¿Cómo mejorar la gestión administrativa de tu empresa?

gestión administrativa
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

La gestión administrativa de una empresa puede definirse como el proceso de planificar, organiza, dirigir y controlar tanto los recursos de personal como de capital de una empresa, así como sus infraestructuras y medios técnicos. El objetivo es alcanzar las metas definidas por la organización.

 

Beneficios de una buena organización de la empresa

Una gestión administrativa bien planificada y rigurosa aporta una serie de beneficios muy importantes para la empresa, entre los que destacan:

  • Optimización de recursos de todo tipo.
  • Minimización de riesgos.

 

 

  • Consecución de más rentabilidad y productividad empresarial.
  • Ayuda en la toma de decisiones.

 

7 tips para mejorar la gestión administrativa

Estas son una serie de recomendaciones de cara a mejorar la gestión de tu empresa y lograr que sea más eficaz, rentable y productiva:

  • Gestionar por procesos. Es fundamental que los diversos integrantes de la plantilla entienda que sus responsabilidades vayan más allá de sus funciones específicas y que, por lo tanto, tengan una visión global e integradora de la empresa. En esto consiste la gestión por procesos, una filosofía empresarial y una forma distinta de organización del trabajo que aporta ventajas como: mayor calidad del trabajo, un mejor desempeño de la organización, consecución de objetivos individuales, por departamentos y globales, definición y cumplimiento de metas estratégicas, etc.
  • Modernizar todo el aparato productivo. Tanto a nivel de maquinaría y tecnología, como en la gestión de los procesos.
  • Innovar. La única forma de superar a la competencia es innovando no solo en los modelos de negocio, sino también en la optimización de los recursos.
  • Capacitación del personal. El capital más importante de las empresas es el humano y para tener el mejor equipo, el más capacitado y motivado, es muy importante invertir en formación.
  • Organizar bien el tiempo. En el trabajo el tiempo es oro y lo cierto es que en muchas empresas se pierde mucho en tareas improductivas y reuniones ineficaces. Todo esto se puede evitar con una buena gestión administrativa.
  • Poner en marcha planes de comunicación estratégica. La comunicación es un factor fundamental para poder implementar planes de acción con el fin de: conseguir una buena gestión de la comunicación interna y externa, mejorar el clima laboral, potenciar la imagen de marca (branding), conseguir una buena reputación entre los empleados, colegas, proveedores y clientes reales y potenciales.
  • Prácticar una buena política financiera de la empresa. De esta forma garantizaremos la solvencia de la empresa y podremos hacer frente a imprevistos, así como acometer inversiones sin riegos.

 

En ocasiones, es necesario contratar los servicios de una consultora o asesoría para asegurarnos la mejor gestión administrativa posible y tener en cuenta todos los factores que acaban influyendo en la misma.

 

Post relacionados:

 

 

Gestión empresarial
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE