La dinámica de grupo como elemento de cohesión

dinámica de grupo
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

La fortaleza de una empresa se encuentra en el grado de unión que tengan los miembros de esta. Tanto a nivel de competitividad como a la hora de crear un ambiente de trabajo más agradable. Una de las mejores formas de lograrlo es utilizando una dinámica de grupo que contribuya a hacer sentir a todos que forman parte del equipo. Hablemos un poco más de por qué y cómo funciona este recursos.

 

Más allá del yo

En un entorno laboral en el prácticamente todo el mundo desarrolla su labor en solitario, es natural que a menudo haya mucho individualismo. Una situación que ha llevado en ocasiones a que se pierda un factor esencial, que no es otro que la colaboración. Es verdad que se pueden crear proyectos colaborativos y tener contacto con personas de un lugar a otro del mundo gracias a la tecnología. Pero también lo es el hecho de que la dinámica de grupo es fundamental. Se puede decir que los recursos están cambiando, pero la idea con la que se utilizan sigue siendo la misma.

 

La dinámica de grupo une a todo el mundo

No hay ninguna duda de que la dinámica de grupo contribuye a la unión de quienes la practican. De hecho, está más que demostrado que un equipo que ha participado en alguna de ellas se siente más identificado con cualquier proyecto que se le de. Y lo mejor de todo es que en estas dinámicas no hay jerarquías, al menos no las que después tiene la empresa.

 

Ebook gratuito: "Cómo detectar, potenciar y retener el talento empresarial"

 

En una situación así, todo el mundo se siente más libre a la hora de expresarse, comentar sus ideas o mostrar un pensamiento crítico que lleve a desarrollar mejor cualquier trabajo.

 

Un gran papel en el desarrollo de talento

Otro de los factores que potencia este recurso es el talento. En ocasiones el puesto en el que se encuentra un trabajador no es propicio para desarrollar sus capacidades. A veces hay personas que pueden dar mucho más de sí en favor de la empresa, pero que o bien no encuentran el modo de hacerlo o no se les da la oportunidad. Una dinámica de grupo es un campo de pruebas ideal para identificarlo, ya que las ideas fluyen y quien menos se lo espera puede dar con la clave que se necesita.

 

Ejemplos de dinámicas de grupo para unir equipos

La lista de actividades que se pueden usar para crear dinámicas de grupo es casi interminable. Como norma general dependerá de dónde y cuándo se desarrolle, ya que no es lo mismo hacerlo en horas de trabajo que organizar una jornada para despejarse y compartir la experiencia. Veamos un par de ejemplos:

  • Guiar y confiar

Tan sencillo como formar parejas y vendar los ojos de uno de los integrantes. El otro deberá dar indicaciones para que se mueva por un recorrido o realice alguna acción. El objetivo es que quien tiene los ojos vendados confíe en quien le guía.

  • La mochila salvadora

El grupo imaginará que está en un islote en el que de repente aparece una mochila. En su interior hay una serie de artículos, aunque solo pueden quedarse con la mitad. Deberán llegar a un acuerdo para escogerlos y exponer las razones.

Este tipo de dinámicas son fáciles de poner en práctica, pero muy efectivas. Si estás a cargo de un grupo de trabajo deberías tener en cuenta este interesante elemento de cohesión.

 

Post relacionados:

 

 

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE