Una auténtica felicidad líquida en el trabajo

SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE


Business people working in conference roomEs posible afirmar que el agua debería considerarse como la felicidad líquida de la oficina. Y es que según el profesor en Harvard Ben Sahar, especialista en materia de felicidad laboral, la felicidad da lugar a más y mejores negocios, a un mejor ánimo de los trabajadores, a mejores pensamientos, a una mayor creatividad, a una mayor productividad y a unos resultados más brillantes de los trabajadores.

Los trabajadores pasan gran parte del día en su puesto de trabajo, por lo que es importante que se sientan cómodos y a gusto, y que dispongan de todas las medidas necesarias para tener un máximo bienestar y, por lo tanto, para sentirse felices.

La importancia del agua para la salud general es globalmente conocida, pero aun así, muchas personas no beben suficiente agua. Los resultados de varios estudios científicos muestran que los trabajadores que tienen acceso a una fuente de agua incrementan significativamente su consumo, y como resultado, mejoran en gran medida su salud.

Así, disponer de agua en las oficinas o empresas ofrece a los trabajadores una oportunidad única para cuidarse y mantenerse sanos en todo momento, lo que por consiguiente ayuda a energizar todo el engranaje que las hace funcionar y a aumentar su salud y su bienestar, lo que evidentemente repercute en la felicidad de los trabajadores, y de la propia oficina o empresa.

Queda claro que salud es, sin duda, uno de los puntos clave para aumentar el grado de felicidad de los trabajadores. Pero además, compartir un vaso de agua cerca de la fuente o de la máquina de agua constituye también la oportunidad de relacionarse con los demás trabajadores e incluso, de confraternizar con los compañeros de otros departamentos, un sencillo acto que, aunque no lo parezca, ayuda a mejorar también el ambiente de trabajo. De esta forma, algo tan sencillo como instalar una fuente de agua en el lugar de trabajo, mejora el estado de ánimo de los trabajadores y, por consiguiente, constituye una mejora del bienestar general.

Por lo tanto, tener a mano una fuente o una máquina de agua en la oficina es una forma fácil y sencilla de invertir directamente en la felicidad de la oficina, ya que se ha comprobado que disponer de un surtidor de agua tanto para los empelados como para las visitas no solo aumenta el bienestar en el entorno laboral, sino que también mejora la productividad de los trabajadores y la hospitalidad en el trabajo. La mejora de estos tres factores, bienestar, productividad y hospitalidad, aumentan sin duda el grado de felicidad en el trabajo.

Post relacionados:


Bienestar en la oficina
SHARE SHARE SHARE SHARE SHARE