Dispensador de agua fría, dos para todos

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

Un dispensador de agua es un dispositivo para agua que se puede encontrar tanto en una oficinas, como en lugares con mucha afluencia de gente, como en hospitales, en escuelas y hasta en los hogares.

Estos dispensadores de agua fría constituyen una alternativa ventajosa a las botellas de agua que se compran para un uso doméstico, y a la vez proporcionan suministros regulares de agua tanto fría como caliente.

Además del agua fría, al ofrecer agua caliente, se convierte en una pieza clave en la preparación de sopas instantáneas y otros alimentos liofilizados que resultan especialmente útiles en las oficinas, para que los empleados puedan comer en el lugar de trabajo y no pierdan tiempo en desplazamientos a la vez que ahorran dinero. Se trata, por lo tanto, de una fórmula económica, sin duda para los trabajadores, pero también para la infraestructura de muchas empresas, ya que elimina la necesidad de contar con cantinas, bares y cafeterías en las oficinas.

En cualquier caso, hay dos tipos fuentes de agua con la opción de funcionar como dispensador de agua fría o caliente: los modelos de botellón y los modelos de filtrado.

El modelo de filtrado corresponde a un dispensador de agua conectado a la red de suministro general que incluye un filtro en su estructura con el fin de garantizar un agua de calidad. Este tipo de dispensador, por lo tanto, proporciona un agua purificada, sin sabor, sin olores, y también libre de microorganismos que podrían resultar nocivos para la salud y el bienestar de los usuarios.

El otro modelo de dispensador de agua, el que dispone de un botellón de agua mineral en su parte superior, requiere la reposición de los depósitos a medida que se van consumiendo, y ofrece un agua mineral embotellada directamente procedente de los manantiales y también con todas las garantías.

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE