Los 5 mejores ejercicios de crecimiento personal

crecimiento pesonal
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

Para lograr el crecimiento personal es indispensable que salgamos de esa supuesta sensación de seguridad que nos da el permanecer en nuestra zona de confort pero que, a la larga, nos acaba creando una desagradable sensación de frustración y culpa por estar siendo demasiado conformistas.

Tenemos que intentar crear una versión más ambiciosa, generosa y valiente de nosotros mismos, huyendo de esa actitud temerosa y nada enriquecedora de hacer siempre lo mismo y de la misma forma simplemente porque “siempre lo hemos hecho así”. Este automatismo nos impide progresar adecuadamente.

 

5 ejercicios enfocados en lograr el crecimiento personal

A continuación, te vamos a explicar 5 ejercicios, ideas o reflexiones que te pueden ayudar en tu crecimiento personal.

1) Pierde el miedo a cometer errores

Te proponemos que anotes en una libreta o en tu agenda electrónica cosas, del tipo que sea: en el ámbito laboral, de relaciones personales o de ocio, que te hayas atrevido a intentar aún sabiendo que tenías muchas posibilidades de que no te salieran bien o de equivocarte.

 

 

El reto es probar más cosas de ese estilo cada semana, con el fin de perder el miedo al fracaso, entendiendo que es parte de la vida y que nunca conseguiremos nuestros propósitos sino los intentamos.

2) Aléjate de las personas pesimistas

Reflexiona y piensa en esos conocidos, amigos o compañeros de trabajo que no te convienen porque son siempre negativos, te critican continuamente, tienen muchos prejuicios y son pesimistas. A este tipo de relaciones se les llama tóxicas y no te van a ayudar, sino al contrario, en tu crecimiento personal. Tienes que procurar alejarlos de tu vida.

3) Quiérete a ti mismo

Aprende a valorarte más, a reconocer tus virtudes y no ser tan duros con tus imperfecciones, que es algo que todos tenemos. Para ello, un buen ejercicio es dejar de fijarte tanto en las personas que admiras y empezar a mirarte más en ti mismo, en las cosas buenas que atesoras.

4) Sé organizado y disciplinado

Márcate objetivos concretos, unos más simples a corto y medio plazo y otros más complejos a largo y empéñate en lograrlos. El mejor método es tenerlo todo anotado en una agenda (da igual que sea en papel o electrónica): objetivos concretos, plazos temporales y acciones para lograrlos.

5) Elimina los malos hábitos que frenan tu crecimiento personal

Se trata de reflexionar con el fin de identificar esas costumbres o hábitos que nos impiden enfrentarnos a los problemas o hacerlo de forma inadecuada o ineficaz.

Un posible método es, una vez identificados dichos hábitos, anotarlos en un papel junto a las acciones que vamos a llevar a cabo para sacarlos de nuestra vida. Y una vez conseguido, pasamos al siguiente hábito negativo y vuelta a empezar con el proceso.

 

Recuerda que conseguir cambios en nuestra forma de vida, costumbres y conductas no es fácil: pero con perseverancia, voluntad y paciencia todo es posible.

 

Posts relacionados:

 

Bienestar en la oficina
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE