Surtidor de agua: ventajas e inconvenientes de los distintos formatos

surtidor de agua
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE

Un surtidor o dispensadores de agua es un dispositivo de funcionamiento muy simple especialmente diseñado para proporcionar agua embotellada en la oficina o el hogar de una forma más ágil y cómoda y justo en el momento que se desee.

 

Existen distintos modelos

El funcionamiento de todos los surtidores de agua es muy similar, y básicamente consiste en dos módulos o partes: un bidón de agua colocado en la parte superior y una base de donde pueden salir dos o más surtidores. El bidón con agua natural se sitúa en la parte superior del pedestal, en posición invertida y los usuarios van rellenando los vasos a través de los grifos. Una vez se termina el bidón, basta con sustituirlo con otro lleno, lo cual garantiza disponer de agua de calidad de manera continua y en cualquier momento.

 

 

Según el modelo, encontramos uno o dos surtidores. Lo más habitual es que sean dos: uno que proporciona agua fría y otro para natural o caliente. También existen modelos en diferentes formas y tamaños, siendo más pequeños los destinados a uso doméstico con el fin de adaptarse a las cocinas de los hogares, donde casi nunca sobre espacio.

 

Ventajas de los surtidores de agua

  • Poder disponer de agua mineral con la máxima comodidad.
  • El agua proporcionada es de un sabor excelente y a la temperatura ideal.
  • No hay que acarrear con las pesadas e incómodas garrafas del supermercado.
  • Se ahorra espacio en la despensa y en el frigorífico.
  • No es necesario tener que desplazarse hasta la tienda o el supermercado a comprar las garrafas, puesto que, generalmente, las empresas distribuidoras de dispensadores se encargan de transportar y recargar los bidones hasta su punto de uso.
  • Son económicos, muy fáciles de instalar y prácticamente no necesitan mantenimiento.
  • Ocupan muy poco espacio: un metro cuadrado aproximadamente.
  • Aunque su uso más habitual son las oficinas y otros lugares de trabajo, cada vez son más los hogares que adquieren un dispensador por sus numerosas ventajas y practicidad.
  • Los más pequeños pueden servirse ellos mismos el agua, pues es tan fácil como beber de una fuente.
  • Existen en el mercado una suficiente variedad de diseños, que permiten adaptarse a cualquier espacio del trabajo o el hogar.
  • Permiten una escalabilidad de la cantidad de agua que se puede almacenar, ya que los bidones son de diversos tamaños. Esto posibilita una muy buena adaptación al consumo de cada lugar.
  • Se trata de un aparato totalmente respetuoso con el medio ambiente, puesto que los bidones están fabricados de material transparente, reutilizable y reciclable.

 

En cuanto a inconvenientes, la verdad es que es difícil encontrar alguno: quizás que si son muchas las personas que hacen uso del mismo pueden ser poco prácticos porque hay que reponser los bidones vaciós con basante frecuencia.

 

Posts relacionados:

 

Agua y Café
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE