La cafeína en el café: ¿cómo elegir la mejor variedad?

Agua y Café

¿Te has preguntado alguna vez si existen factores que determinen la cantidad de cafeína que tiene el café que tomas cada mañana? Son muchas las informaciones sobre lo beneficiosa o no que esta sustancia puede ser para nuestro organismo. Lo cierto es que cada vez son más las personas que optan por el café descafeinado. Sin embargo, ¿sabías que la cantidad de cafeína en el café está determinada por factores como el origen o la forma de prepararlo? Te lo explicamos todo a continuación.

Haz click y descarga el ebook gratis "Felicidad en el trabajo"

El origen y la variedad del café

Existen principalmente dos variedades de café: arábica y robusta. La primera es la variedad original (se cree que el café tiene su origen en Etiopía, en la región de Kaffa) y de la que más granos se producen en los distintos puntos del globo en los que se produce café. Es la variedad de mayor calidad, aunque posee menor cantidad de cafeína que la variedad robusta.

Por su parte, el café robusta tiene algo menos de calidad, más cafeína, acidez y cuerpo. Sin embargo, es una variedad menos aromática aunque mucho más fácil de cultivar. Los productores cafetaleros, con el tiempo, han logrado distintos híbridos que contienen las propiedades de ambas variedades; algunos de ellos de calidad y fama internacional. Por lo tanto, hoy por hoy, existe muchos tipos de café.

Como hemos visto, no todos los cafés tienen la misma cantidad de cafeína. La variedad es un factor clave que determina la cantidad de cafeína en el café; pero también lo son el origen, el tueste y el método empleado a la hora de prepararlo. 

Según el clima, la altitud y otros factores, el cultivo de cada una de las variedades dará como resultado distintos tipos de café con aromas, intensidad, acidez distintas y, por supuesto, diferente cantidad de cafeína en el café resultante.

La variedad y el origen del café determina la cafeína que contiene por un motivo fundamental. La sustancia a la que llamamos cafeína es en realidad un método de protección del cafeto, o planta del café, que le sirve para protegerse de los ataques externos. Las plantaciones más hostiles suelen estar en menores alturas, por lo que la cantidad de cafeína en el café producido a mayor altura será menor.

Cómo afecta la forma de preparar café a la cantidad de cafeína

Después de cosechar los frutos del cafeto, las semillas del café tienen un largo proceso hasta convertirse en el grano tostado y molido que incorporas a la cafetera. En este sentido, el tostado es un factor importante a tener en cuenta. Habrá más cantidad de cafeína en el café menos tostado, por lo que si tu intención es obtener una buena dosis de cafeína, elige los granos más claros.

Otro aspecto importante es la molienda. Lo ideal es que compres el grano entero y tostado listo para moler justo antes de preparar la infusión. Pero si no es así, asegúrate de que el café está finamente molido. Las moliendas más finas tienen una mayor área de extracción para la cafeína.

Por otro lado, la forma de preparar el café también influye. La temperatura del agua así como el tiempo de preparación son trascendentales. En cuanto a la temperatura, preparar la bebida entre los 195 y 205 grados centígrados produce una mejor extracción de la cafeína. Los tiempos de preparación largos también se traducen en un café con mayor cantidad de cafeína. Por lo tanto, obtendrás una bebida con más cafeína en una cafetera de goteo que en una italiana. 

Por lo tanto, la forma de hacerlo influye también en la cantidad de cafeína en el café que tomas cada mañana:

  • Café espresso: una taza de este café puede contener entre 30 y 50 ml de bebida que contiene más o menos unos 60 mg de cafeína.

  • Café de goteo: una taza de unos 24 cl puede tener entre 70 y 140 mg de cafeína.

  • Café instantáneo: esta es la taza que menos cafeína tiene, entre 30 y 80 mg en función de la cantidad de cucharadas que incorpores en la taza.

  • Café de cápsula: En una taza de café de cápsula de unos 150 ml habrá entre 60 y 90 mg de cafeína.

  • Café descafeinado: aunque haya pasado por un proceso para eliminar la cafeína, no toda desaparece. Una taza de café descafeinado sigue conteniendo menos de 10 mg de cafeína. 

Cómo hemos comprobado, la cantidad de cafeína en el café varía según diferentes factores. Con esta información puedes variar la cantidad de cafeína que quieras que tenga tu café en cada momento. Ahora, cuando te acerques en la oficina a por un café Edén, podrás elegir el que tenga más o menos cafeína. ¡No siempre necesitas cargar a tope tu capacidad de mantenerte alerta!