Dispensadores de agua, cuando el tamaño sí importa

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

Agua Flickr Creative Commons by Sleep for Days

El mercado de los dispensadores de agua de botellón ofrece varios formatos de recipientes contenedores de agua mineral. Este tipo de dispensador puede clasificarse según las capacidades de agua de sus depósitos, que obedecen al diferente rendimiento o gasto que se haga de cada tipo de dispositivo.

Los dispensadores de agua mineral que funcionan como fuentes de agua en la oficina, casi siempre contienen botellones de 18 o 19 litros, aunque también hay formatos de dispositivos de agua más pequeños, especialmente diseñados para un uso doméstico, en cuyo caso tienen capacidades de unos 11 litros por botella.

Los botellones de los dispensadores de agua son recipientes de plástico contenedores, parecidos a las garrafas portadoras en las que viene el agua y se embotella en fábrica. Se trata de unos recipientes fabricados con PET, un tipo de plástico de uso alimentario, que resulta muy resistente a la tracción, al desgaste, a las acciones mecánicas y a los cambios de temperatura.

En cuanto al consumo, los dispensadores de agua con botellones grandes que se instalan en las oficinas proporcionan una media de 80 vasos de agua, mientras que los formatos pequeños para el hogar, dispensan alrededor de 45 vasos.

En base a estos cálculos, en la oficina, las fuentes de agua de botellón grande en un principio bastan para atender la demanda diaria de un centro de trabajo con quince trabajadores, de forma que no se tenga que reponer el botellón vacío durante la jornada. En el hogar, en cambio, el dispensador de agua doméstico con un único botellón, es suficiente para proporcionar hidratación a una familia de cuatro personas durante dos días enteros como media.

 

 

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE