Grifo de osmosis, fuente de agua saludable

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

Agua Flickr Creative Commons by Mara

El grifo de osmosis que contienen de los sistemas de filtrado de agua de ósmosis doméstica, tiene un diseño bastante homogéneo en todos los modelos, de forma que cualquiera de estos grifos de osmosis pueda instalarse en el fregadero de cualquier cocina.

Por esa razón, el grifo de osmosis es alargado hacia arriba y estilizado, y posee las manillas del control de flujo de agua fría y caliente en la parte inferior. Es alargado y curvado en la parte superior, con el fin de dejar espacio para poder colocar calderos y recipientes de cocina grandes justo debajo, y poder llenarlos así con agua purificada y utilizarlos para la alimentación doméstica.

Por otro lado, estos grifos de osmosis se fabrican con metales anticorrosión, por ejemplo, con acero inoxidable y presentan una pátina de níquel o de cromo y níquel para garantizar su durabilidad y su perfecto acabado durante toda su vida útil.

El grifo de osmosis constituye la parte final de un sistema diseñado para convertir el caudal de abasto público, no recomendado para beber, en una auténtica fuente de agua que mejorará la salud y el bienestar de toda la familia de una forma sencilla y casi sin darse cuenta.

El grifo de osmosis inversa representa, por lo tanto, el paso final en el proceso de purificación del agua doméstica, ya que se encuentra al de un recorrido del agua, donde se encuentran unas membranas semipermeables y unos filtros de carbón activado, ambos componentes esenciales del sistema de ósmosis inversa, y ambos también imprescindibles para eliminar las impurezas del agua.

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE