Conoce el proceso del agua de ósmosis

agua de osmosis
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

La ósmosis u ósmosis inversa es un proceso de tratamiento del agua que permite transformar el agua de la red pública o  agua del grifo en un agua con una calidad muy superior, de sabor muy parecido a la mineral y sin ningún tipo de residuo que pueda ser perjudicial para la salud.

Es un sistema de filtración dividió en 5 etapas diferentes que configuran el procesos. A continuación, vamos a ver un poco mejor cada una de ellas.

 

Las cinco etapas de la ósmosis

1ª Etapa. Filtro de sedimento

Es el primer paso, en el cual el agua procedente de la red pública pasa por un filtro de sedimento de alta calidad, 5 micras de diámetro y fabricado de un tejido de polipropileno. Es un filtro con muchos micro-poros que permite una absorción muy eficaz de las impurezas y partículas.

2ª Etapa. Filtro de carbón activado

Posteriormente, el agua pasa por un filtro de carbón activado, el cual tiene unos poros más grandes que el sedimento, ya que su función es otra: eliminar el cloro, olores y sabores y otros elementos contaminantes orgánicos del agua del grifo.

 

 

 

3ª Etapa. Filtro combinado CTO de carbón activado

En la tercera etapa, el agua pasa por otro tipo de filtro, en esta ocasión fabricado de polvo de carbón activado, siendo muy áspero en su superficie. Este filtro sirve para eliminar restos de pesticidas, partículas de cloro y otras impurezas.

4ª Etapa. Membrana semipermeable

Llegando al final del proceso, concretamente a la penúltima etapa, una membrana semipermeable elimina prácticamente todos los elementos disueltos en el agua del grifo que pudieran perjudicar al organismo: bacterias, herbicidas, fungicidas, nitrato, uranio, metales pesados, etc.

5º Etapa. Post Filtro GAC

Ya en la última etapa, un post filtro que contiene un carbono activado granulado de origen vegetal filtra el agua almacenada en el tanque de reserva, con el fin de garantizar un sabor aún mejor y ausencia de olores.

 

Un sistema con muchísimas ventajas

Los sistemas de ósmosis se usan mucho tanto en el hogar como en fuentes de agua en la oficina por ventajas como:

  • Proporciona un agua de gran calidad, de sabor parecido al agua mineral y sin olores.
  • El agua que finalmente llega al consumidor tiene todas las garantías sanitarias, ya que se consigue la retención prácticamente todos los contaminantes disueltos en el agua.
  • Las fuentes de ósmosis son fáciles de instalar y mantener.
  • Resultan muy económicas, ya que cogen el agua de la red pública.
  • Es un sistema muy respetuoso con el medioambiente y casi no gasta energía.

 

Aqua Eden es una  empresas de referencia en la aplicación de sistemas de ósmosis inversa para oficinas y empresas. Nos encargamos de la instalación y mantenimiento de nuestras fuentes, todas ellas de gran calidad, magnífico diseño  y extraordinaria aceptación entre los clientes.

 

Posts relacionados:

 

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE