Agua embotellada, selección de selecciones

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

agua embotelladaEl agua mineral procedente de manantial es un agua de origen natural que no ha sido tratada.

Se trata de caudales de agua que se envasan sin someterse previamente a ningún proceso de purificación. Sin embargo, ese tipo de agua embotellada natural tiene que cumplir con una serie de especificaciones legales que las diferencia del resto de aguas potables o de otros tipos de agua embotellada.

En primer lugar, el agua embotellada procedente de un agua de manantial tiene toda la consideración de calidad y de fiabilidad para su consumo humano, ya que se capta de un alumbramiento subterráneo y llega a la superficie de manera natural.

En caso de que se utilizara un medio forzado para alumbrarla, este debería corresponder al mismo nivel, es decir, al mismo estrato en el que se encuentra su punto de alumbramiento, lo que elimina la posibilidad de hacerlo mediante los sistemas mecánicos asociados a los pozos y extraerla de ellos.

El agua subterránea que después es embotellada debe conservar todas las propiedades físicas y químicas del agua mineral original. Por este motivo, se pueden diferenciar los distintos tipos de agua a partir de su variabilidad física y química.

Así, hay aguas de mineralización débil, las más frecuentes y populares, que conservan su composición química natural muy equilibrada, y que resultan saludables para todo tipo de consumidores, mientras que aguas con propiedades determinadas precisamente debido a estas composiciones, y que solo están recomendadas para determinados consumidores.

En función de sus características, por lo tanto, hay aguas embotelladas de distintos tipos, de forma que se pueden adquirir aguas ferruginosas o magnésicas, recomendadas para personas con dolencias específicas, pero que, por otro lado, no suelen presentarse como agua embotellada porque, paradójicamente, sus cualidades no resultan adecuadas para todo tipo de públicos.

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE