¿Qué son los vasos biodegradables?

Escrito en Agua y Café el por .

vasos biodegradables

Los vasos de plástico aparecieron en el siglo XX para hacernos la vida más sencilla: al ser de un solo uso, se desechaban al terminar de utilizarlos, sin tener que lavar vasos de cristal que se acumulaban en el fregadero. Sin embargo, la utilidad de los vasos de plástico ha llegado a su fin: su producción en masa es, en el siglo XXI, insostenible: la acumulación de residuos de plástico se ha multiplicado y, al no ser un material que se descomponga de forma orgánica, daña seriamente al medio ambiente.

 

 

Las industrias petroquímicas han tomado cartas en el asunto y de esta forma aparecieron los vasos biodegradables, el futuro de los vasitos en los que tomamos agua o café en la oficina. Descubre qué son los vasos biodegradables y por qué representan una pieza clave en la preservación de nuestro planeta.

fuente de agua oficina

Vasos de plástico vs vasos biodegradables

Los vasos de plástico se fabrican a base de polímeros sintéticos.

Existen tres tipos de polímeros:

  • Polímeros naturales: almidón, celulosa, caucho natural, proteínas, etc.
  • Polímeros artificiales: nitrocelulosa, poloetileno, pvc, policloruro, metacrilato, siliconas, etc.
  • Polímeros sintéticos: nylon, polietileno, cloruro de polivinilo, polimetano, etc.

Los polímeros sintéticos, los utilizados para la fabricación de vasos de plástico, proceden de fuentes fósiles tales como:

  • Petróleo.
  • Carbón.

Dichos materiales tienen un impacto negativo en el medio ambiente: su vida puede durar de 100 a 400 años sin descomponerse por completo. Esto puede provocar:

  • Contaminación de ríos y océanos.
  • Obstrucción de alcantarillados.
  • Riesgos para la vida de criaturas marinas.
  • Riesgos para la salud de las personas.
  • Efecto invernadero.
  • Cambio climático.

Los vasos biodegradables, en cambio, están fabricados con polímeros naturales. Años de investigación científica nos han traído esta innovación que supone un cambio muy significativo en los procesos de producción y muy positivo para la reducción del impacto medio ambiental del ser humano.

 

Vasos biodegradables y su composición

Los vasos biodegradables se fabrican con componentes naturales; materia prima como -los ya mencionados- almidón, celulosa, caucho natural, proteínas, pero también:

  • Plátano.
  • Yuca.
  • Celulosa.
  • Legumbres.
  • Polisacáridos.
  • Poliactidos.
  • Aceite de soja.
  • Fécula de patata.

Esta materia prima, al final de su vida, se descompone en un período de tiempo breve; los microorganismos restantes sirven a las plantas de abono orgánico.

Dentro de los materiales mencionados, el más habitual es el almidón, un polímero natural, principalmente el que procede de la fécula de patata, del maíz y del trigo. El almidón de patata es el polímero del que se obtienenmejores resultados actualmente: aparte de ser reciclable e inagotable, presenta una vida muy corta y tiene un alto rendimiento en el conreo de tierras, potenciando el sector agrícola.

Además de esto, los vasos biodegradables han demostrado ser capaces de reducir notablemente los costes de producción. Un nuevo plástico 100% natural, orgánico, respetuosos con el planeta y mucho más económico.

 

Formato y comercialización

La comercialización de los vasos biodegradables ya está en marcha, y la producción industrial de estos vasos ya está en vías de ser algo normalizado.

Su comercialización acostumbra a presentar las siguientes características:

  • Los vasitos están fabricados con celulosa reciclada.
  • Su laminación interior es de Polímero Biodegradable derivado del almidón de maíz (PLA).
  • Alto gramaje.
  • Diseño ecológico.
  • Están diseñados para contener líquidos fríos y calientes; soportan desde 0 hasta 85 grados centígrados.
  • En una planta de compostaje se convierten en compost en un período de sólo 90 días.
  • Ahorran CO2.

El futuro y el presente de los vasos de plástico se encuentra en manos de la producción de vasos biodegradables: una apuesta justa por nuestro planeta y que ya está operando un gran cambio positivo en el impacto medio ambiental de la industria del plástico.

 

Post relacionados:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *