Dispensadores de agua en orden de trabajo

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

Muchos de los dispensadores de agua que se utilizan como fuentes de agua en los centros de trabajo tienen un problema generalizado: el goteo. A primera vista, podría parecer un problema menor y, sin embargo, gota a gota, se puede perder un caudal de manera imperceptible por la boquilla por la que se dispensa el agua, que en total resulta considerable.

El origen de estas pérdidas de agua suele residir en el uso excesivo de las máquinas de agua para oficinas y también es producto de una aplicación de fuerza inadecuada sobre las paletas utilizadas para abrir y cerrar el paso al caudal de agua.

Hay distintas causas que pueden provocar este goteo, como por ejemplo, una holgura entre las piezas que el uso excesivo ha desajustado, o bien el hecho de no llevar hasta el final del recorrido la pestaña de la paleta o de hacerlo con demasiada fuerza y provocar un efecto rebote que a con el tiempo cause estas fugas.

La mejor soluciona para evitar este goteo es abrir y cerrar la paleta con un movimiento suave, pausado y pautado que permita mantener el control sobre el caudal de agua, con el fin de mantener la funcionalidad del dispositivo con gestos manuales adecuados.

Los dispensadores de agua cuyos mandos de dispensación pasan por muchas manos diferentes cada día tienen más posibilidades de desgastarse con más rapidez y de acabar provocando pérdidas de agua.

En resumen, es importante informar a todos los usuarios de la máquina sobre cómo realizar un uso comedido y racional de esta, y sobre la forma más adecuada de manejar sus mandos y de realizar los gestos más apropiados para accionar la llave del agua, con el fin de garantizar una vida más larga de la máquina de agua.

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE