Agua mineral natural: las diferencias entre marcas

agua mineral natural
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

Hidratarse bien es fundamental para mantener un óptimo estado salud y rendir a un buen nivel en nuestras actividades diarias, tanto las que requieren un desgaste físico como mental.

A la hora de beber ese 1,5 o 2 litros que los expertos recomiendan tomar a diario, muchas personas prefieren el agua mineral natural. No es de extrañar, porque el agua procedente de los manantiales garantiza un buen sabor y cumple con todas las garantías sanitaras.

Sin embargo, no todas las aguas minerales son iguales

 

¿Qué se considera agua mineral natural?

El agua mineral natural está sujeta a una estricta legislación que le obliga a cumplir las siguientes características para poder ser considerada como tal:

  • Tiene que ser un agua de origen subterráneo y, por supuesto, potable.
  • Ha de emerger espontáneamente en la superficie de la tierra, o bien captarse mediante las técnicas adecuadas.
  • Ser apta para el consumo y tener una serie de características naturales de pureza.
  • La composición y las restantes características esenciales del agua de manantial deberán mantenerse constantes, aunque se permiten unas ligeras fluctuaciones naturales limitadas y establecidas.

 

Las diferencias del agua mineral

Aun teniendo las características comunes y obligatorias  que hemos citado, existen diferencias entre las distintas marcas de agua mineral, en función básicamente de manantial del que proceden. Dichas diferencias son básicamente de sabor y composición.

 

 

En este sentido, el agua mineral natural utilizada en los dispensadores, botellines y garrafas  de Agua Eden se caracteriza por:

  • Es un agua de baja mineralización, lo que la hace especialmente indicada para personas con tendencia a tener cálculos renales.
  • Los componentes químicos de las aguas utilizadas en Agua Eden son totalmente naturales, ya que se trata de elementos que se han ido incorporando al líquido elemento al entrar en contacto con las rocas del subsuelo, así como con las capas freáticas. Es decir, no se ha producido de un modo artificial por la intervención humana.
  • Las aguas minerales comercializadas por Agua Eden, a diferencias de otras marcas, no han sido añadidos mediante un proceso artificial. Esto es posible porque, al ser aguas de una gran calidad natural, no necesitan ser optimizadas añadiéndoles ningún tipo de componente o producto químico.
  • El valor añadido de Agua Eden es la selección de los mejores manantiales y su envasado con las mayores garantías de higiene y seguridad. Estos son los manantiales seleccionados, todos ellos ubicados en España y de calidad ampliamente reconocida por los expertos: Albarcín (Granada), Orotana (Valencia), Aiguaneu (Girona), Montalvo (Salamanca), Fuentevera (Toledo) y Virgen del Camino (León).

 

Para comprender la importancia de del agua en nuestro organismo conviene recordar que basta una deshidratación breve, lo que puede ocurrir simplemente por estar unas pocas horas sin beber lo suficiente, puede llegar a tener consecuencias negativas en las personas. Por ejemplo: dolores de cabeza, desconcentración, problemas de memoria y hasta ligeros mareos.

Posts relacionados:

 

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE