<h1>Agua Eden, distribuidora de agua para oficinas y hogar</h1>

Eden ProductosServicios y consejosPromocionesEnergy@workAcerca de nosotrosTienda online

Home Dotted Energy@work Dotted Bienestar en el trabajo Dotted Agua y bienestar Dotted ¿Por qué el agua es tan importante?


¿Por qué el agua es tan importante?



Como el cuerpo pierde agua continuamente – entre 2,5 y 3 litros de agua al día – al realizar sus funciones, el agua perdida debe reponerse para mantener la salud corporal. Curiosamente, la sensación de sed aparece cuando el cuerpo ya ha empezado a deshidratarse. Por ello, es muy importante beber agua a menudo, sin esperar a sentir sed. En el momento en que Empiezas a sentirte sediento, tu cuerpo se ha deshidratado ya a un nivel de entre 0,8% y 2% de su peso.

Aquí encontrarás solo algunos de los papeles más importantes que juega el agua en el cuerpo:

Tu cerebro
Tu cerebro está formado en un 85% de agua. Cuando no estás suficientemente hidratado, tu cerebro es el primero en empezar a sentir los efectos: dolor de cabeza, baja concentración y reducción de la memoria a corto plazo. Incluso tu habilidad para solucionar problemas aritméticos y la velocidad de tus habilidades psicomotoras se pueden ver reducidas. Varios estudios han demostrado como las capacidades de concentración de una persona pueden disminuir solo con un 1 o 2% de deshidratación.

El agua y tu sangre
La sangre se compone de un 95 % de agua; ésta lleva los nutrientes esenciales a las células del cuerpo y elimina los desechos de las mismas. Si estás deshidratado, el mecanismo del cuerpo que regula la tensión arterial no funcionará debidamente, lo que puede causar un incremento de la tensión arterial.

El agua y tu piel
La piel es el órgano más grande del cuerpo y se compone de un 70 % de agua. Parte del agua que nuestro cuerpo pierde diariamente lo hace mediante evaporación a través de la piel. En el ambiente en que vivimos, con un clima controlado por calefacciones y aires acondicionados, con una humedad baja, jabones y productos químicos de limpieza,... es muy fácil dañar la capa exterior de la piel y reducir su habilidad para retener humedad. Si no se bebes lo suficiente para compensar la pérdida de agua, notarás la piel seca; utilizar productos humectantes, te ayudarán a tratar estos síntomas. No obstante, la mejor solución es beber agua e hidratarse por dentro.

Tus Células
Cada célula de tu cuerpo depende del agua para continuar trabajando correctamente. De media, las personas estamos hechas de agua entre un 50 y un 75%. Dos terceras partes de esta agua se encuentra en las células. Si no tienen suficiente agua no pueden trabajar correctamente.

El agua y tus huesos
Los huesos se componen aproximadamente de un 22 % de agua. Además, el agua es el agente que asegura un movimiento más suave de nuestras articulaciones. El tejido cartilaginoso que se encuentra en el extremo de los huesos, retiene el agua para lubricar las articulaciones y suavizar los movimientos. Si estas superficies están bien hidratadas, friccionarán suavemente entre sí; si, de lo contrario, están deshidratadas, el daño por fricción incrementa, causándose un deterioro de las articulaciones, lo que produce dolor como la artritis.

Tu Corazón
El corazón consiste en un 77% de agua. Estudios clínicos han demostrado que una hidratación adecuada puede mejorar el modo de trabajar del corazón y reducir el riesgo a sufrir disfunciones.

El agua y tus riñones
Los riñones se componen de hasta un 80 % de agua. Su función consiste en eliminar del cuerpo los productos de desecho disueltos en agua. Si el cuerpo no dispone de suficiente agua, los productos de desecho no se eliminan de forma efectiva, pudiéndose dañar los riñones. La Fundación Nacional de Investigación del Riñón (NKRF) afirma que beber dos litros de agua al día puede reducir el riesgo de piedras de riñón.

Tu hígado
El hígado está formado en un 73% de agua. Su función es convertir la grasa del cuerpo en energía para ser utilizada. Si se fuerza su funcionamiento porque no dispone de suficiente agua, el cuerpo acumulará grasa extra que no necesita.

El agua y tus pulmones
Los pulmones necesitan humedad para funcionar. Una persona media, pierde entre medio litro y un litro de agua al día, sólo con respirar. Los pulmones se componen de un 80 % de agua. Para poder absorber oxígeno y eliminar dióxido de carbono, nuestros pulmones deben estar constantemente humedecidos. La deshidratación puede dificultar aún más la respiración.

Agua y bienestar
¿Eres cliente?
Solicita un presupuesto sin compromiso



Nuestra agua Nuestra agua
Café de calidad Café de calidad
Certificación ISO 9001 y ISO 14001
Compromiso de calidad de servicio


       

Productos

       

Servicios y consejos

       

Promociones

       

Energy@work

       

Acerca de nosotros

     Contáctanos y ayuda

Facebook Agua Eden
Condiciones - contrato