La importancia de las personas en las organizaciones

Escrito en Talento el por .

Las empresas, compañías y organizaciones en general poseen un elemento común: todas están integradas por personas que constituyen su equipo humano y profesional. Los medios técnicos, informáticos y las infraestructuras son importantes, pero en definitiva son las personas las que llevan a cabo los avances, los logros y los errores de las empresas para las que trabajan. Son ellas las que, en última instancia, tienen que tomar las decisiones, lo que las convierte en responsables de la buena o mala marcha de la empresa.

importancia de las personas en las organizaciones

Por lo tanto, no es exagerado afirmar que el bien más apreciado de las empresas es el talento de las personas. Y el contexto actual, globalizado a nivel de economía, finanzas, mercado y tremendamente competitivo no ha hecho más que reforzar el valor de las personas, convirtiéndolas en el elemento que, a la hora de la verdad, marca las diferencias.

La evolución del papel de las personas en las empresas

El papel de las personas en la organización empresarial ha evolucionado mucho. Durante el siglo XIX y principios del XX los empleados eran consideradas únicamente como mano de obra que realizaba un trabajo mecánico, sin valor añadido y fácilmente reemplazable.

Posteriormente, fue apareciendo un nuevo concepto de Recursos Humanos (RRHH), que consideraba al individuo como un recurso importante, que debía gestionarse y organizarse correctamente para ayudar a la buena marcha de la empresa.

Actualmente, se ha dado un paso más, la mayoría de empresas son conscientes de que para ser exitosas y situarse por delante de la competencia deben seleccionar lo mejor posible su equipo profesional, motivarlo y potenciar su talento, tratando de que los profesionales se encuentren satisfechos y con un buen nivel de bienestar.

 

 

La gestión del potencial humano

Las organizaciones son más efectivas si gestionan su capital humano con un carácter estratégico, con el objeto de incrementar su valor y eficiencia y lograr su misión a través del desarrollo de las personas y su alineamiento alrededor de valores y una visión compartida y conjunta. En línea con esta estrategia algunos de los objetivos que actualmente se plantean las empresas a través de la Dirección de RRHH son:

  • Lograr un mayor compromiso en el trabajo
  • Mantener y elevar la satisfacción de los trabajadores.
  • Crear líderes de personas
  • Ayudar a crear equipos de trabajo efectivos y rentables.
  • Maximizar el desempeño mediante un optimización de la aportación de las personas.
  • Detectar, potenciar y retener el talento.

Para lograrlo se pueden llevar a cabo diversas técnicas dentro de las empresas, entre las que destacan:

  • Evaluación de desempeño.
  • Planes de formación adecuados.
  • Implantación de sistemas de mejora continua y optimización de procesos.
  • Puesta en marcha de sistemas de gestión de calidad como normas ISO o modelos de excelencia.
  • Planes de incentivo y motivación de los profesionales.
  • Acciones para mejorar el ambiente laboral.
  • Planes de promoción de la salud laboral y disminución de riesgos en el trabajo.

Todas estas acciones contribuyen a lograr una mayor satisfacción y motivación de las personas, lo cual reporta beneficios a las organizaciones como una mayor eficacia y eficiencia en los procesos. reducir costos o aumentar la rentabilidad y productividad empresarial.

 

Post relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *