¿En qué consisten los desayunos saludables?

Escrito en Bienestar en el hogar el por .

desayunos saludables

Aunque todos sabemos que el desayuno es, probablemente, la comida más importante de todo el día, son muchas las personas que la descuidan, la hacen de forma claramente insuficiente o, directamente, ni siquiera desayunan.

Tomarse un simple café con prisas y, como mucho, una galleta deprisa y corriendo no es hacer un buen desayuno. Si seguimos con estas pautas de alimentación, nos sentiremos decaídos y sin fuerza a media mañana y no conseguiremos rendir a nuestro máximo de potencial ni en el trabajo ni en los estudios. También podemos sentirnos mal y tener un ansia por comer compulsivamente al mediodía. Y eso no es todo, es posible que, a largo plazo, estas pautas de alimentación desequilibradas nos pasen factura en forma de sobrepeso o con alguna problema de salud aún más importante.

 

 

El desayuno es fundamental para llevar una alimentación sana, suficientemente equilibrada, así como para mantener el peso corporal dentro de la normalidad.

desayunos saludables

La importancia del desayuno

Si necesitas más argumentos favorables a desayunar en condiciones idóneas todos los días, ahí los tienes:

  • Desayunar mal provoca que no tengamos el suficiente nivel de glucosa, lo que afecta a nuestra concentración, capacidad intelectual y también a nuestro estado de ánimo.
  • A la hora de desayunar, nuestro organismo ya lleva unas 8 horas, y puede que más, sin consumir ningún alimento ni bebida (el tiempo que pasamos durmiendo). En estas circunstancias, ya se pueden producir síntomas de deshidratación que, aunque ligeros, pueden llegar a provocarnos malestar y disfunciones físicas o intelectuales.
  • A través del desayuno ingerimos nutrientes, vitaminas y minerales muy importantes para el correcto funcionamiento nuestro organismo.
  • Está demostrado que los niños y niñas que no desayunan bien no rinden adecuadamente en el colegio.

 

Las principales reglas de un buen desayuno

  1. Tomar carbohidratos. Hay que empezar el día a tope de energía y los carbohidratos nos la aportan de sobra. Dentro de los carbohidratos, unos de los más sanos y que mejor sientan en el desayuno son los cereales integrales: avena, quinoa, pan integral…
  2. Aportar proteínas de alimentos ligeros. Aunque en algunos países es costumbre desayunar desayunar huevos, baicon y hasta salchichas a primera hora de la mañana, lo cierto es que (sobre todo si no se está acostumbrado) este tipo de alimentos pueden sentar demasiado pesados y son difíciles de digerir. Aunque es importante tomar algo de proteínas en el desayuno, estas pueden consumirse a través de alimentos mucho más livianos, como los frutos secos.
  3. Es mejor no combinar dulce con salado. Aunque se puede hacer, no es recomendable este tipo de mezclas, puesto que nos pueden resultar indigestas y provocarnos una sensación de malestar durante el resto del día.
  4. Desayunar con tranquilidad. No es importante únicamente lo que se como sino también cómo se come. En ocasiones, debido a las prisas propias de la mañana tomamos el desayuno de pie, muy rápido, sin masticar bien y, algo muy importante, sin saborear ni disfrutar adecuadamente esta comida tan importante. Tenemos que procurar hacer lo contrario: sentarnos tranquilamente mientras escuchamos las noticias y hasta un poco de música. Esto nos ayudará a relajarnos, así como afrontar los retos diarios de la mejor forma posible.

Espero que este articulo te ayude a planificar mejor tu desayuno y te convenza, sino lo estás aún, de su gran importancia en nuestra alimentación y salud.

 

Post relacionados:

 

CTA - Cenas Sanas 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *