Actividades para empresas que mejoran la motivación

actividades para empresas
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

¿Por qué se pierde la motivación?

La globalización y el aumento de la competencia han convertido a los equipos de trabajo en un valor absolutamente fundamental para las empresas. Si un equipo humano que funcione adecuadamente no es posible lograr ventaja competitiva. Y esto para una empresa puede significar su expulsión de un mercado tan complejo como el actual.

Hoy en día el, reto de cualquier empresa no es únicamente formar equipos que trabajen juntos, sino lograr mejores resultados trabajando colectivamente, es decir sumando esfuerzos y habilidades, que de manera individual.

Sin embargo, muchos empleados no se encuentran suficientemente motivados en el trabajo y, en consecuencia, el equipo no funciona. ¿Por qué ocurre?

Son muchas las posibles causas por las que los equipos de trabajo fracasan, entre las que destacaríamos:

  • Ausencia de un líder con carisma y empatía.
  • Falta de involucración de los empleados en la toma de decisiones.
  • Tendencias excesivamente individualistas en algunos jefes y empleados.
  • Ambiente de trabajo negativo y enrarecido.
  • Los empleados no acaban de entender ni se sienten cómodos con las normas del grupo.
  • Organización de la empresa demasiado rígida a nivel de jerarquías y plantillas.
  • Tareas y responsabilidades mal distribuidas.
  • Incentivos insuficientes o inadecuados.
  • Falta de oportunidades reales de promoción.

 

 

Finalmente, la eficacia de un grupo está muy influenciada por el trato entre compañeros. Este debe ser cordial, respetuoso y empático, creando un contexto donde todos sus componentes se encuentren psicológicamente seguros y arropados.

 

El team building y sus beneficios para potenciar la motivación laboral

Uno de los mejores métodos con que cuentan las  empresas para motivar a sus empleados y recordarles la necesidad de cooperar entre ellos para lograr mejores resultados, es mediante las llamadas actividades de team building. ¿Qué son? Muy sencillo: del inglés “team”, equipo, y “building”, construcción. Es decir, “construcción de equipos”. Son actividades que tanto se pueden hacer dentro como fuera de la oficina, aunque lo más común es que se hagan en el exterior, para que los empleados no lo relacionen como una actividad de trabajo, sino de ocio.

Un ejemplo de evento dentro del trabajo podría ser el siguiente:

  • En una sala distinta de donde se suele trabajar, puede venir un coordinador de team building para hacer de guía a lo largo de la sesión. Puede dar charlas, pero el objetivo es que sean interactivas. Tienen que participar sí o sí los empleados, tanto para que ellos y entre ellos se conozcan mejor, como para que tú como jefe les conozcas más en profundidad y sepas cuáles son sus puntos débiles y sus puntos fuertes, cómo piensan y como actuarían en casos extremos. Es importante también que ellos mismos, de forma más individual, con estas actividades puedan conectar con su yo interior, con sus heridas y sus metas. Este tipo de interiorizaciones hacen que uno se vuelva al instante más humano y reflexione.

Y en cambio, fuera del trabajo…:

  • Pueden ser desde comidas o cenas (las más comunes), hasta actividades más rocambolescas, como pasar un fin de semana en una casa de campo para desconectar y pasar el tiempo con juegos de mesa, juegos de preguntas y respuestas, y todo lo que la imaginación pueda dar de sí. Pero incluso las hay más originales, como escenografiar un espacio, poner en situación a un grupo, y buscar lograr un objetivo en común.

 

Para terminar, subrayaremos que los equipos de trabajos dinámicos y flexibles en su comportamiento pero, al mismo tiempo, cohesionados y ensamblados a nivel humano, constituyen la mejor barrera de contención con la que cuentan hoy en día las empresas para protegerse contra las incertidumbres provocadas por los constantes cambios en los mercados.

Posts relacionados:

 

Bienestar en la oficina
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE