Te enseñamos a preparar los menús de tupper más sencillos y sabrosos

Escrito en Alimentación y recetas el por .

menú tupper

No todas las recetas son adecuadas para llevar en tuppers. Para empezar, podríamos distinguir dos tipos básicos: las recalentadas y las comidas frías. Al igual que no todas las comidas son apetecibles recién salidas del microondas, no todas las recetas frías son idóneas para llevar en un tupper.

Es importante tener en cuenta que las recetas para tupper no deben ser fáciles de volcar (como recetas caldosas) ni contener alimentos fácilmente oxidables (como fruta cortada). Las comidas con salsa, por ejemplo, son especialmente ricas al recalentarlas, al igual que la pasta fresca y el pastel de verano son perfectos para los días más calurosos.

Descarga el ebook gratuito: “Cómo mantener una dieta equilibrada comiendo de tupper”
 

A continuación os dejamos unos ejemplos de recetas para tupper de lo más sencillas:

Ensalada de pasta fría

Cuando el calor aprieta, lo último que queremos comer son cosas calientes. Es por eso que algo fresco y frío como este tipo de ensalada nos entra tan bien. Podemos usar como base pasta de vegetales para darle un toque de color, o si lo preferimos un poco de arroz para quedarnos bien llenos. Como condimento, añadiendo un poco de atún, zanahoria, maíz, huevo duro, o sal y pimienta puede quedar rico rico.

 Quiché de jamón y queso

Si queremos algo más sofisticado, una quiché de jamón y queso es ideal. Tan sólo hay que precalentar el horno a 185º mientras extendemos la masa brisa sobre un molde redondo con algo de mantequilla (¡no vaya a ser que se pegue!) y directo al horno durante unos cinco minutos para que se quede medio hecha.

En este tiempo, aprovechamos para batir unos huevos (un par o tres, dependiendo del gusto de cada uno) en un bol, junto con nata fresca que iremos añadiendo poco a poco, ¡y lo imprescindible!, jamón cortado en taquitos y tanto queso rallado como consideremos. Y si no prescindimos de la sal y la pimienta, puede quedarnos un plato de los que genera envidia en la oficina. Unos 20 minutitos en el horno, y tendremos listo un plato que se come en menos de 10, perfecto para los que tienen el tiempo justo para comer.

Pollo con tomate

Y no nos olvidemos de las comidas con salsas de las que tanto hablábamos… nosotros elegimos el pollo con tomate: En este caso nos referimos al pollo troceado, pero también puede ser entero, eso ya os lo dejamos a vuestra elección. Freímos los trozos de pollo en una sartén a fuego lento junto con algo de cebolla para darle un toque de sabor (cuando la cebolla queda algo caramelizada está riquísima), y ¿por qué no? algo de pimiento también.

No os olvidéis de la sal y la pimienta, imprescindibles en una receta como esta para que esté a la altura de los platos de Ferran Adrià. Cuando ya tenga el pollo más color, y la cebolla y el pimiento estén más blandos y caramelizados, le echamos tomate triturado y lo dejamos reposar todo para que termine de hacerse bien durante aproximadamente media hora (dependiendo de la potencia de nuestros fogones). Y ya tendremos un delicioso plato que llevarnos a la boca en cualquier sitio con nuestros tuppers, puesto que el pollo con tomate sigue estando igual de bueno aunque no esté recién hecho.

menú tupper

Estas son sólo algunas de las cientas de recetas ideales para tuppers que existen, pero si no tenemos tiempo de preparar algo, siempre podemos optar por un bocadillo o una tortilla de patatas, ¡todo un clásico entre los clásicos que no puede faltar y nunca falla!

 

Post relacionados:

alimentacion tupper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *