forma que si no se consigue esta adaptación, se produce el golpe de calor, que se rige por el siguiente mecanismo: el aire seco y en circulación beneficia la convección y, en consecuencia, el enfriamiento natural del cuerpo. Sin embargo, el aire húmedo en ausencia de viento ambiental y de sudoración obliga al cuerpo a absorber un calor más elevado que, sin una conveniente hidratación que compense estas pérdidas de humedad corporal, se puede producir una hipertermia.

El sudor, que supone una pérdida de sal del organismo, asociado a un refrescamiento de la piel provocado por esa misma sudoración y por el aumento del volumen plasmático, son estrategias naturales que tiene el organismo para vencer los riesgos de los golpes de calor cuando no es posible disponer, por ejemplo, de un simple pero reparador vaso de agua mineral. Por este motivo, es esencial que las oficinas dispongan de máquinas de agua, para que los trabajadores se mantengan hidratados y, por lo tanto, sanos y energéticos, para cumplir con sus tareas.

Agua mineral para oficinas, para todos

Escrito en Agua y Café el por .

vaso aguaExiste un tipo de sistema de dispensación de agua mineral para oficinas que resulta muy práctico y cómodo a la hora de atender las necesidades de hidratación de los trabajadores de un centro de trabajo.

Se trata de un tipo de máquinas de agua mineral que contiene el agua en un botellón o depósito superior, de forma que el agua sale mediante un sistema de caída gracias a la gravedad. Es, por lo tanto, una fórmula sencilla, aunque no simple, muy utilizada en tanto en las empresas grandes, como en las medianas y las más pequeñas.

Los dispositivos de agua mineral para oficinas casi siempre utilizan botellones de 19 litros, que alimentan el caudal de agua a temperatura ambiente, y también agua fría y caliente, según las necesidades de los usuarios. Sin embargo, no todos los dispositivos disponen de esta tiple acción.

A menudo, resulta difícil hacer un cálculo aproximado que determine la cantidad de agua necesaria en un centro de trabajo determinado. Con este fin, es importante tener en cuenta los siguientes datos.

Un vaso de agua normal tiene una capacidad aproximada de 200 centímetros cúbicos si está totalmente lleno. Eso significa que los trabajadores tienen a su disposición entre 100 y 150 vasos de agua por botellón, y que siempre hay que hacer cálculos con promedios aproximativos, ya que las cantidades de agua dependen de si los vasos se llenan o no por completo.

De esta forma, un solo botellón de agua completo puede ser suficiente para una oficina con veinte trabajadores y para el consumo máximo de un día, si se contempla que todos los trabajadores tomarán agua y lo harán a razón de más de un litro durante su jornada laboral completa.

 

Agua mineral para oficinas, economía y calidad

Escrito en Agua y Café el por .

oficina

El agua mineral para oficinas representa una fórmula de dispensación de agua económica y de calidad, que permite a todos los trabajadores de una empresa proveerse de agua en el centro de trabajo y que, en consecuencia, mejora su rendimiento.. A continuación, se detallan estas dos características principales que ofrecen grandes ventajas en las oficinas, tanto para los empresarios como para los trabajadores:.

El agua mineral para oficinas resulta económica, sobre todo para los trabajadores, que no tienen que gastar su dinero para comprar agua, pero también para el empresario, ya que una correcta hidratación del personal repercute también en su rendimiento. Asimismo, los empleados no se ausentan de su puesto de trabajo para comprar agua y, por lo tanto, no pierden tiempo de trabajo, de forma que, en general, los gastos del mantenimiento de los caudales de agua y las reposiciones se amortizan.

El agua mineral para oficinas es un agua de calidad. El agua mineral de las fuentes para oficinas es un agua obtenida de manantial y, por lo tanto, se trata de agua de gran calidad. Su envasado solo transporta la calidad del agua de manantial directamente a la oficina, sin ninguna modificación.

Es evidente que existen otras aguas potables, pero la de mayor calidad es el agua mineral, un agua que ha adquirido sus características químicas de su circulación por el subsuelo, donde se ha cargado con una mineralización que la ha convertido en un agua singular.

El agua mineral para oficinas o para colectivos es además un agua con una mineralización muy característica. Los distribuidores de agua tienen la obligación de elegir un agua que pueda beber todo tipo de público, lo que convierte las aguas minerales en aguas de gran calidad, por su equilibrio natural, que resultan muy beneficiosas para la salud sus consumidores.

 

Agua eco, agua de calidad profunda

Escrito en Agua y Café el por .

agua mineral y agua natural

A menudo los términos de agua natural y el agua mineral se usan de forma indiferente y se confunden entre sí, cuando en realidad no se trata del mismo tipo de agua. Las diferencias entre un agua natural y una mineral son muchas, incluso más que las que existe entre un agua con gas y una sin gas.

A continuación se citan las diferencias más importante entre el agua natural y la mineral:

El agua natural es la que en ocasiones necesita alguna modificación química para conseguir su estabilización y hasta debe cumplir con algunos requisitos mínimos para que se pueda beber agua con ella.

-El agua mineral, también denominada agua eco, llega a su destino, es decir, al consumidor final, sin pasar por ningún proceso de estabilización o modificación química, es decir, que el consumidor la bebe como si acabase de salir del manantial. Esta agua no sufre más tratamientos que su envasado en los botellones o en las botellas requeridas por cada marca o dispensador.

En el agua eco, por lo tanto, no hay tratamientos químicos ni bacteriológicos, de forma que la el envasador y comercializador del agua tiene la obligación de comprobar mediante un análisis que efectivamente el agua esté pura y está libre de cualquier microorganismo o agente.

El agua mineral, por lo tanto, es un agua:

-Singular y única, ya que el agua procedente de manantial, esta agua eco, tiene, por sus características naturales, una realidad química y física únicas, a diferencia de las aguas naturales, que deben adaptarse previamente para el consumo.

Profunda. El agua eco procede del interior de la tierra, y por lo tanto es un agua profunda, mientras que el agua natural es agua que corre en superficie y cuyas cualidades se modifican para el consumo, tal y como se ha citado anteriormente.

Agua eco para una ecología activa

Escrito en Agua y Café el por .

agua ecológica

Muchos consumidores que beben agua mineral desconocen que están ingiriendo un agua eco.

Se denomina así porque define no solo un tipo de agua, sino también un concepto, una filosofía, es decir, una forma de ofrecer calidad, bajo la sostenibilidad de una empresa comercializadora.

El concepto de agua eco proviene de la idea de que se trata de un agua ecológica, un agua mineral obtenida directamente de un manantial y cuyo proceso de envasado, comercialización y distribución está sometido a medios y sistemas que garantizan la inocuidad de los procesos.

Por un lado, para no alterar las condiciones físicas y químicas del agua, pero también con el fin de garantizar que el cliente recibe esa misma calidad, el consumidor de agua eco debe tener la sensación de estar tomando agua como si estuviera bebiendo directamente de la fuente de agua natural en plena naturaleza. Se trata, por lo tanto de un agua que viaja de la montaña a su vaso, gracias a una mediación cuidadosa, mediante un proceso industrial respetuoso con el medio ambiente.

El agua eco está sometida a análisis y a contraanálisis, que no se realizan para evitar contaminaciones, sino para impedir que se altere alguno de los parámetros físicos y químicos aludidos, y evitar así que se desvirtúen las características del agua mineral.

La empresa comercializadora de agua mineral debe cumplir con unos procesos estándar y especiales pautados, así como con unas tareas y responsabilidades, que deben quedar recogidos por escrito y publicitados en la constitución de sus principios, y en los que debe quedar claro que la empresa aboga por la sostenibilidad y la no contaminación indirecta, tanto la derivada de las plantas de envasado, como la de los sistemas de transporte que llevan el agua de la naturaleza al cliente final.

 

Máquinas dispensadoras de agua para servir

Escrito en Agua y Café el por .

agua en la oficina

Las máquinas dispensadoras de agua son dispositivos que ofrecen agua caliente, fría o a temperatura ambiente, en entornos donde las necesitan colectivos determinados o personas que trabajan en empresas, se trata de las denominadas máquinas de agua corporativa.

Estos equipos proporcionan ventajas y en muchos aspectos, aunque algunos de ellos son difíciles de apreciar a simple vista, a pesar de su importancia.

A continuación, se citan algunos de estos beneficios de las maquinas dispensadoras de agua, que quizá animen a algunos empresarios a instalar equipos de este tipo en sus oficinas

Las máquinas dispensadoras de agua tienen una tecnología adaptada a los consumos más exigentes y específicos.

-Salud. Estas máquinas proporcionan una hidratación cercana y accesible, la necesaria para mantener y mejorar el bienestar de las personas. La hidratación regular es imprescindible para mantener el nivel de energía y el estado de alerta requeridos para un mejor rendimiento de los trabajadores, con el fin de que desempeñen mejor sus tareas, tanto físicas como intelectuales.

-Agua ilimitada. El agua que llega a través de estas máquinas conectadas a la red eléctrica, es ilimitada, ya que procede de la red de abastecimiento ordinaria, y su calidad se obtiene mediante la filtración con un sistema de ósmosis inversa.

-Equipos confiables. Los equipos de estas máquinas son unos dispositivos diseñados con materiales resistentes y científicamente probados, que soportan con éxito dispensaciones de agua continuas y cambios de temperaturas.

Asimismo, las empresas comercializadoras de este tipo de máquinas ofrecen equipos diseñados específicamente para diferentes tipos de públicos y para volúmenes de agua distintos.

La madre de todas las máquinas dispensadoras de agua

Escrito en Agua y Café el por .

Las maquinas dispensadoras de agua no son un invento moderno, aunque si lo es su aplicación como fuentes de agua en el entorno profesional de empresas o al servicio de colectivos. La necesidad de obtener agua de una manera regulada ha hecho que su uso cada vez esté más extendido.

La historia de estas máquinas, sin embargo, se remonta casi hasta la Antigüedad y es realmente curiosa. En el Antiguo Egipto ya había un tipo de maquinas dispensadoras de agua que proporcionaban agua bendita a los fieles de los templos. Así, cada fiel podía hacerse con una misma cantidad de agua, y nadie se quedaba sin ese bien tan preciado.

Según los historiadores, esta primera fuente de agua bendita regulada existió en el siglo III antes de Cristo, concretamente en el año 215 a.C. Los documentos afirman que el inventor de la máquina fue un inteligente ingeniero de la época del que solo se conoce su nombre de pila, Herón.

Lo más sorprendente de todo es que aquella fuente de agua estaba monetizada, es decir, que había que pagar una cantidad determinada de dinero en monedas para que el agua saliese. En cualquier caso, aquella agua no era para beber, sino para asearse antes de entrar al templo, y funcionaba con un mecanismo muy sencillo, ya que el peso de la moneda era el encargado de hacer salir el flujo de agua.

De esta forma, el peso del metal accionaba una válvula que abría el paso del agua que estaba contenido en un depósito. Así, al final del día, se recogían las monedas y se recargaba la cuba con agua nueva y limpia para hacer las abluciones.

En base a este mecanismo, los fieles debían ser lo suficientemente respetuosos como para darse cuenta de que, además de monedas, hubiesen podido introducir otros objetos como piedras pequeñas, por ejemplo, que cumplieran con la función mecánica de abrir la llave de paso.

Beber agua

Las postales abrieron el camino a las máquinas dispensadoras de agua

Escrito en Agua y Café el por .

Antes de la comercialización de las modernas maquinas dispensadoras de agua, se utilizaban otros sistemas dispensadores más prosaicos, aunque no eran de agua. Las primeras fueron unas máquinas que distribuían postales al por menor para envíos de correos.

Las antecesoras de estas maquinas dispensadoras de agua eran unas cajas de madera que, por una moneda, ofrecían vistas para turistas. Las primeras máquinas de agua aparecieron en 1880, en la por aquella época tan moderna ciudad de Londres.

Sin embargo, ni siquiera el segundo de los proyectos de dispositivos de este tipo tuvo que ver con el agua. Poco tiempo después, también en Londres, se comercializó una máquina que ofrecía libros a cambio de dinero. El inventor de este sistema que, sin embargo, no ha perdurado hasta la actualidad fue un editor llamado Richard Carlisle. No obstante, en aquel momento, la idea resultó muy innovadora, de forma que fructificó y la concepción inicial de máquinas pasó al otro lado del Atlántico.

londres

En cualquier caso, las primeras maquinas dispensadoras de agua todavía no estaban diseñadas. Hacia 1888, en Estados Unidos se empezaron a ver unos dispositivos que ofrecían chicle de la marca Tutti Frutti en el metro de Nueva York.

No fue hasta la década de 1920 cuando las primeras maquinas dispensadoras de agua aparecieran como una necesidad y se extendieron de forma generalizada.