Una guía demuestra que una buena hidratación mejora la productividad y reduce costos

Escrito en Noticia el por .

hidratación productividad

«Una correcta hidratación en el trabajo mejora la productividad y reduce costes sanitarios». Así lo certifica el presidente de la Fundación para la Investigación Nutricional (FIN) y presidente de la Academia Española de Nutrición y Ciencias de la Alimentación (AEN), el profesor doctor Lluís Serra-Majem, uno de los autores de la guía «La hidratación en el trabajo».

«La hidratación en el trabajo» es el titulo  guía elaborado cojuntamente
nte por el doctor Lluís Serra-Manjerm y el presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), profesor Javier Aranceta Bartrina, Se trata de un trabajo editado por Coca Cola España para promover la salud de los empleados.

Una herramienta esencial para la salud laboral

El manual,  presentado recientemente por la conocida multinacional de refrescos, califica la hidratación como una «herramienta esencial de promoción de la salud laboral». Aranceta Bartrina afirma que «la hidratación y el equilibrio hidroelectrolítico son los verdaderos olvidados de la nutrición».

Ambos autores han establecido que tan sólo una deficiencia del 1 por ciento del peso corporal puede provocar una «disminución del rendimiento físico», mientras que una deshidratación del 2 por ciento «afecta también al rendimiento intelectual».

La deshidratación, incluso leve, puede alterar la memoria a corto plazo, la atención, la sensación de fatiga o las facultades aritméticas. Además, la velocidad psicomotriz o la rapidez en la toma de decisiones perceptivas puede verse reducida.

hidratación productividad

Haz click aquí y descarga el ebook gratuito: “Felicidad en el trabajo”

Los responsables de la empresa de bebidas refrescantes en España consideran que una correcta hidratación puede prevenir accidentes laborales y «situaciones de bajo rendimiento», además de «mejorar la sensación de bienestar» de los empleados. Para ello, la guía ofrece recomendaciones específicas de hidratación según la clase y características del trabajo que se desarrolle.

Otro aspecto importante recogido en la guía es que  se deben «establecer pautas para reponer la cantidad adecuada de líquidos durante la jornada en la empresa y que éstas formen parte de los protocolos laborales». Para elaborar dichos protocolos es necesario evaluar la intensidad y duración del trabajo o las condiciones ambientales en las que se realice.

En casos extremos, como la minería y la construcción, las pérdidas hídricas pueden ser de gran magnitud, no sólo por el esfuerzo y las condiciones, sino también por el carácter continuado de la actividad laboral.

Según los autores de la guía el aire acondicionado de las oficinas «puede provocar sequedad», lo que obliga a los empleados a beber más líquidos para mentener unos buenos niveles de hidratación,

Según la guía es necesario beber cada hora, tomándose un descanso para hacerlo de forma adecuada. El poco tiempo que se pierde en esta actividad se recupera con creces posteriormente, ya que un trabajador bien hidratado se encuentra en plenitud de facultades mentales.

Por último, en la guía se observan algunas consecuencias de no beber el suficiente líquido recomendado: aumento de la presión cardiovascular y del ritmo cardíaco de forma progresiva, lo que deriva en un aumento de la percepción de fatiga.

 

Post relacionados:

felicidad en el trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *