Cuidado de niños: algunos consejos para evitar accidentes domésticos

cuidado de niños
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

Cuando estamos al cuidado de niños, una de nuestras mayores preocupaciones es cómo evitar los accidentes domésticos, algo desgraciadamente bastante habitual que puede ocasionar desde pequeños sustos o heridas sin importancia, a consecuencias graves con daños permanentes para la salud de los pequeños.

La parte positiva de este asunto que estando alerta y tomando una serie de precauciones es posible reducir en gran medida las posibilidades de sufrir este tipo de percances.

En el presente artículo vamos a repasar los accidentes más corrientes y sus factores de prevención.

 

¿Qué tipo de accidentes domésticos suelen tener los niños?

Lo cierto es que los accidentes dentro de las casas que más suelen sufrir los pequeños no difieren demasiado de los que les ocurren a las personas adultas. Lo que pasa es que los niños, al ser muy movidos y no tener experiencia ni conciencia del peligro, son más susceptibles de sufrir este tipo de percances y que sus consecuencias puedan ser de mayor gravedad.

 

 

Según diversos estudios, los accidentes en el hogar más frecuentes son:

  • Intoxicaciones por alimentos en mal estado o por la ingestión accidental de medicamentos o productos de limpieza.
  • Caídas al mismo nivel o por desnivel: desde los altos de sillas, mesas u otros muebles, por las escaleras, etc.
  • Quemaduras, sobre todo con utensilios o productos relacionados con la cocina.
  • Electrocuciones por manipulación de enchufes y aparatos eléctricos.

 

Consejos para prevenir los accidentes de los niños

Ahora que ya sabemos cuáles son los accidentes más frecuentes, pasamos a dar una serie de consejos fáciles de implantar y de gran eficacia para reducir riesgos o, al menos, minimizar sus consecuencias de los accidentes.

 

Consejos para evitar caídas, heridas y cortes

  • Mantener los espacios libres de obstáculos.
  • Evitar que el suelo esté mojado o resbaladizo.
  • Instalar barandillas de protección en las escaleras.
  • No dejar que los niños se suban a sillas, mesas, escaleras portátiles y otros muebles.
  • No colocar nunca escaleras o muebles por donde los niños puedan trepar al lado de las ventanas.
  •  Mantener objetos como cuchillos, agujas, tijeras, etc., alejados de los niños.

 

Consejos para evitar quemaduras

  • No dejar que los niños jueguen en la cocina o en las zonas de planchar.
  • Extremar precauciones con los utensilios de cocina: poner los mangos de las sartenes y cacerolas siempre hacia dentro y taparlas.
  • No dejar que los niños jueguen con cerillas, mecheros o cualquier otro instrumento que pueda prender fuego.
  • Tener cuidado con la temperatura de los alimentos: probarlos antes para comprobar que no estén demasiado caliente.
  • También hay que comprobar siempre la temperatura del agua antes de darles un baño y vigilar que no manipulen ellos mismos los grifos.

 

Consejos para evitar electrocuciones

  • Tapar los enchufes.
  • No dejar que los niños jueguen con aparatos eléctricos.
  • No tener nunca aparatos eléctricos en el cuarto de baño.
  • No dejar que los niños manipulen aparatos eléctricos estando mojados o descalzos.

 

Consejos para evitar intoxicaciones

  • Mantener los medicamentos y el material de limpieza fuera del alcance de los niños, a ser posibles dentro de armarios cerrados con llave.
  • Respetar las fechas de caducidad de los alimentos.
  • No dejar fuera de la nevera, y menos al alcance de los niños, los alimentos que se estropean fácilmente.

Como ves, se trata de consejos sencillo y de sentido común que pueden evitar  sustos y consecuencias de consideración.

 

Post relacionados:

 

Bienestar en el hogar
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE