Dispensadores de agua a mano

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

 

La localización de una fuente de agua en la oficina es uno de los puntos clave para sacarle el máximo rendimiento, por lo que deben tenerse en cuenta distintos factores.

Con el fin de ofrecer la posibilidad de beber agua a los trabajadores de la empresa, la mejor opción lógicamente es ubicar los dispensadores de agua en lugares donde no ofrezcan dificultades al tránsito de los empleados durante su trabajo. Hay que colocarlos, por lo tanto, en sitios donde no bloqueen el paso, pero que a la vez, queden a disposición de los trabajadores en todo momento. Por este motivo, una buena localización podría ser una esquina desocupada junto a las mesas de trabajo, por ejemplo. También es importante instalarlos lejos de fuentes de calor y de las radiaciones solares directas.

Los dispensadores de agua, tanto los que están conectados a la red de abasto público con su sistema de filtrado de agua, como los que cuentan con unos botellones de agua mineral, son dispostivos silenciosos que trabajan de manera autónoma por lo que no emiten ruido alguno que pueda distraer o molestar a los trabajadores.

Por último, los dispensadores de agua deben en espacios donde el aire no esté viciado con moléculas invisibles que porten olores fuertes o mucho polvo al ambiente, ya que el agua es un elemento vital para la salud y el bienestar de los trabajadores y debe llegar al organismo en las condiciones más naturales, es decir, las condiciones originarias ofrecidas por los dispensadores de agua.

En resumen, la mejor localización para los dispensadores de agua en los centros de trabajo debe ser un lugar de fácil acceso, sombreado, y que esté cerca de los trabajadores pero sin dificultar las tareas cotidianas que se desarrollan en la oficina.

 

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE