Cómo preparar cenas rápidas y ricas aunque no se sepa nada de cocina

"cenas-rapidas-y-ricas"
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

La última comida del día suele ser la gran olvidada. La falta de tiempo y el cansancio acumulado de las actividades diarias son algunos factores que hacen que se desatienda. Cambiar esta dinámica y elaborar cenas rápidas y ricas es posible, y lo demostramos. 

Pero antes de ofrecer algunas recetas ligeras y sabrosas, para preparar hoy mismo, es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones a la hora de planificar esta comida.

 

Puntos a tener en cuenta para unas cenas rápidas y ricas

  • Complementar el menú. Se deben escoger los alimentos de la cena según lo que se haya consumido en las otras comidas.
  • Cuidar el descanso. Se deben buscar opciones que sean fáciles de digerir. Una digestión pesada puede impedir dormir. 
  • Optar por postres naturales como la fruta. Son alimentos ligeros.

 

Ingredientes estrella para conseguir unos platos saludables y ricos

  • Verduras y frutas de temporada. Aportan vitaminas, minerales, fibra y agua a la dieta. Se encuentran en su momento óptimo de maduración y se pueden elaborar a la plancha o comerse crudas.
  • El pescado azul. La dieta mediterránea aconseja su consumo una o dos veces por semana debido a que sus grasas tienen propiedades muy similares a las de origen vegetal. Se pueden preparar fácilmente unos filetes de pescado a la plancha.

 

 

  • Verduras de hoja verde. Alegrarán las ensaladas, pues permiten elaborar variadas combinaciones y son saludables. Por ejemplo la lechuga aporta vitamina A, ácido fólico, calcio, potasio, y es rica en agua.
  • Aceite de oliva. Es rico en vitamina E, ácidos grasos monoinsaturados y beta-carotenos.

 

Recetas apetitosas y fáciles para la cena

Las ensaladas son una opción asequible y fácil de elaborar, pero también hay otras alternativas.

Ensalada de verduras de hoja verde con frutos secos. Se pueden añadir frutos secos a muchas mezclas de verduras. Una opción es elaborar una ensalada con escarola, canónicos, nueces y pasas. Es conveniente incorporar los frutos secos una vez se haya agregado el aliño.

Ensalada de verdura de hoja verde con frutos secos y fruta. También se puede añadir fruta y dar otra vuelta más a este clásico. Por ejemplo, manzana, nueces y pasas, junto con brotes de espinaca, hoja de roble roja y escarola lisa, y una vinagreta a nuestra elección.  

Ensalada de frutas y queso fresco. Se eligen las frutas al gusto. Una combinación podría ser un puñado de fresas, con un kiwi y unas rodajas de piña o un melocotón con un puñado de uvas. Se cortan en daditos las frutas y el queso, y se mezclan los ingredientes. En el momento de servir se puede aderezar con unas cucharaditas de yogur natural desnatado batido con una pizca de miel.

Tostas al horno. Se añade a unas rebanadas de pan integral una capa de queso mozzarella rallado, verduras laminadas a elegir (por ejemplo tomate y champiñones), cebolla bien picada y queso emmental rallado. Se introduce en el horno y se retira cuando el queso se haya fundido.

Tortillas variadas. Se puede transformar la clásica tortilla de patata española añadiendo otros ingredientes. Es posible elaborarla con espinacas y cebollas, con espárrago, cebolla y ajo, o con calabacín, pimiento y ajo.

Snack vegetales crudos. Se combina verduras al gusto, por ejemplo zanahorias y apio o zanahorias y pepino. Se pelan y cortan en tiras finas. Se consumen solas o se acompaña con distintas variedades de queso cremoso para untar. 

Rollitos con salmón ahumado. Se puede asociar el salmón ahumado con ingredientes muy variados como aguacate, rúcula o pollo, espolvorear alguna especia, y conseguir rellenos muy apetecibles.

Estas son algunas ideas para disfrutar de lunes a domingo de cenas rápidas y ricas. Perder el miedo a experimentar con nuevos ingredientes en la cocina, ayuda a refrescar los platos con novedosos sabores.

 

Post relacionados:

 

Hogar
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE