Contenedores plásticos: recicla y cuida el medio ambiente

Retención del talento

Desde que se inventó el plástico, la industria ha encontrado una gran cantidad de usos para este material, versátil y muy resistente. Esto significa que el plástico nos rodea, y lo que hace algunos años era un simple material, hoy se ha convertido en un problema de calado para el medio ambiente. Aunque también funciona para proporcionar una solución, como demuestran los contenedores plásticos que hay en nuestras ciudades.

Hablemos de la necesidad de aplicar las 3 R para que nuestro planeta no se vea afectado por el plástico como lo está haciendo.

Haz click y descarga el ebook gratis "Felicidad en el trabajo"

Las 3 R del plástico

El uso del plástico de un modo tan masivo como ocurre en nuestra sociedad ha llevado a implantar acciones conocidas como las 3 R, que no son exclusivas de este material, pero que se aplica al plástico de un modo relativamente fácil. Aunque son bien conocidas, las 3 R del plástico son:

  • Reducir: Limitar al máximo el consumo de plásticos, sobre todo los de un solo uso. Y evitar que este no se trate como debe llegando a los océanos, donde pasarán siglos hasta que desaparezca, si lo hace algún día.
  • Reutilizar: Cuando se ha fabricado algo con plástico, lo mejor es usarlo tantas veces como sea posible antes de desecharlo. Por ejemplo, los contenedores plásticos que se usan para guardar comida, o envases para llevar. Se pueden usar tantas veces como el propio material permita.
  • Reciclar: El plástico debe reciclarse siempre. Hoy es muy complicado, por no decir que imposible, encontrar algo que no esté envasado. Al tratarse de envases que no pueden reutilizarse, terminan en la basura, reciclados o no dependiendo de las costumbres de los usuarios. No obstante, todos estos plásticos deben reciclarse.

Contenedores plásticos amarillos

Los contenedores plásticos de color amarillo están destinados a recoger todo tipo de envases ligeros que han sido utilizados para conservar, proteger o transportar productos. Algunos de los plásticos que deben reciclarse tirándolos a ellos son:

  • Botellas de plástico
  • Tapas y tapones
  • Film para envolver
  • Bolsas de plástico, salvo las de basura convencionales
  • Tarrinas y envases de yogures
  • Bandejas de “corcho blanco”
  • Etc.

Además de esta lista, hay otros residuos que también van en estos contenedores plásticos. Por ejemplo bricks y envases de metal, tapas o tubos de pasta de dientes. En definitiva, materiales que se puedan recuperar y reciclar.

Errores comunes al utilizar contenedores amarillos

Existe una percepción de que en los contenedores plásticos amarillos van todos los objetos que han sido fabricados con plástico, aunque no siempre se pueden reciclar, sino que tienen que tirarse al contenedor de restos:

  • Juguetes, que si aún están en uso se pueden donar
  • Chupetes, biberones y tetinas
  • Menaje de cocina de plástico
  • Moldes de silicona
  • Macetas de plástico
  • Cd’s y DVD’s
  • Cintas de vídeo y cassette
  • Bolígrafos
  • Mecheros

¿Cómo saber qué puede ir al contenedor amarillo?

Hay un modo relativamente simple de conocer si un plástico puede ir al contenedor correspondiente. Cada vez es más habitual encontrar un icono que se parece a un contenedor amarillo, y que indica que se trata de un producto reciclable.

Además, hay un punto verde que tiene dos flechas, con colores registrados. Su función es bastante simple, pero efectiva: nos indica que el fabricante tiene un sistema de gestión de residuos, y paga por el reciclaje de sus productos. Esto garantiza que se trata de una empresa responsable, que se acoge a las directivas que regulan la gestión de los envases.