Cómo combatir el estrés laboral

estrés laboral
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

El estrés laboral es uno de los problemas más frecuentes en la sociedad en la que nos encontramos. Una situación que tiene efectos muy negativos en nuestra salud. Algunos de ellos son problemas para descansar adecuadamente, aumento de la tensión y mal humor.

Lamentablemente no podemos eliminar el estrés por completo. Aunque sí existen algunas pautas para combatirlo y tenerlo bajo control.

 

Desconectar unos minutos

Es bastante complicado alejarse del estrés laboral principalmente porque no parece posible dejar un proyecto importante a medias. Sin embargo, frenar y desconectar entre 15 y 20 minutos puede hacer que se vean las cosas desde un ángulo diferente. Esto es suficiente a menudo para desbloquear algún punto y hacer que un proyecto que se está retrasando avance sin perder los nervios.

 

Hacer un poco de deporte

El estrés laboral se acentúa a menudo por la inactividad física. De modo que para controlarlo, no hay nada como dedicar unos minutos a hacer ejercicio. No hace falta apuntarse a un gimnasio ni machacarse, aunque sí es importante la regularidad.

¿Qué se puede identificar como deporte? Caminar, correr o incluso bailar pueden clasificarse sí. También puedes nadar o subir escaleras. Entre 20 minutos y media hora al día te ayudarán a combatir el estrés laboral.

 

Haz click y descarga el ebook gratis "Team building en la motivación laboral"

 

Ciertos estudios han descubierto un detalle interesante sobre el ejercicio. Antes se pensaba que los músculos producían alguna sustancia que genera en el cerebro una sensación de bienestar. Ahora se ha podido comprobar que en realidad los músculos que se ejercitan se encargan de eliminar toxinas.

 

Tener un buen sentido del humor

El estrés laboral se refleja en el rostro con mucha facilidad. Las emociones están muy relacionadas con el cerebro. Por eso, tener buen humor puede aliviar tensión y ayudar a mejorar nuestro estado. Un buen chiste, una anécdota graciosa o algún mensaje divertido puede ser de utilidad. Siempre evitando que nos haga perder demasiado tiempo, claro.

 

Saber delegar en otros

Quienes tienen un puesto de responsabilidad en la empresa tienden a padecer más estrés. Normalmente porque se acumulan las tareas y resulta muy difícil asumirlas todas.

No es positivo estar disponible a cualquier hora del día, cualquier día de la semana. Tampoco estar pendientes de que llegue un correo o algún mensaje al teléfono. Deben ponerse límites y separar la vida privada de la laboral. La mejor manera de hacerlo es delegando en otros determinadas tareas, para aliviar la carga de trabajo y no tener que atender cualquier cosa en persona. Nadie es imprescindible, ni siquiera el más alto directivo.

 

Organizar las tareas

A menudo el estrés urge debido a que empiezan a surgir cosas que se acumulan porque no se dedica un poco de tiempo a organizarse. Si no se hace un plan determinando las tareas más importantes, urgentes y secundarias, lo más probable sea que todo salga mal y la tensión aumente.

 

Evitar las distracciones

Cuando se esté haciendo algo, es importante centrarse en ello sin dejar que nos distraiga nada. Las distracciones solo nos retrasarán y harán que el trabajo no avance de forma adecuada.

Estos consejos no borrarán el estrés laboral, pero serán de gran ayuda para aliviarlo y poder tenerlo controlado.

 

Post relacionados:

 

Bienestar en la oficina
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE