¿Qué tipo de comidas no es aconsejable llevar en tupper?

Escrito en Alimentación y recetas el por .

comida tupper

El deseado momento de la hora de la comida puede ser una decepción si no tenemos en cuenta que hay comidas que no pueden llevarse en tupper. Debemos tener en cuenta que los alimentos a temperatura ambiente durante varias horas son un festín para las bacterias, por eso es importante tener en cuenta los alimentos a utilizar, el tipo de tupper y si puede refrigerarse o no.

Algunas comidas en tupper pueden resultar un desastre cuando llega la hora de comer y nos encontramos que la comida resulta difícil de comer, por decirlo de una forma delicada. Las altas temperaturas, la humedad, los propios nutrientes de los alimentos (proteínas) y el tiempo que transcurre desde que se prepara la comida hasta que se consume, son factores de riesgo para el desarrollo de una intoxicación alimentaria. Por ello, no todos los alimentos son adecuados para llevar en el tupper.

Descarga el ebook gratuito: “Cómo mantener una dieta equilibrada comiendo de tupper”
 

Alimentos clave que debes evitar

  • Ensalada de lechuga si no esta preparada al momento.
  • Huevos.
  • Pescados.
  • Mariscos.
  • Carne picada y derivados, y algunas que puedan resultar muy secas.
  • Productos derivados de la leche.

Envase y refrigeración

Además de los alimentos a evitar, siempre hay que tener en cuenta factores tan importantes como el envase y la refrigeración.

Elegir el envase correcto para mantener los alimentos es también decisivo para garantizar tanto la calidad como la seguridad de los alimentos y evitar también posibles intoxicaciones. El más recomendado es el de vidrio, ya que de esa manera se evita la proliferación de partículas de plástico a la comida. Si bien no es la opción más cómoda por su peso y manipulación, sí es el más aconsejado. Los envases de plástico son igualmente una opción válida, siempre y cuando sean aptos para uso alimentario y hayan pasado los controles pertinentes.

comida tupper

Para manipular y transportar platos cocinados como guisados, estofados, etc., sirven los mismos consejos tanto de higiene como de preparación y conservación de los alimentos crudos. Aunque se hayan cocinado a fondo, es crucial  que se conserven en frío hasta que se consuman. No hay otro consejo más seguro.

Bocadillos y similares

Los bocadillo y similares (sándwiches, kebab, buratos…), tanto calientes como fríos, deben elaborarse con todas las precauciones higiénicas posibles para evitar contaminaciones. El relleno del bocadillo, tanto si es vegetal como si contiene trozos de proteína animal (atún, jamón, queso, pollo bien cocinado, tortilla, huevo duro), siempre se ha de mantener en frío en la nevera portátil hasta su consumo, para evitar contaminaciones que puedan ser causa de gastroenteritis. El huevo y los platos elaborados con este ingrediente, como tortillas y revueltos, además de salsas, se evitarán si no se pueden garantizar temperaturas que ronden los 8 ºC.

En su totalidad y teniendo en cuenta todo ello, básicamente hasta el bocadillo es recomendable poderlo llevar en un tupper refrigerado.

Esperamos que a partir de ahora seas más consciente, comas más gustosamente y por consiguiente te alimentes mejor y tengas un cuerpo más sano.

 

Post relacionados:

 alimentacion tupper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *