Análisis de agua: ¿importa qué tipo de agua beba?

análisis de agua
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

El agua es un bien del que no podemos prescindir. No en vano hay que la denomina oro líquido, no tanto por su precio como por el valor que tiene para la vida. De hecho, se calcula que sin agua los seres humanos no podríamos vivir ni una semana. Incluso se puede morir en apenas 2 días o menos dependiendo de las condiciones climatológicas. Esta es una razón por la que debemos beber agua. Pero no basta con esto. También es importante hacer un análisis de agua que estamos bebiendo. ¿Por qué es necesario esto? Veamos.

 

La calidad del agua no se ve a simple vista

Salvo que el agua contenga una gran cantidad de residuos, el color de esta será transparente. Por tanto, un análisis de agua a nivel visual no siempre es la mejor manera de saber si se puede beber.

Un agua que puede parecer limpia y pura también puede ocultar peligros. Algunos microorganismos y parásitos viven en este entorno, y pueden afectar a nuestra salud a un grado más o menos grave en función del tipo de organismo o las condiciones en las que se encuentra nuestro sistema inmunitario.

 

Cómo se realiza un análisis de agua

Básicamente hay dos formas de analizar el agua. La primera es comprobar que no tiene ningún olor ni sabor extraño, aunque no se puede decir que se trate de un análisis efectivo por razones evidentes. No se puede saber la cantidad de residuo o minerales que tiene, si hay compuestos peligrosos o alguna otra “sorpresa”.

 

Haz click aquí y descarga el ebook gratuito: "Agua, bienestar y salud"

 

El otro método de análisis de agua, más eficaz y que garantiza que se puede beber, es llevar muestras de agua a un laboratorio. Actualmente existe un sistema nacional que evalúa el agua que sale por nuestros grifos. Así se puede asegurar la potabilidad del agua. De hecho, a menudo las alertas a la población en una zona para que no beban agua del grifo se originan de estos análisis.

 

¿Cómo me aseguro de que bebo agua de calidad?

Si quieres tener la seguridad de que el agua que bebes no tiene problemas, puedes consultar todos los días la información de los organismos públicos. O tener un laboratorio en casa, cosa por otra parte poco práctica.

También puedes recurrir al agua embotellada, que cuenta con registro sanitario y te permite disfrutar de un agua limpia, siempre que te asegures de que cumple con los requisitos que hay en estos momentos para el líquido elemento.

En Eden nos preocupamos por testear nuestra agua en laboratorios independientes. Un análisis de agua que nos ha llevado a lograr el sello de calidad Oliver Rodés, siendo la primera empresa de España especializada en agua que lo recibe. También tenemos el certificado ISO 9001 y 14001, que garantizan la calidad y la excelencia en todos los procesos que desarrollamos para nuestra labor.

También nos enorgullecemos de contar con manantiales que garantizan una baja huella ambiental. De este modo contribuimos no solo a traer la salud a tu hogar y oficina con nuestras garrafas de agua, sino también a cuidar nuestro planeta para seguir haciéndolo en el futuro.

 

Posts relacionados:

 

 

optimizar
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE