Fuentes de agua fría, la temperatura sí importa

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

Agua Flickr Creative Commons by Miss Rogue

Las fuentes de agua fría son una herramienta casi indispensable para muchas oficina. Se puede considerar una herramienta, porque, además de proporcionar una hidratación natural a los trabajadores, les refresca y reciben una mejor percepción sensorial de esta cuando está refrigerada.

Sin embargo, hay que analizar si es recomendable el uso del agua fría de este tipo de fuentes en una oficina bajo cualquier circunstancia. No siempre es preferible tomar agua fría, ya que en determinados casos es mejor el agua a temperatura ambiente, como ocurre en las siguientes situaciones:

-Actividad digestiva. El agua fría no resulta adecuada si se está haciendo la digestión, ya que el choque térmico del líquido frío prolonga la fase del tratamiento natural de los alimentos en el aparato digestivo, lo que en definitiva alarga el proceso de digestión.

-Temperatura del agua. Las fuentes de agua fría suelen tener unas temperaturas mínimasprogramadas para el agua fría, que es de entre 8 y 12 ºC, aunque en realidad, temperatura ideal recomendada es de unos 16 ºC, sobre todo durante la digestión.

-Sin hielo. No hay que enfriar el caudal de las fuentes de agua fría con hielo si el agua sale a temperatura ambiente. El hielo contribuye a distorsionar la calidad del agua dispensada, que es óptima cuando se trata de agua mineral, ya que el hielo no se elabora con agua de la misma calidad que la del agua mineral procedente de las fuentes.

En definitiva, el agua fría de las fuentes debe utilizarse con prudencia, sobre todo para refrescarse en verano, y si se quiere beber agua fría, hay que analizar los riesgos que supone para la salud y el organismo.

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE