Actividades para niños: 5 ideas que no se te habían ocurrido

niños naturaleza
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

Realizar actividades para niños es una de las mejores formas de poder disfrutar en famillia, estrechar lazos y combatir el estres. Las posibilidades son tan variadas que a veces cuesta mucho elegir qué hacer un fin de semana con los niños que sea un poco diferente a lo que hacemos habitualmente: ir al cine, al parque de al lado de casa o a un centro comercial. Con el fin de ayudarte a planificar el ocio con tus hijos, en este post hemos seleccionado algunos planes con un toque original.

 

5 actividades para hacer con los niños 

1. Montar a caballo

La idea es hacer un ruta por la naturaleza pero de un modo diferente, interactuando con un animal tan noble y bello como es el caballoNo es una actividad difícil de organizar, puesto que hoy en día existen muchos clubs de hípica que organizan clases y excursiones a caballo adaptados al nivel y edades de los participantes.

 

 

2. Acampar en medio del bosque

Es una actividad que hay que organizar un poco más pero que, sin duda, vale la pena porque implica un contacto más directo con la naturaleza y la forma de vida de nuestros antepasados. Las acampadas nos ofercen una sensación de libertad incomparable y una gran oportunidad para disfrutar de la naturaleza en sus diversas formas: bañarnos en un río o un lago, observar el cielo, hacer escalada, senderismo.... También podemos disfrutar de la naturaleza en un camping donde los niños puedan disfrutar de actividades y de un entorno natural privilegiado. 

3. Jugar en plena naturaleza

La montaña, la playa o un parque urbano son lugares ideales para organizar juegos para disfrute de niños y adultos como: buscar un tesoro escondido en el bosque, coleccionar objetos de la naturaleza o confeccionar un nido como lo hacen los pájaros.

4. Juegos de mesa

Los juegos de mesa de toda la vida: parchís, domino, la ocas, trivial... están hoy en día un poco olvidados por la competencia de las vídeo consolas. Pero es una pena porque tienen muchas ventajas: los niños aprender a socializar, a jugar en equipo, a discurrir, a mejorar su cultura general... Y, sobre todo, son juegos divertidos y relajantes que se pueden practicar en cualquier parte: en casa, en el parque, en una cafetería. 

5. Actividades cotidianas con otro enfoque

Otra posiblidad es hacer lo de siempre, como ir a mercado o a la peluquería a cortarnos el pelo, pero con una visión distinta, animando a los niños a ser curiosos, preguntar cosas y descubrir por sí mismos como funcionan los oficios o de qué forma se obtienen los alimentos, por ejemplo.

Sea cual sea la actividad que finalmente elijamos para hacer con nustros hijos, lo importante es llevarla a la práctica con mentalidad positiva y ganas de pasarlo bien, hacer un poco de ejercicio físico y/o mental y, en definitiva, disfrutar todos juntos, olvidándonos, al menos durante un rato, del trabajo, el colegio y nuestras preocupaciones cotidianas.

 

Post relacionados:

 

Bienestar en el hogar
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE