Dispensador de agua para oficina, evaluando lo evaluable

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

Si está pensando instalar un dispensador de agua para oficina en su centro de trabajo o recomendar a terceros, es importante conocer con detalle de los aspectos más importantes que deben tenerse en consideración y que, a menudo, marcan la diferencia, sobre todo en cuanto a la composición técnica y el rendimiento de estas máquinas de agua.

Es importante que el dispensador de agua esté confeccionado con materiales que cumplan con los requisitos exigidos para aparatos. Asimismo, hay que evaluar otros aspectos esenciales, tales como la condición higiénica del dispositivo, y su seguridad tanto pasiva como activa.

Hay que comprobar si el dispensador dispone de tanques de agua fría y caliente, y en caso afirmativo, asegurarse también de que están adaptados a las normas de calidad vigentes, como la SS304, y, también si están confeccionados en acero inoxidable alimentario.

En cualquier caso, los tanques de agua caliente y de agua fría deberían cumplir con los tamaños recomendados mínimos, que son de 1,2 litros el de agua caliente y de 3,8 litros el de agua fría. Esos tamaños son incorporaciones que el cliente puede sugerir al fabricante o al agente comercializador.

Asimismo, hay distintas opciones disponibles para instalar el calentador de agua, la fórmula depende del rendimiento real del consumo de agua, así como de las características físicas del entorno en el que se situará el dispensador de agua para oficina, y también del gasto energético estimado que se desea asumir.

En definitiva, es importante asesórese bien sobre todas las condiciones técnicas de la máquina, con el fin de conocer mejor la forma de sacar el máximo rendimiento al dispensador.

Fuentes para oficinas - Agua Eden

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE