Principales técnicas de motivación empresarial para potenciar el talento

Escrito en Talento el por .

Desde siempre, el talento ha sido un aspecto importante para la buena marcha de las empresas. Sin embargo, como consecuencia de la economía y el mercado global y el aumento de la competitividad, hoy en día se ha aumentado su influencia hasta convertirse en una cuestión vital incluso para la propia supervivencia de las compañías. No se trata únicamente de que sea deseable contar en la plantilla con empleados capaces de generar ideas brillantes e innovadoras, es que es una cuestión imprescindible hoy en día.

motivaciones empresariales

Muchos directivos y responsables de empresas se hacen las mismas preguntas: ¿cómo puedo identificar y retener a las personas con más talento de mi empresa?, ¿qué tengo que hacer para motivar de manera efectiva a los empleados para potenciar su talento? o ¿de que forma puedo encauzar ese talento para mejorar la calidad y productividad de la compañía?

Técnicas para gestionar eficazmente el talento

El talento, como cualquier otra habilidad humana, se puede potenciar si se utilizan los métodos y las técnicas adecuadas. A continuación, citamos las estrategias más efectivas:

1. Descubrir el verdadero potencial de cada uno de sus colaboradores a través de la comunicación y la observación directa, evitando prejuicios o ideas preconcebidas sobre sus competencias o limitaciones.

2. Tratar de rotar funciones y, en la medida de lo posible, también responsabilidades para observar cómo se maneja cada trabajador en distintas situaciones o roles. La rigidez excesiva en las funciones y puestos es un gran enemigo del talento, puesto que muchas veces lo oculta y provoca desmotivación por hastío o monotonía.

3. Incentivar las expectativas de los empleados propiciando nuevas metas, proyectos y funciones que eviten la monotonía en el trabajo.

4. Mejorar la convivencia laboral con el objetivo de mantener un clima positivo, en el que se maximicen las potencialidades de los colaboradores y se eviten conflictos y rivalidades de diversa índole en la empresa.

6. Optimice la interacción de su trabajador con la labor que realiza facilitándole todos los instrumentos y la formación necesaria.

7. Potenciar la fidelización y el orgullo de pertenencia a la empresa de todas las formas posibles: incentivos de todo tipo, reconocimiento de logros, promociones laborales y puesta en marcha de programas de responsabilidad social corporativa y de marketing interno y externo que mejoren la imagen de la empresa, tanto de puertas adentro como de cara a los clientes y la sociedad.

11. Facilitar y potenciar en todo el momento la comunicación y el feedback entre todos los integrantes de la empresa. Todo el mundo tiene que sentirse motivado y con la confianza suficiente para realizar propuestas y compartir ideas y aportaciones que contribuyan al éxito de la organización.

El principal activo de una empresa es su capital humano. El éxito de cualquier organización es un mérito colectivo donde todos deben aportar, desde las posibilidades que les permiten su puesto y función, su granito de arena para construir unas bases sólidas que conduzcan la empresa por la senda del éxito.

Es evidente que existen ciertos profesionales con mayor capacidad para liderar el difícil camino que lleve a la empresa a alcanzar ese plus especial con el que logar un cierto grado de ventaja competitiva en relación al resto de organizaciones del mismo sector de actividad.

Lo que ocurre es que muchas veces los profesionales más talentosos son también los más inquietos y los que tienen más facilidad y mejores ofertas para cambiar de empresa. De ahí la importancia de mantenerlos continuamente motivados y satisfechos con la posibilidades de promoción y realización en el plano personal y profesional que les otorga su empresa.

Post relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *