Dispensadores de agua, presiones las justas

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

Los dispensadores de agua son dispositivos que ofrecen agua tanto en lugares públicos como privados, y que si están conectados a la red de abastecimiento funcionan como fuentes de agua que dispensan agua sin ningún límite de cantidad, además de ofrecerla ya purificada, mediante un sistema de filtros que aplica una tecnología de ósmosis inversa.

Los dispensadores de agua son sistemas calibrados, muy equilibrados y eficaces que trabajan mediante dos sistemas de filtración, uno con membrana semipermeable y otro con filtros de carbón activado, de forma que ambos funcionan de manera conjunta, pero separados entre sí.

Estos dispensadores son unas máquinas muy precisas, ya que trabajan con presiones estables, de forma que el agua fluye por su interior con una presión determinada a través de una primera membrana, una presión de pocos bares que si se descompensa y es inferior o superior a un margen establecido, el dispositivo no funciona en su pleno rendimiento.

El sistema, por lo tanto, se descompensa tanto por exceso como por defecto. Por defecto, el filtrado sería parcial, mientras que por exceso, se comprometería la vida de la membrana y, por consiguiente, también se vería afectada una parte del proceso de purificación del agua.

Los dispensadores proporcionan agua fría, a temperatura ambiente o incluso caliente, según los modelos, y su trabajo depende de las bombas y de la estabilidad con la que se desarrolla la presión sobre las primeras membranas. De esa delicada fuente de agua a presión depende la calidad del agua y, por lo tanto, también su salud y su bienestar.

fuentes de agua, Agua Eden

 

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE