Competencias personales para triunfar en el trabajo

competencias personales

Tener éxito en el mercado laboral es cada vez más difícil, tanto en lo que respecta a conseguir un buen trabajo como en ir escalando peldaños una vez se ha conseguido uno. Por lo general, los candidatos a cada puesto están cada vez están mejor formados, por lo que pueden presentar un currículum vitae destacable, con una notable formación académica y a veces también profesional.

Los procesos de selección son, además, muy distintos a los que se utilizaban hace apenas unos pocos años. Hoy en día, el uso de las redes profesionales y sociales como herramientas básicas de selección y valoración de puestos de trabajo o la reputación online de empresas y posibles trabajadores  son conceptos en auge, de importancia creciente a la hora de conseguir un empleo y lograr promocionarse.

 

¿Qué debemos poner en nuestro currículum vitae?    

Todo esto nos tiene que hacer reflexionar y replantearnos, al menos en parte, qué información debemos destacar en nuestro currículum vitae para adaptarlo a las nuevas necesidades de las empresas.

 

 

Por supuesto, nuestra formación académica y nivel de idiomas, así como nuestra experiencia profesional más destacada, siguen siendo aspectos de gran valor a la hora de conseguir un empleo.

Pero ya no es suficiente con eso, sino que debemos incluir las competencias personales.

 

Las competencias personales y su importancia en el trabajo

Las capacidades profesionales para poder ejercer una profesión se adquieren con formación y experiencia tanto académica como laboral, sin embargo, las competencias personales forman parte de nuestra propia personalidad y actitud.

Esta son las que, a nuestro juicio, más valoradas actualmente por las empresas:

  • Capacidad de adaptación. Las empresas y por lo tanto los reclutadores necesitan personas polivalentes y flexibles, capaces de adaptarse rápidamente y sin problemas a otros circuitos de trabajo y asumir nuevas funciones, tareas y responsabilidades.
  • Motivación. Es otra de las competencias personales mejor valoradas, en especial las que son intrínsecas, es decir, ese tipo de motivación que emana de nuestro interior y que nos hace disfrutar de verdad con el trabajo y los retos diarios del mundo laboral.
  • Fidelidad. Muchas empresas temen que, cuando el trabajador esté bien formado y capacitado en su profesión, acabe machándose a la competencia. Por este motivo, valoran en gran medida valores como la lealtad, el compromiso y el sentido de pertenencia a una empresa.
  • Creatividad. No es posible lograr la tan ansiada ventaja frente a la competencia si hacemos las cosas siempre igual. Un plus de originalidad es imprescindible para aportar valor añadido a los productos y servicios Por eso las empresas son conscientes de que tener un empleado creativo es un valor excepcional, de ahí sus esfuerzos para detectar este tipo de competencias en los numerosos currículum vitae que les llegan a diario.

 

Ahora que ya sabes qué competencias personales buscan las empresas, lo que tienes que hacer si te encuentras en búsqueda activa de empleo o quieres buscar otro o promocionar es tratar de potenciar estas actitudes. Sí que es cierto de que en parte son innatas, pero siempre se pueden potenciar y entrenar. Todo es cuestión de motivación y ganas.

Bienestar en la oficina